Carlos Fuentes, «destacado escritor comunista», veinte años en la mira del FBI

Carlos Fuentes, «destacado escritor comunista», veinte años en la mira del FBI

Actualizado:

El FBI y el Departamento de Estado vigilaron los pasos del escritor mexicano Carlos Fuentes durante dos décadas, y pusieron trabas para la concesión de visados que le permitieran entrar a Estados Unidos. Según documentos hechos públicos por la Oficina de Investigación Federal, la agencia calificaba a Fuentes como un «destacado escritor mexicano comunista» con «una larga historia de relaciones subversivas». Aunque le negaron la visa por lo menos dos veces, en 1962 y 1969, Fuentes sí visitó Estados Unidos durante ese tiempo, aunque con permisos de estancia por períodos cortos.

En la documentación interna, ahora puesta a la luz, se indica que el escritor no reunía los requisitos para recibir la visa estadounidense, por haber sido miembro del Partido Comunista mexicano. Fuentes defendió la revolución castrista en Cuba y la sandinista en Nicaragua, además de ser muy crítico con la política de Estados Unidos hacia Latinoamérica.

Desde 1962

Los primeros informes datan de 1962, a propósito de una invitación que recibió Fuentes para participar en un debate televisado con el entonces subsecretario de Estado, Richard Goodwin, sobre la política estadounidense hacia la región. Un cable diplomático reconocía que hay «instrucciones de Washington para retrasar (la respuesta) si presenta la solicitud (de visa) y esperar más instrucciones».

En 1970, cuando el autor mexicano enseñaba Literatura en las universidades de Nueva York y Columbia, el FBI se pronunció por contactar a informantes para conocer cualquier «información pertinente sobre las actividades del sujeto». Sin embargo, también se recomendaba no realizar investigaciones activas por la atención mediática que había recibido la denegación de visados. «Debido a la importancia de Fuentes como escritor, la publicidad que han recibido las negativas de visa previas y su relación con dos universidades de Nueva York, no es deseable una investigación activa en este momento».

Incluso en 1985 aún se consideraba que el escritor no cumplía los requisitos para entrar al país por haber sido miembro de una organización prohibida, en aparente referencia al Partido Comunista, pero se recomendó concederle el permiso para viajar a Harvard pues se trata de un «destacado autor mexicano del siglo XX».

Hijo de diplomático, Fuentes pasó parte de su infancia en Estados Unidos, donde llegó a ser catedrático de varias universidades.