Cultura - Eurovisión

Isaiah Firebrace representará a Australia en Eurovisión 2017

El ganador de la última edición de «X Factor» interpretará en Kiev la canción «Don’t come easy»

Isaiah Firebrace representará a Australia en Eurovisión 2017

Isaiah Firebrace representará a Australia en Eurovisión 2017. El cantante, de sólo 17 años, fue el ganador del último «X Factor» de su país e interpretará en Kiev la canción «Don't come easy». El tema es una emotiva balada que explota su calidad vocal y su habilidad única de contagiar el deseo de luchar por nuestros sueños incluso en momentos difíciles. Para él, por ejemplo, Eurovisión era uno de sus grandes objetivos en su incipiente carrera musical.

«Estoy muy orgulloso de representar a Australia en Eurovisión. A pesar de que ha sido siempre un sueño para mí, nunca pensé que llegaría a ser real. Ser capaz de compartir esta noticia con mi familia y amigos es increíble. Voy a hacer que Australia se sienta orgullosa de mí», señaló el cantante tras hacerse oficial su candidatura. Pese a su juventud, Isaiah ya ha cruzado fronteras. «It's Gotta Be You», su primer single tras el concurso, ha sido un éxito en distintos países como Suecia, Dinamarca, Noruega, Suecia, Canadá y Estados Unidos.

«Isaiah es un joven artista que encarna maravillosamente el espíritu australiano con su pasión, trabajo duro y humildad, por no mencionar el inmenso talento a sus sólo 17 años. Estamos orgullosos de que él represente a nuestro país, y no podemos esperar a verlo brillar en Kiev», señala por su parte Michael Ebeid, director gerente de la televisión pública australiana.

¿Por qué participa Australia?

Australia debutó en Eurovisión hace dos años con motivo del 60 aniversario del concurso. Sin embargo, la «gran aceptación» de su participación en el festival europeo ha llevado a la Unión Europea de Radiodifusión, ente organizadora del certamen, a invitarlo de nuevo en las dos siguientes ediciones. Guy Sebastian («Tonight again») abrió el camino con un meritorio quinto puesto en Viena 2015 y Dami Im («Sound of silence») rozó la victoria el año pasado al quedar segunda, por detrás de Ucrania, y ser la favorita del jurado.

Si Isaiah gana, el festival de 2018 se celebrará en un país europeo y la televisión australiana tendrá que asumir la mitad de los gastos. Para ello, el representante tendrá que superar la criba de las semifinales y vencer a los otros 42 países que han confirmado su participación en Kiev 2017. La gran final tendrá lugar el próximo 13 de mayo.

Toda la actualidad en portada

comentarios