Cultura - Libros

La portada de la nueva Spider-Woman, acusada de sexista

A pocos meses del regreso de la Mujer Araña, se desata la polémica por la sensual portada del primer número

Spider-Woman, dibujo de Milo Manara
Spider-Woman, dibujo de Milo Manara
abc.es - Actualizado: Guardado en: Cultura Libros

El verano no deja de sorprender con un torrente informativo de superhéroes que todavía reserva algunas sorpresas. La portada de la nueva Spider-Woman, creada por el italiano Milo Manara para la serie «Women of Marvel» que apadrina el gigante de la viñeta, ha sido acusada de sexista dada la sensual y polémica pose de la superheroína.

Algunas asociaciones feministas y sitios web han comenzado a hacer ruido en la red para denunciar una imagen que, consideran, retrata a la mujer «como un simple objeto sexual». Interrogada por «The Guardian», la crítica y bloguera Laura Sneddon ha descrito la controvertida portada como un «ejemplo primario de por qué el mundo sigue pensando que los cómics para superhéroes son exclusivamente ideados para hombres».

Milo Manara, conocido por su estilo erótico, ha presentado en sociedad a la superheroína con una pose sugerente y un ceñido conjunto. Una propuesta que ha defendido el vicepresidente de Marvel, Tom Brevoort: «Es una obra de arte porque presenta la belleza sensual de las formas femeninas», ha asegurado. Por su parte, el guionista del tebeo, Dennis Hopeless, ha optado por una vía más diplomática. «Podemos prometer que no tenemos ninguna intención de sexualizar los personajes de nuestras historias», ha confirmado en su cuenta de twitter ante las acometidas de los fans.

Feminismo de viñeta

Como su competidora, DC, Marvel participa desde hace un tiempo en la fiebre representativa por un tercer cómic, próximo a minorías y grupos sociales típicamente castigados por los cánones normativos. Una mujer-araña sólo es otro embate en una batalla que, con gran revuelo, ya invirtió el sexo del nórdico (y antaño varonil) Thor.

La crítica oficial y oficiosa ha reconocido el esfuerzo de los gigantes del cómic por ampliar el espectro social de sus personajes y, en este caso, vencer barreras como el tradicional monopolio masculino del rol protagonista. Ahora, voces como la de Sneddon recuerdan que el viraje debe afectar a la viñeta pero también, recalcan, a las plumas que le dan sentido.

Toda la actualidad en portada

comentarios