Sonia Navarro en su lugar de trabajo en Nave Oporto
Sonia Navarro en su lugar de trabajo en Nave Oporto - Francsico Valente
ARTE

Sonia Navarro: «Las mujeres artistas tenemos menos visibilidad que los hombres en el mundo del arte»

Sonia Navarro retrata su vínculo afectivo y profesional con la feria ARCO y ratifica su compromiso de género en su producción plástica. Ella será uno de los artistas en el estand de ABC Cultural en la feria

MadridActualizado:

Sonia Navarro Peralta ronda los 40 años y transita su madurez en un estudio compartido en Carabanchel Bajo. La murciana dejó su buhardilla para compartir espacio con otros ocho artistas. Reconoce que Nave Oporto, su estudio actual, es un espacio de creación donde se siente muy motivada. La mayoría de los días, Sonia llega cerca del mediodía y pasa allí aproximadamente ocho horas, a veces más, a veces menos. Cada uno de sus colegas maneja horarios distintos.

El sitio es muy acogedor, segmentado en nueve y con espacios comunes. Si uno busca, encuentra; si uno prefiere refugiarse en su propio ámbito para crear en privacidad, también es posible. La artista disfruta de la convivencia con sus pares y cuenta su relación con la feria ARCO Madrid, su vínculo orgánico con los materiales que utiliza y el rol de la mujer en el circuito.

Licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Granada, y Máster en Fotografía en Efti, participa en ARCO de forma ininterrumpida desde el año 2000 con la galería T20. Hilo, aguja y telas son imprescindibles en las piezas de la artista de tradición familiar textil. La costura como arte para sublimar el empoderamiento de mujeres con pocas libertades.

¿Cuál es su vínculo con ARCO?

Mi primera participación en la feria fue en el año 2000. Como decimos en el pueblo, recuerdo que me temblaban las canillas. Era muy joven; no solo yo, la feria, la galería y mis compañeros también. Para nosotros era un sueño, era darnos a conocer al mundo. Hasta entonces, mi relación con ARCO era venir a Madrid con el bus que ponía la facultad de Bellas Artes para ver la feria. Mis compañeros y yo veníamos desde Murcia con el bocadillo y el refresco en la mochila, de excursión a ARCO. De un año a otro nos invitaron a participar y aquí me ves. Para mí es muy importante, me llena de ilusión.

¿Cree que es una feria importante?

ARCO es un acontecimiento trascendente para España. Es una referencia en arte contemporáneo, incluso porque existe antes que el Museo Reina Sofía. Cuando las instituciones públicas no tenían museos, la gente iba a formarse a las ferias. Es algo muy loco porque las ferias son el mercado, pero no había otra cosa. Lo bueno de ARCO es que se ha ido profesionalizando, se cuida mucho al coleccionista; y la internacionalización es una vidriera muy importante para el artista español.

¿Cómo mantiene la ilusión y la intensidad habiendo participado 18 años consecutivos?

Yo me levanto todos los días y vengo al estudio con una ilusión que me muero, con ganas de trabajar y de hacer cosas nuevas, de reinventarme, pero —sobre todas las cosas— con alegría. Por circunstancias de la vida yo he aprendido a ser feliz con lo que soy y con lo que tengo. Hago lo que me gusta y lo disfruto mucho.

¿El mensaje que comunica a través de sus obras es el mismo o ha ido cambiando?

Desde mis comienzos he intentado transmitir el mismo mensaje: la visibilidad de las mujeres. Puede que a veces lo logre y a veces no, pero mi trabajo está ahí, entre lo femenino y lo feminista. En mis piezas intento reflejar mis creencias verdaderas, no tengo necesidad de crear una farsa para seguir un mensaje de moda. Yo me crié en un entorno rural, y afortunadamente pude conocer otras realidades, pero no todas las mujeres de pueblo tienen esa suerte. Con mi trabajo quiero reivindicar a todas las que por su condición de mujer no han sido valoradas en sus tareas cotidianas.

Elementos de costura en el estudio
Elementos de costura en el estudio-Francisco Valente

¿Cuáles son sus materiales de trabajo fetiche?

El hilo y la tela son fundamentales. Yo me crie con mis abuelas, y ellas me enseñaron a coser desde muy pequeña. Es el material con el que se han expresado muchas mujeres a lo largo de la historia y sin obtener reconocimiento alguno por el solo hecho de considerarse una tarea propia del género. Me gusta pensar que con hilo, tela, un poco de maña y creatividad se pueden hacer grandes cosas. Reivindico ese buen hacer que nos enseñaron las abuelas. Hago otras cosas pero siento que la costura es mi esencia.

¿Cómo ve el rol de la mujer en el arte?

En ARCO solo un 10% de los expositores son mujeres, un 4% españolas. En los catálogos de las galerías a veces es difícil encontrar a alguna. No porque seamos menos, sino porque estamos menos visibilizadas. De hecho en las colecciones permanentes de los museos hay muy pocas mujeres. Piensan que vas a tener un hijo y que vas a dejar de ser artista, la maternidad de las mujeres artistas es un tema aparte. Desde las instituciones públicas debería haber más apoyo, no por ser mejores ni peores, sino por ser iguales.

Sonia Navarro tiene en su haber becas como la de la Cité-Paris y la de La Academia de España en Roma. Su recorrido profesional individual ha hecho escalas en galerías nacionales como T20 (Murcia), Mas Art (Barcelona), Ad Hoc (Vigo), e internacionalmente ha participado en Next Chicago, Volta Basilea, Maco México, Artissima Torino, SP Arte, Sao Paulo o Pulse Miami. A sus 42 años, la artista expresó que continúa igual o más motivada que el primer día, y que la vida le ha enseñado que no necesita demasiado para ser feliz.