Constantino Bértolo: «Los premios literarios son una forma de corrupción»
Constantino Bértolo, en Sevilla - EFE

Constantino Bértolo: «Los premios literarios son una forma de corrupción»

El editor de Caballo de Troya cree que la crítica «se ha adaptado al papel de mero acompañante del marketing editorial: «Hoy un editor que lee es un fracasado»

Actualizado:

El editor Constantino Bértolo, que cumple diez años al frente del minoritario sello Caballo de Troya, perteneciente al grupo Penguin Random House, dice que «los premios literarios son una de las formas de corrupción más claras de este país. Sorprende que los autores que han participado en ese tinglado de los premios se rasguen luego las vestiduras hablando de la corrupción de los demás; yo no los disculpo, aunque entiendo que es difícil llevar a cabo la carrera de un escritor de una manera digna, incluso en lo económico, sin entrar en ese juego». El editor matiza que no quiere decir que «todos los premios estén amañados; pero cuando hablamos de premios sabemos de qué premios hablamos».

Bértolo, que ha intervenido en la Universidad de Sevilla en un encuentro sobre la crítica literaria actual, ha dicho que «la crítica se ha adaptado al papel de mero acompañante del marketing editorial; es como una publicidad que busca cierto crédito y que difícilmente lo encuentra», y ha ironizado diciendo que, si habla así, es porque, a sus 67 años, su vida laboral está acabando.

«Pertenezco a una época en la que los editores leían; hoy un editor que lee es un fracasado; si para publicar algo tienes que leerlo antes, mala cosa», añade Bértolo, por cuyas manos pasan unos 500 manuscritos de narrativa al año, de los que sólo publica una media de ocho anuales.

Sobre que un gran grupo editorial mantenga en su seno un sello como Caballo de Troya, afirma que tiene un sentido, primero porque «el capital vende lo que sea» y, segundo, porque «las editoriales independientes o pobres exploran para las grandes» y lo que él hace es «trabajo de cantera». ¿Qué ha de tener un libro para que lo publique? «Uno siempre tiene en la cabeza el libro que busca; que se enfrente al código dominante, que ofrezca un ángulo inesperado; que no sea experimental pero sí osado, teniendo en cuenta que la osadía puede consistir en plantear una novela muy tradicional; que sea una literatura con capacidad para reflejar un espacio y un tiempo».