Libros

«Se sabe mucho de los campos nazis pero no se quiere recordar el gulag»

Día 19/03/2013 - 11.17h
Temas relacionados

Monika Zgustova novela en «La noche de Valia» los testimonios de las mujeres en el gulag soviético

“La noche de Valia” (Destino/Proa) comenzó a escribirse el otoño de 2008 en Moscú. Monika Zgustova lleva investigando desde hace años sobre las mujeres del gulag. Las informaciones de Vitali Shentalinski le condujeron hasta los archivos del Memorial concentracionario; con la ayuda de un expreso del gulag, contactó con varias supervivientes: Elena, Susana, Valentina… Minusválidas por las secuelas del cautiverio siberiano, las expresas “forman un pequeño mundo en el que comparten una experiencia que marcó sus vidas”.

Tras un accidentado viaje en metro y ferrocarril, Zgustova localizó en el pueblo Shcherbinka a Valentina Grigórievna Íeleva: “Prácticamente impedida por la malnutrición y el frío intenso de los años de prisión, ni el dolor físico ni al edad conseguían apagar la enorme seducción y fuerza de su relato” recuerda. Después de preparar un te, Valentina le mostró fotos del amor de su vida, un soldado americano llamado Bill con el que tuvo una hija. “Llámeme Valia y escriba sobre mi vida, reina. Y sobre mi amor. Nos vimos poco y sin embargo pasamos medio siglo locamente enamorados…”.

En ese medio siglo de penalidades transcurre “La noche de Valia”, testimonio novelado de esa mujer que en 1945 fue detenida por la NKVD y deportada al gulag acusada espionaje a favor de los americanos. Una noche, aclara Zgustova, “que concentra las vivencias de Valia y de las otras expresas con las que hablé”.

Destinada a Salejard, ciudad del norte donde iban a parar los convictos en la época zarista y que Dostoievski describió en “Recuerdos de la casa de los muertos”, Valia constató que los campos estalinistas eran infinitamente peores que los del Zar: “Se sabe mucho de los lagers nazis", corrobora Zgustova, “pero no se quiere recordar el gulag”.

Otra de las trampas retóricas es limitar el exterminio soviético al estalinismo: “El gulag siguió tras la muerte de Stalin con Krushev y algunas de sus prácticas se mantienen con Putin, añade la escritora checa, que lamenta el olvido de la obra de Solzhenitsin: “En Rusia lo ignoran y en Occidente también… porque no es un escritor de izquierdas”. Después de “La noche de Valia”, Zgustova publicará su investigación sobre las mujeres del gulag.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Buscador de eventos
Búsqueda sencilla
Lo último...

abc.esloff.it

lo bello,
lo útil.

Descubre esto y más en loff.it »

Hoy en TV

Programación Televisión

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.