«El fumador de opio» (1869), acuarela de Mariano Fortuny
«El fumador de opio» (1869), acuarela de Mariano Fortuny
ARTE

¿Qué ofrece Madrid este puente?

Acercarse a la capital a visitar alguna de las muchas exposiciones que acogen los museos y espacios culturales en Madrid es un clásico para aprovechar las fiestas de comienzos de diciembre. Por eso, aquí encontrarán diez propuestas para cinco días

MadridActualizado:12345678910
  1. Fortuny en el Museo del Prado

    «El fumador de opio» (1869), acuarela de Mariano Fortuny
    «El fumador de opio» (1869), acuarela de Mariano Fortuny

    Una buena ocasión para conocer a fondo a Mariano Fortuny, un artista que ha estado mucho tiempo infravalorado, considerado «decorativo» y ampuloso. Pero esta exposición –que incluye piezas poco conocidas– permite ver a Fortuny como un artista innovador y cosmopolita, que vivió su corta vida (falleció con sólo 36 años) en una constante búsqueda de inspiración y belleza artística. Búsqueda que también le llevó a ser un gran coleccionista, una faceta que la cita del Prado recoge.

  2. Picasso dialoga con Toulouse-Lautrec

    Autorretrato de Toulouse-Lautrec (1893) y «Hombre sentado con sombrero» (1972), de Picasso
    Autorretrato de Toulouse-Lautrec (1893) y «Hombre sentado con sombrero» (1972), de Picasso

    El Museo Thyssen-Bornemisza organiza una exposición que es una fiesta. O una juerga. Picasso dijo que el arte no puede ser casto y Toulouse-Lautrec seguramente habría estado de acuerdo. Ambos fueron magistrales retratando cafés, burdeles y personajes marginales, y esta exposición les pone cara a cara y permite apreciar cómo se relacionan las obras de ambos. Aprovechen para ver también la muestra de Alphonse Mucha en el Palacio Gaviria.

  3. Fluctuar con Daniel Canogar

    «Sikka Ingentium» (2017) es la pieza central de esta exposición
    «Sikka Ingentium» (2017) es la pieza central de esta exposición

    La sala Alcalá 31 es el espacio donde Daniel Canogar ha instalado «Fluctuaciones», su ultima exposición. Un proyecto en el que reflexiona sobre la tecnología y la obsolescencia –tanto la de los dispositivos, formatos y sistemas como la de nosotros mismos–, sin nostalgia, pero con preocupación por la memoria. La pieza central de la exposición, «Sikka Ingentium», está formada por 2.400 dvds (y por imágenes de las películas que contienen), comprados en mercadillos de todo el mundo.

  4. Las «joyas» del Museo Reina Sofía

    «Palimpsesto» de Doris Salcedo, en el Palacio de Cristal
    «Palimpsesto» de Doris Salcedo, en el Palacio de Cristal

    Triplete del Reina Sofía con tres excelentes exposiciones en sus tres sedes. En el edificio principal del museo, la del sudafricano William Kentridge y sus creaciones escénicas para teatro y ópera. En el Palacio de Cristal, la colombiana Doris Salcedo crea un «Palimpsesto» con nombres de inmigrantes ahogados en el Mediterraneo, como muestra de duelo y denuncia del olvido. Y –tambien en el Retiro– los mejores ejemplos de la labor en la «performance» de Esther Ferrer reciben al visitante de la retrospectiva de su obra que acoge el Palacio de Velázquez.

  5. El tebeo en el Museo ABC

    Original de la portada del «Almanaque de Roberto Alcázar y Pedrín 1959», dibujo de Eduardo Vañó
    Original de la portada del «Almanaque de Roberto Alcázar y Pedrín 1959», dibujo de Eduardo Vañó

    La Historia del cómic español –desde el primer número de «TBO» en 1917 hasta la Transición– recogida en una sola exposición. Están presentes todos los géneros:las aventuras («Capitán Trueno», «El Coyote»), las revistas infantiles («Jaimito», «Pumby»), los tebeos románticos («Florita») y el humor (como «Mortadelo y Filemón», que este año celebran su 60 cumpleaños). También se habla de cuestiones como los tebeos al servicio de régimes franquista, el paso a un cómic más adulto en los años 70 y las agencias que colocaban la obra de autores españoles (como fue el caso de Purita Campos) en revistas extranjeras.

  6. Un CentroCentro «alternativo»

    «12 metros cuadrados / Realojados por infravivienda» (2001), de Mar Núñez con la Mesa de la Vivienda de la Red de Lavapiés
    «12 metros cuadrados / Realojados por infravivienda» (2001), de Mar Núñez con la Mesa de la Vivienda de la Red de Lavapiés

    «La cara oculta de la luna» es el título de la muestra que CentroCentro dedica a la escena artística independiente madrileña entre 1980 y 2003. Una época en la que en cualquier garaje, sótano o pasaje subterráneo podía aparecer casi de golpe un espacio de creación autogestionado. Esta muestra reúne fotografías, vídeos, instalaciones, documentos originales y piezas emblemáticas de asociaciones como Cruce y espacios como Estrujenbank o El Ojo Atómico.

  7. La revolución de Marcel Dzama

    Uno de los dibujos de Dzama expuestos en La Casa Encendida
    Uno de los dibujos de Dzama expuestos en La Casa Encendida

    El canadiense Marcel Dzama (Winnipeg, 1974) ha colaborado tanto con el Ballet de Nueva York como con Arcade Fire. Y no resulta extraño, porque –como se puede comprobar en «Dibujando una revolución», la muestra que acoge La Casa Encendida– sus dibujos, vídeos y dioramas, con reminiscencias de Goya y Duchamp, son juguetones a la vez que reflexionan sobre el presente.

  8. Historia de la arquitectura

    El Hipódromo de la Zarzuela (1935), obra de Arniches y Domínguez
    El Hipódromo de la Zarzuela (1935), obra de Arniches y Domínguez

    Dos propuestas arquitectónicas para este puente. En el Espacio Fundación Telefónica, «Futuros comunes» indaga en la cara más social de los proyectos de Norman Foster: sostenibilidad, calidad de vida, sensibilidad social...

    Y en el Museo ICO, «La arquitectura y la vida» recuerda a Carlos Arniches y Martín Domínguez, dos de los mejores arquitectos españoles de los años 20 y 30, autores de edificios como el Hipódromo de la Zarzuela (1935).

  9. Tesoros en la Lázaro Galdiano

    La «Virgen del castillo» o «Virgen de la leche», obra del conocido como Maestro del Follaje Dorado

    Durante las primeras décadas del pasado siglo, José Lázaro Galdiano y su esposa Paula Florido fueron reuniendo una imponente colección de sesenta y tres tablas de pintores flamencos de los siglos XV y XVI –incluida «Las meditaciones de San Juan Bautista», de El Bosco–. Esta coleccion, pese a ser una de las más importantes del mundo de tablas de esta época, nunca había sido expuesta en su totalidad. De ahí que la presente cita se llame «Una colección redescubierta».

  10. De Chirico en todo su esplendor

    «Plaza de Italia con fuente» (c. 1968), de Giorgio de Chirico
    «Plaza de Italia con fuente» (c. 1968), de Giorgio de Chirico

    La sede madrileña de CaixaFórum recibe «El mundo de Giorgio de Chirico. Sueño o realidad», la retrospectiva del pintor italiano (aunque nacido en Grecia), que ya estuvo en su homóloga barcelonesa. Un completo recorrido por la pintura «metafísica» de un pintor que ayudó a crear el Surrealismo y el realismo mágico. Sus maniquíes vivientes, sus ciudades imposibles y sus cielos densos siguen resultando fascinantes, dramáticos e inquietantes.