Actuación España Eurovision 2017 Así ha sido la actuación de Manel Navarro en Eurovisión 2017: un gallo y algunos abucheos

El representante español ha dedicado guiños cómplices al público mientras interpretaba "Do it for your lover", aunque deslució el gallo en el agudo principal de la canción

Manel Navarro, durante su actuación en la final de Eurovisión 2017
Manel Navarro, durante su actuación en la final de Eurovisión 2017 - EFE
JAVIER ESCARTÍN Enviado Especial A Kiev (Ucrania) - Actualizado: Guardado en: Cultura Eurovision

Manel Navarro no ha tenido fortuna durante su actuación en la gran final del festival de Eurovisión, que se ha celebrado esta noche en Kiev (Ucrania) El artista español, visiblemente nervioso, ha desafinado en el agudo principal de la canción y algunos fans dentro del estadio han pitado al cantante durante su actuación.

El español ha quedado finalmente último con solo cinco puntos otorgados por el televoto portugués. Es el quinto farolillo rojo para España después de los de Víctor Balaguer en 1962, Conchita Bautista en 1965, Remedios Amaya en 1983 y Lydia en 1999.

Vestido con pantalones semipitillo, zapatillas deportivas y camisa hawaiana a medio desabrochar con palmeras y motivos florales, el representante español ha podido cumplir el sueño de cantar su "Do it for your lover" ante los más de doscientos millones de espectadores que siguen cada año el famoso certamen musical. Sin embargo, el resultado no era el que mejor cabía esperar.

El candidato español ha estado acompañado en el escenario por una banda formada por tres de sus mejores amigos: Edgar Regincos, al bajo; Marc Monserrat, a la batería; y Pol Niubo, con la guitarra. Álex González y Alejandro de los Santos han hecho los coros al artista en una parte escondida del escenario. La actuación ha arrancado precisamente con Manel y su banda de espaldas a la cámara en un plano que nos invitaba a contemplar la Tierra desde el espacio. España permanecía en el centro de la imagen junto a unas palmeras silueteadas que anticipaba el caracter veraniego de la propuesta. Después, la luz ha evolucionado de los azules fríos del universo a los tonos dorados del amanecer. En ese momento, el escenario ha recibido una explosión de alegría con la proyección de imágenes animadas de sol y playa. Los elementos surferos también han sido muy protagonistas, con Manel y su banda 'surfeando' sobre las olas en un curioso juego óptico gracias a las proyecciones en el suelo del escenario. La puesta en escena ha sido obra del belga Hans Paneckoucke, que ha querido trasladar al público a una playa de Barcelona en la que un grupo de amigos cantan y surfean bañados por el sol de amanecer.

El representante español ha lanzado continuos guiños y gestos cómplices al público, siendo pícaro en ocasiones y hasta sacando la lengua. Sin embargo, todo ha quedado deslucido cuando, en el agudo principal, Manel ha desafinado notablemente y un terrible gallo ha empañado su actuación.

De esta manera, el artista ha puesto punto final a una candidatura lastrada desde un principio por las acusaciones de amaño durante la elección del candidato español en la gala emitida por TVE el pasado mes de febrero. Fruto de esa oleada de denuncias, acusaciones y sospechas de fraude, el bagaje y apoyo hacia el artista catalán se han visto sensiblemente afectados durante estas últimas semanas, convirtiéndose probablemente en el cantante español menos respaldado en muchos años. Fruto de esa situación, varios fans españoles abuchearon al artista durante su actuación. Algo que no recogió el sonido ambiente de la transmisión pero que sí pudo escucharse dentro del estadio.

Tras la final, el artista ha comparecido ante los medios españoles para expresar su tristeza por el resultado cosechado en la final del festival de Eurovisión. El artista catalán ha sido último en dicha gala con sólo cinco puntos del televoto, el quinto farolillo rojo de España en la historia eurovisiva. "No me voy triste a casa, aunque es verdad que no me esperaba quedar último y el momento de la green room ha sido duro", ha reconocido ante la prensa un Manel que no ha querido hacer autocrítica de su paso por Eurovisión. «Hemos hecho un trabajo muy bueno. Ha sido una experiencia que voy a recordar siempre para bien. Tal vez la canción no ha gustado y no era eurovisiva. Pero autocrítica, ninguna».

Toda la actualidad en portada

comentarios