«Selfie» de Miguel Scheroff para «Darán que Hablar»
«Selfie» de Miguel Scheroff para «Darán que Hablar» - M. S.
DARÁN QUE HABLAR

Miguel Scheroff: «No soy futuro de nada, pero el arte me salva la vida y ahuyenta mis monstruos»

La pintura como campo de batalla. El lienzo como palestra desde la que mostrar lo peor y lo mejor del ser humano. La labor de Miguel Scheroff es cruda, pero a la vez delicada. Impactante, pero de digestión lenta. Por eso ya «da que hablar»

JAÉNActualizado:

Nombre completo: Jose Miguel Jiménez Scheroff . Lugar y fecha de nacimiento: Navas de Tolosa, 7 de enero de 1988. Residencia actual: Jaén, Sevilla y Madrid. Estudios: Licenciado en Bellas Artes. Máster en Arte Idea y Producción. Ocupación actual: Trabajo íntegramente en mi producción artística personal.

Qué le interesa. Me resulta fascinante el terreno de las dolencias y preocupaciones contemporáneas. En mis pinturas y dibujos planteo un modo de reflexionar acerca de los grandes conflictos existenciales y las devastadoras consecuencias de las luchas absurdas.

Pertenecemos a una generación convulsa y sumergida en la inestabilidad emocional. Habitamos un territorio voluble donde la belleza fascinante se ve continuamente salpicada por el más amenazante de los horrores, algo que pienso nos ha convertido en seres inestables: tan insensibles como impresionables; tan vulnerables como destructivos. Mi trabajo nace de esa angustia vital en busca de un razonamiento imposible hacia tanta violencia. Quiero reflejar la doble vertiente humana capaz de lo mejor y lo peor, pues el sadismo presente en mis pinturas de cabezas de carne se ve aliviado por una mirada radiante que actúa como luz esperanzadora en medio del horror.

«Soy muy fan de casi todo lo que derrocha personalidad, sensibilidad, potencia y drama; cuanto más loca y desquiciada sea la pintura más me pone»

Por otro lado, el entorno en el que he vivido (Sierra Morena), donde tradiciones como la caza, la matanza o la imaginería barroca están muy presentes, han condicionado mi manera de afrontar la creatividad hacia un lenguaje grotesco, visceral, dramático y desmesurado.

Con el paso del tiempo soy más consciente de que todo mi trabajo quizá derive de una especie de tristeza millennial. Los enfrentamientos actuales sólo evidencian que el hombre es incapaz de poner fin a sus complejos y que no hemos sabido valorar nuestra capacidad de amar. Me encantaría que mi obra pudiese conmover los sentimientos más intensos del espectador para generar una reflexión que ayudase a distinguir cuáles son los verdaderos valores que prevalecen en un mundo cada vez más tenso e inestable. Creo en el poder transformador de la experiencia y la creatividad.

«Hecatombe familiar» (2011)
«Hecatombe familiar» (2011)-M. S.

De dónde viene. Nunca he dejado de trabajar de manera disciplinada, pero además he tenido la fortuna de haber conocido a grandes personas que han confiado en mi obra. Al principio fue la artista Belén Mazuecos quien, desde la Universidad de Granada, seleccionó mis pinturas para ferias de arte nacionales como IKAS Art, ART Jaén, FACBA o Arte Gira Dream. Después el historiador, crítico y comisario de arte Iván de La Torre Amerighi llevó mi trabajo a la antigua galería sevillana Mecánica y a otros proyectos.

En 2013 conocí al curador Adonay Bermúdez con quien hice mi primera individual en la galería madrileña La Zúa. De este día guardo preciosos recuerdos. Después Pedro, el director de La Zúa, decidió presentar uno de mis dibujos en Estampa. A raíz de aquí comencé a trabajar con Kir Royal Gallery, que mostró mi obra por ferias internacionales. Otras participaciones importantes para mí fueron la presencia en premios como Desencaja, Málaga Crea, Figurativas, Ibercaja; o residencias como Encontro de Artistas Novos en Galicia y Castilla León, Al Jallo en Lanzarote, De tal Palo tal Astilla en Marruecos o A Quemarropa, en Alicante.

«La pintura y el dibujo seguirán siendo los instrumentos con los que mejor transmito mis ideas, aunque la escultura está llegando a mi taller gracias a amigos como el artista Javier Aldárias»

La ayuda más importante en mi carrera ha sido el amor incondicional de mi familia, porque ellos consiguen que la inestabilidad emocional que conlleva una carrera artística desaparezca. Además me gustaría mencionar aquellas personas que me han ofrecido un apoyo real y profesional: uno de ellos es Rafael Doctor, quien ha contado conmigo para exposiciones y proyectos en espacios tan influyentes como la galería Ángeles Baños, La Casa Encendida, el Palacio del Carmen de Valencia o el Museo de la Calcografía Nacional en Madrid. Otro gran apoyo ha sido Juan Francisco Casas, que desde las redes sociales ha impulsado mi carrera además de contar conmigo para su ya reconocida curaduría «Nepotismo Ilustrado» en la galería Fernando Pradilla, al igual que Adonay Bermúdez desde Espacio Dörffi.

Otros grandes apoyos están siendo la artista Montse Díaz desde su espacio sevillano La Silla Eléctrica; María Rosa Martínez Fábrega desde la galería Silves A. C.; la artista y comisaria Lidón Sancho; Sofía Martínez, desde galería Leúcade o el artista Nono del Moral, con su reciente e imprescindible Proyecto para el arte contemporáneo en Jaén, en la galería Azur. Con todos ellos trabajo desde hace tiempo y nuestra relación es cada vez más fuerte.

Aunque, hasta la fecha, mi exposición más representativa ha sido «Terrores y Bondades», comisariada por la historiadora y crítica de arte Regina Pérez Castillo.

Detalle del estudio del autor
Detalle del estudio del autor

Supo que se dedicaría al arte en el momento en que… la persona que me transmitió todos los valores del arte nos dejó repentinamente. Cuando era crío, mi madrina María me enseñaba a jugar y divertirme con la pintura y la masa de modelar. Ella siempre elogiaba cualquiera de mis garabatos y me animaba a que cumpliese el sueño que, por circunstancias del momento, ella no pudo materializar: realizar la carrera de Bellas Artes y generar una obra propia que saliese de las entrañas. Aún me cuesta asimilar que ya no puedo escuchar sus consejos. Han pasado muchos años y todavía siento que su energía me acompaña allá donde voy.

¿Qué es lo más extraño que ha tenido que hacer en el arte para «sobrevivir»?  Desde hacer retratos por encargo partiendo de fotografías de móvil muy pixeladas y borrosas, pasando por todo tipo de murales como el que desarrollaré próximamente sobre la sangrienta batalla de las Navas de Tolosa en los muros de la iglesia del mismo pueblo, pasando incluso por la restauración de lápidas deterioradas por el clima.

«Banalidad». Pastel sobre papel
«Banalidad». Pastel sobre papel-M. S.

Su yo virtual». Utilizo las redes para compartir los diferentes eventos y proyectos en los que participo. Considero que forma parte del trabajo de un artista mantener los perfiles actualizados, aunque pienso que podemos cansar o abrumar, por lo que yo subo muy pocas fotos a instagram mensualmente, y procuro no excederme en Facebook. Son herramientas muy útiles con las que no sólo llegamos a cualquier lugar, sino que recibimos influencias de artistas de todo el mundo. Estoy muy enganchado a los descubrimientos que me brinda instagram. También tengo una página web que procuro actualizar al menos dos veces al año.

También aprovecho las ventajas culturales que nos ofrece internet: soy un consumidor insaciable de magazines y prensa cultural digital, algunos de los blogs, revistas o páginas webs que visito con frecuencia son (además de Siete de un Golpe), La Raya Verde, Presente Continuo, Ssstendahl, Público, Belio, ABC Cultural, Beis magazine, Bellice, La mono, Es Madrid no Madriz, Plataforma PAC, Mecenas 2.0, The Church of Horrors, Arte en Sevilla, Arte en Madrid, CYAN Mag, Rooms magazine, DARDO, Lapiz…

Detalle de «Cabeza de ciervo», óleo de 2011
Detalle de «Cabeza de ciervo», óleo de 2011- M. S.

Dónde está cuando no hace arte. Siempre estoy dispuesto a participar en eventos culturales de todo tipo. Paso mucho tiempo desarrollando proyectos para convocatorias de artes plásticas. He colaborado con grupos de música alternativa para realizar portadas, pósters de giras o libretos. También he impartido varios talleres sobre retrato pictórico contemporáneo en diferentes galerías.

«Quiero reflejar la doble vertiente humana capaz de lo mejor y lo peor, pues el sadismo presente en mis pinturas se ve aliviado por una mirada radiante que actúa como luz esperanzadora en medio del horror»

Por otro lado, organizo una exposición anual en La Carolina llamada «Arte Aparte» junto con los artistas Álvaro Garrido y Sandra Recio. Es un proyecto que inició Javito Ruiz en 2008 y que hemos continuado mejorándolo en cada edición. El año pasado coincidió con la inauguración del nuevo Centro de Arte Contemporáneo de La Carolina y conseguimos superar las expectativas. La selección de artistas fue muy potente y llevamos a cabo una conferencia sobre arte relacional gestionada por Regina Pérez Castillo con los artistas Rafael Jiménez, Fernando Bayona y Miguel Ángel Moreno Carretero. El próximo 2018 se cumplen diez años de la muestra y queremos hacer algo todavía más ambicioso. Quizá incluso abramos una convocatoria para artistas.

«Cisnes muertos», óleo sobre lienzo de 2014
«Cisnes muertos», óleo sobre lienzo de 2014-M. S.

Le gustará si conoce a... Soy un devorador insaciable de arte. Tengo infinidad de referentes artísticos y soy muy fan de casi todo lo que derrocha personalidad, sensibilidad, potencia y drama; cuanto más loca y desquiciada sea la pintura más me pone. Mi principal referente siempre ha sido Enrique Marty, seguido de Allison Schulnik, Glenn Brow, Yan Pei Ming, Marina Núñez, Jonathan Meese, Kati Heck, Rinus Van de Velde, Ángeles Agrela, Juan Francisco Casas y Santiago Ydáñez.

«Nunca me ha importado que mi obra pueda ser o parecer fea, de mal gusto, terrible o demente, porque siempre trabajo con el corazón en la mano y sé que eso se transmite en el resultado»

En cuanto a compañeros, podría elaborar una lista infinita. Hay artistas a los que admiro profundamente: me enamoran las pinturas de plastilina de Rafael Jiménez y el dominio técnico que ha adquirido a base de experimentar; la fuerza de los personajes que juguetean con la violencia y el sexo en los óleos de Anthony Stark; las enigmáticas a la par que dramáticas imágenes de Julio Díaz Rubio; los fascinantes escenarios de Gloria Martín Montaño; las satíricas caricaturas sociales en las animaciones de David Fidalgo; el riesgo de colores y texturas hipnóticas de los lienzos de Mariadolores Gallego; la fuerza naif de Laura López Balza…

Otros nombres serían Victoria Maldonado, Murdo Ortiz, Fredy Solan, Rakel Meyers, Belin, Jose Luis Valverde, Arantza Pardo, Bea Sánchez, Sebas Velasco, Ramón David Morales, Juanma Moreno Sánchez, Mercedes Bellido y Alejandro Carpintero, o algunos descubrimientos de gente muy joven que viene pisando con mucha fuerza como Javier Aldarias Montiel o Imon Boy…

Detalle de «Flesh Vanitas IX»
Detalle de «Flesh Vanitas IX»-M. S.

Qué se trae ahora entre manos. Justo ahora ha finalizado mi última exposición individual en la galería Azur de Jaén. He estado trabajando en obras nuevas para la feria de arte MARTE de Castellón, donde además la artista y comisaria Lidón Sancho (una de las directoras en 2017) me eligió para realizar una exposición individual a modo de solo project que titulé «La Fábula de los animales» y que durará hasta el 14 de enero. Por otro lado, este fin de semana participo en las Jornadas de Arte Z dirigidas por Rafael Jiménez y Demetrio Salces en el pueblo de Montalbán (Córdoba). Aquí hago otra muestra individual y llevo a cabo una intervención mural.

Para el próximo 2018 estoy bastante implicado trabajando en obras muy turbulentas y de enormes dimensiones, inspiradas en cuadros barrocos y escenas de caza de pintores holandeses del XVII como Paul de Vos o Frans Snyder. Estas obras se mostraran como resultado de una de las becas de producción artística que concede la Universidad de Granada. Finalmente, para noviembre volveré a Lanzarote para desarrollar una residencia artística Nautilus durante un mes, algo que me hace especial ilusión.

«Terrores y bondades»
«Terrores y bondades»-M. S.

Proyecto favorito hasta el momento. Todos han sumado y enriquecido mi experiencia artística, pero sin duda pienso que la serie de rostros descarnados «Flesh Vanitas» es la que me ayudó a encontrar una línea de trabajo particular y reconocible. En estas obras utilizo la forma anatómica del rostro como un lugar donde suceden todo tipo de hibridaciones entre elementos orgánicos: tendones, músculos, vísceras, piel, carne y cabello se amontonan y mezclan entre sí, dando como resultado una masa biológica que nos revela la fragilidad del propio material. Estas cabezas se muestran sobrecogedoras al espectador, como un gran trozo de carne. Contraponiendo sentimientos de magnetismo y repulsión, serenidad y violencia, realidad y fantasía, frivolidad y gravedad, ponen de manifiesto la preocupación existencial del individuo o la conciencia colectiva referida a cómo afrontamos la decadencia del mundo actual.

«Las personas creativas casi nunca están seguras de lo que hacen, pero sienten una necesidad que les impulsa a trabajar y entregarse en cuerpo y alma para dar forma a sus pasiones»

En cuanto a proyectos, por su coherencia discursiva; por la energía y esfuerzo que pusimos en él; por realizarse en el lugar que me ha visto crecer y sobre todo por ser la exposición más completa que he realizado hasta la fecha, elijo «Terrores y bondades». En ella pude contar con quien para muchos es uno de los talentos emergentes más prometedores de este país en crítica de arte y comisariado, Regina Pérez Castillo. Ella realizó un comisariado fantástico donde proponía un recorrido por diferentes etapas de mi obra. En esta muestra trabajé aspectos nuevos, como una instalación donde la escultura de un cervatillo muerto a tamaño real planteaba un discurso entre el verdugo (el cazador) la víctima (una cabeza de cierva cortada) y la consecuencia (el cadáver del cervatillo al quedar abandonado). Esta instalación pretendía motivar al espectador hacia una reflexión sobre las consecuencias de las decisiones humanas para con otras especies.

Montaje de «Terrores y bondades»
Montaje de «Terrores y bondades»

¿Por qué tenemos que confiar él? Bueno, soy una persona pesimista en todos los aspectos con mi propia percepción, pero, en contraposición, también soy al mismo nivel bastante cabezota, así que, si algo no sale bien, sigo intentándolo hasta que lo consigo. Las personas creativas casi nunca están seguras de lo que hacen, pero sienten una necesidad que les impulsa a trabajar y entregarse en cuerpo y alma para dar forma a sus pasiones.

En mi caso, siempre intento dar lo mejor de mí mismo para encontrar y transmitir aquello que quiero contar a los demás; trabajo incansablemente y me embarco en proyectos cada vez más complejos. Además nunca me ha importado que mi obra pueda ser o parecer fea, de mal gusto, terrible o demente porque siempre trabajo con el corazón en la mano y sé que eso se transmite en el resultado. No soy futuro de nada, pero el arte me está salvando la vida, ahuyenta mis monstruos y me hace muy feliz. Seguiré creando hasta que mi salud me lo permita.

 

Otro detalle del estudio del pintor
Otro detalle del estudio del pintor-M. S.

¿Dónde se ve de aquí a un año? Honestamente, no concibo mi presente o futuro sin la práctica artística. El arte me ha acercado a personas que ahora son absolutamente imprescindibles en mi vida. A menudo recibo mensajes donde me expresan sentimientos muy intensos hacia mi obra, reflexiones profundas que me han cambiado la manera de entender el mundo, que me emocionan a diario y con las que siento que puedo ser útil. No hay nada en este mundo que me dé más salud mental, y es algo de lo que a veces carezco gravemente, por lo que también es una necesidad.

Jamás voy a abandonar la práctica artística: éste es mi mundo como lo es de muchos de nosotros y tengo cosas que contar. Por supuesto, la pintura y el dibujo seguirán siendo los instrumentos con los que mejor transmito mis ideas, aunque la escultura está llegando a mi taller gracias a amigos como el artista Javier Aldárias. Me encantaría empezar a enseñar la patita con otros lenguajes plásticos, siempre desde el respeto. Por todo esto, deseo que mi futuro continúe estando dentro de la creación contemporánea.

¿A quién cedería esta entrevista? Cualquiera de los artistas que he nombrado en esta conversación, y muchos más que me dejo en el tintero con todo el dolor, merecen atención. Es duro quedarse con uno: con gusto se la cedería a Rakel Meyers, Arantza Pardo, María Dolores Gallego, Javier Aldarias o David Fidalgo… Pero por trayectoria, constancia, voluntad, calidad creativa y justicia, me quedaría con Julio Díaz Rubio o Gloria Martín Montaño, por tener un mundo interior inmenso que han sabido trasladar a la pintura con la mejor voluntad.

¿Cómo se definiría en un trazo?

Homenaje del artista para ABC Cultural
Homenaje del artista para ABC Cultural