Marwan, poeta y cantautor, guitarra en mano
Marwan, poeta y cantautor, guitarra en mano - JOSÉ RAMÓN LADRA

La poesía cotiza al alza en el mercado editorial

Marwan, al que se rifan las grandes editoriales, encabeza una nueva generación que arrasa

Actualizado:

Cuando hace más de tres años Marwan publicó «La triste historia de tu cuerpo sobre el mío» (Origami), su primer poemario, ya era conocido en los escenarios de España y Latinoamérica. Su faceta de cantautor no eclipsó, sin embargo, su aura de poeta. Es más, la multiplicó. Durante el primer año y medio, la obra vendió 2.000 ejemplares. Con ese camino ya recorrido y ante la deficiente distribución, Marwan decidió poner en marcha Noviembre Poesía, su propia editorial, en la que publicó el poemario. El resultado fue más que satisfactorio: «La triste historia de tu cuerpo sobre el mío» lleva vendidos más de 21.000 ejemplares (estos días llegará a las librerías la undécima edición) y ocupa los primeros puestos en Nielsen desde hace un año.

Entretanto, Marwan ha seguido ofreciendo conciertos y recitales (en Libertad, Galileo y Aleatorio, fundamentalmente), ha publicado un libro-disco («Apuntes sobre mi paso por el invierno») y se ha convertido en el objeto de deseo de las grandes editoriales. Con agente desde principios de año (María Lynch, que gestiona también los derechos de Juan José Millás y Javier Marías), el poeta empezó a recibir ofertas el pasado verano y, finalmente, se ha decidido por Planeta, donde el 19 de mayo (pocos días antes de que comience la Feria del Libro) aparecerá el poemario «Todos mis futuros son contigo».

Pese al acuerdo alcanzado con el gigante editorial, los grandes sellos siguen llamando a la puerta de Marwan, al que han ofrecido escribir una novela. Aunque la empezó y se lo estaba pasando «muy bien escribiendo», de momento prefiere esperar y ver cómo funciona el poemario en Planeta. «Estoy contento con mi editorial, pero yo no tengo medios para llegar a Latinoamérica. Voy a tener mucha menor ganancia, pero más difusión. En mi vida, como músico y escritor, he llegado al límite de la independencia», confiesa en conversación telefónica.

Lo dice quien se ha convertido en el máximo exponente de una nueva generación de poetas, empática, directa, visceral, surgida al amparo de las redes sociales y que arrasa en el mercado. Gracias a editoriales como la mencionada Noviembre Poesía, Frida, Ya lo dijo Casimiro Parker o Valparaíso hemos conocido la poesía de Luis Ramiro, Rafa Pons y Diego Ojeda (todos cantautores), Rayden (también rapero), Carlos Salem, Escandar Algeet, Irene X, Elvira Sastre, Cristina Núñez, Rafael Romero o Carlos Miguel Cortés. Este último es, de hecho, el último fenómeno del grupo: «Intranerso» (Noviembre Poesía) ha vendido más de 7.000 ejemplares desde su publicación el pasado 20 de noviembre.

El reparto del pastel

Cortés confiesa a este diario que ya ha recibido una «oferta interesante» de una de las grandes, pero no suele «pensar estas cosas a largo plazo». «Las grandes editoriales empiezan a oler lo que está pasando. No puede ser que Planeta no tuviera colección de poesía. Hay autores que han llegado y se lo han recordado», explica. ¿Y qué tiene esa poesía de atractivo para los lectores? «La gente joven (su principal público) se siente identificada. De ahí que empiecen a leer a los clásicos, que escriben bastante mejor que nosotros. Estamos haciendo que la gente se interese por un género que estaba muerto».

Si bien Cortés empezó a escribir una novela pero la ha aparcado, Elvira Sastre ha dado, en cambio, el gran salto: hace apenas unos días firmó con Destino y su primera novela aparecerá en 2016. «No le doy importancia al nombre de una editorial, pero no quería dejar pasar la oportunidad», asegura la joven autora.

Ante esta poética revolución, la nota reflexiva la pone Carlos Miguel Cortés: «A nosotros nos ha ido bien sin las grandes editoriales. Ahora que quieren parte del pastel, te preguntas: ¿merece la pena?». La respuesta, como siempre, la tienen los lectores.