Última Hora Localizan el cadáver del menor que se lanzó en colchoneta al río Cabriel

DARÁN QUE HABLAR

Xoan Viqueira: «A veces resuelvo dudas sobre una ilustración pidiendo consejo a mis seguidores en redes»

«Mi aportación al diseño es dar visibilidad a situaciones cotidianas que hasta ahora el arte se resistía a difundir». Así define su trabajo el ilustrador Xoan Viqueira, dueño de un imaginario (y una pequeña tienda en Madrid), que «Darán que hablar»

«Selfie» de Xoan Viqueira en su tienda para «Darán que Hablar» - X. V.
Ilustraciones de Viqueira aplicadas al calzado - X. V.
Algunas de las ilustraciones de este artista - X. V.
Viqueira, entre sus tazas y sus platos - X. V.
«Paradise», la serie favorita de Xoan Viqueira - X. V.
Algunas de las zapatillas diseñadas por el autor - X. V.
Los animales, motivo de inspiración de Viqueira - X. V.
Viqueira, con una de sus tazas - J. S.

Nombre completo: Xoan Viqueira Ramos. Lugar y fecha de nacimiento: Valencia, 10 de enero de 1979. Residencia actual: Madrid. Estudios: Perito técnico cerámico y Dirección de arte Ocupación actual: Ilustrador.

Qué le interesa. A través de mis ilustraciones intento mostrar los diferentes tipos de amor que existen. Hasta ahora la representación del mismo era una pareja heterosexual. Pero existen otros tipos de pareja y de familia muy poco representados en el arte. Otra de mis grandes pasiones son los animales. Gandhi lo dejó muy claro: «Un país, una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales». Respecto a las investigaciones en las que centro mi trabajo como artista, estas están enfocadas a aplicar el diseño digital a soportes tradicionales, ya sea la cerámica, los tejidos…

De dónde viene. En poco más de dos años he celebrado diversas exposiciones. La mayoría en los circuitos artísticos de mi tierra, en Valencia, pero recientemente he despertado el interés de lugares donde jamás creí que podía llegar mi obra: hoteles de grandes capitales y, desde hace un mes, en la tienda del Museo Pompidou de París. También en la Universidad de Standford, en Madrid, mis ilustraciones cuelgan de una de sus paredes por donde pasan muchos estudiantes de muchas nacionalidades diferentes.

Supo que se dedicaría al arte o la ilustración desde el mismo momento mismo en que… Colgué la bata blanca de un laboratorio químico donde estuve trabajando más de trece años. Crecí en un entorno de artistas (mi padre es escultor, ceramista y pintor) y dibujar siempre fue una de mis aficiones más recurrentes. Mientras otros soñaban con ser bomberos o astronautas yo trataba de expresarme con mis ilustraciones.

«Mi proyecto estrella son las alpargatas que llevan mis ilustraciones. He conseguido vestir los pies con color y estilo. Un calzado cómodo y fresco, que, a mi parecer, necesitaba una revisión»
Abandoné mi ciudad y me vine por amor a Madrid, en donde también decidí apostar por el diseño gráfico. Acabados los estudios, las ofertas para realizar prácticas con 35 años eran poco atractivas y es cuando decidí sacar del armario mis ilustraciones.

¿Qué es lo más extraño que ha tenido que hacer en el mundo del arte o la ilustración para «sobrevivir»? Lo más raro fue un encargo de un cliente norteamericano. Me pidió que plasmara en una vajilla las 65 posturas sexuales que recoge el «Kamasutra». La única condición: en todas las ilustraciones debían aparecer dos hombres. Imagínate como se debió quedar su madre cuando la invitó a comer ;)

También me ha ayudado a sobrevivir el «merchandaising» ligado a la ciudad de Madrid. Mi tienda está en el barrio de Chueca de Madrid (C/ Gravina, 22) por donde pasan cientos de turistas. Un imán o una taza ocupa poco en una maleta.

Su yo virtual. Mi gran escaparate es Instagram. A través de esta red social puedo mostrar gran parte de mi trabajo y, a la vez, ver la reacción de la gente. A veces, cuando tengo dudas sobre alguna de mis ilustraciones, la subo a la red y son mis seguidores los que emiten un veredicto.

Para mí es muy importante mantener activas mis redes sociales. Muchas de mis ventas me llegan a través de este canal. Forma parte de mi trabajo diario. Aunque Instagram me da mucha visibilidad y bastantes ventas, no olvido Facebook y Twitter. Me encantaría tener un blog profesional, pero la tienda, las redes sociales y las nuevas creaciones me absorben practicamente todo el día. Pero consulto, sobre todo, Instagram y Pinterest.

Otro «selfie» de Xoan Viqueira
Otro «selfie» de Xoan Viqueira- X. V.

Dónde está cuando no hace arte o ilustración. Desgraciadamente no tengo mucho tiempo para hacer otras actividades fuera de mi negocio. En ocasiones he colaborado con estudiantes, que me han pedido analizar mi modelo de negocio o conocer cómo es mi proceso creativo

Le gustará si conoce a... Mi principal referente siempre ha sido el arte antiguo. Las ilustraciones esculpidas en las tumbas de los faraones, las figuras de la cerámica griega y el arte de la antigua Mesopotamia (Babilonia) me han servido de inspiración para representar la visión que tengo del hombre y la mujer.

En cuanto a otros compañeros que sigo atentamente, mencionaría a Ricardo Cavolo, Catalina Estrada, José A. Roda, Abe the Ape, Rebeca Khamlichi, Ramón Tormes y Xohan Viqueira (mi padre), entre otros.

¿Qué se trae ahora mismo entre manos? Estoy investigando qué elementos nos rodean para convertirlos en ilustraciones. Además sigo buscando otros soportes en los que plasmar los nuevos diseños. Esta tarea me ocupa gran parte del tiempo, porque el trato con los proveedores, cuando estás empezando, se hace en ocasiones muy pesado, y las cosas van mucho más lentas de lo que a uno le gustarían.

«¿Lo más raro? Un cliente norteamericano me pidió que plasmara en una vajilla las 65 posturas sexuales que recoge el “Kamasutra”»
A nivel mercantil, mi intención es que mis creaciones se distribuyan en otros países y para ello he acudido este año a mi primera feria internacional, «Premiere Classe», y me planteo de cara al año que viene acudir a alguna más.

¿Cuál es su proyecto personal favorito hasta el momento? De la obra que me siento más orgulloso es de las ilustraciones de la serie «Paradise». Una representación de dos Adanes, dos Evas y un Adán y una Eva en el Edén a punto de pecar. Sin duda, mi proyecto estrella son las alpargatas que llevan mis ilustraciones. He conseguido vestir los pies con color y estilo. Un calzado cómodo y fresco, que, a mi parecer, necesitaba una revisión.

¿Por qué tenemos que confiar él? Mi aportación al mundo del diseño es dar visibilidad a situaciones cotidianas que hasta ahora el arte se resistía a difundir. El cine, la literatura, el teatro y la música están repletos de referencias a los diferentes tipos de amor, mientras que las ilustraciones se limitaban a narrar escenas más tradicionales. También creo que he aportado otra forma de decorar una mesa, una pared, un «look»…

¿A quién cedería el testigo de esta entrevista? Se lo cedería a dos personas. Primero, a un artista de 65 años que la jubilación le ha proporcionado tiempo para crear unas obras de arte extraordinarias: Xohan Viqueira (mi padre), por el que siento admiración. Y a Abe the Ape (Abraham Menéndez), por su creatividad y sentido del humor.

Toda la actualidad en portada

comentarios