Clara Sánchez, Alejandro Calderón, Blanca Gracia, Salim Malla, Edurne Herrán y Julia Llerena
Clara Sánchez, Alejandro Calderón, Blanca Gracia, Salim Malla, Edurne Herrán y Julia Llerena - Maya Balanya
ARTE

Feliz ABC Cultural

Nuestro estand en ARCO celebrará el aniversario de este suplemento. 25 años con once artistas que, posiblemente, serán estrellas de la feria en un futuro no muy lejano

MadridActualizado:

Cumplir 25 años, en el fondo, es sólo cuestión de tiempo; lo importante es lo qué se ha hecho durante ellos. Y más importante aún, probablemente, es qué se va a hacer en los siguientes. Esa es –más o menos– la idea sobre la que se ha planteado el estand de ABC, con la colaboración de Royal Talens, en su retorno a ARCO. Se podría haber hecho un repaso de los artistas de más renombre que han pasado por nuestras páginas, pero, en lugar de eso, se ha preferido apostar por nombres nuevos, de la última hornada: artistas que, tal vez, alcancen la cima por méritos propios en ARCO en el año 2041, dentro de otros 25 años.

Estarán el murciano Gil Antonio Munuera (1980), el barcelonés Jan Monclús (1987), el vasco Gorka Olmo (1986), el cordobés Antonio Blázquez (1977) y uno de los mejores grafiteros españoles, E-1000 (Madrid, 1981). Y otros seis jóvenes autores con los que nos reunimos para que nos cuenten sus impresiones sobre el proyecto: Blanca Gracia (Madrid, 1989), Alejandro Calderón (Madrid, 1978), Edurne Herrán (Alemania, 1978), Julia Llerena (Sevilla, 1985), Clara Sánchez (Alicante, 1987) y Salim Malla (Vitoria, 1976).

Ideas, en plural

Ninguno de ellos ha participado antes en ARCO, pero todos han aparecido ya en ABC Cultural, al menos en nuestra sección de la web dedicada a artistas emergentes «Darán que hablar» (y, también en algún caso, en «De puertas adentro»). Y ello les ha abierto las puertas de alguna galería, alguna exposición y, en general, atraer la atención de los demás. Edurne Herrán comenta cómo las visitas a su «blog» subieron inmediatamente tras publicarse su entrevista en nuestra web y Clara Sánchez añade entre risas que a ella le llegaron muchas solicitudes de amistad en Facebook.

Todos se muestran emocionados ante el reto: intervenir un papel en blanco de 100 por 70 centímetros como si fuese a ser una portada de ABC Cultural (de hecho, alguno lo será, a lo largo de este año). También nerviosos. A Blanca Gracia (su galería habitual es Ángeles Baños) le preocupa lo iluminado que estará el estand, ya que está acostumbrada a trabajar con mucha menos luz. A otros el tener que trabajar ante el público. Pero todos ya van fraguando sus ideas sobre lo que preparan. Ideas, en plural, porque –como dice Herrán– «hay un plan A, un B y un C. O así debería ser». Julia Llerena, que suele exponer en la galería sevillana AJG, es consciente de que «va a ser una adaptación primero al cultural de ABC, y luego al soporte, a las circunstancias, a los materiales... Pero muchas veces pasa eso en la vida real: que te pidan cosas y tú tengas que resolver con las características y circunstancias del momento».

«Del grupo que se ha formado nos quedaremos con lo positivo de compartir» (Alejandro Calderón)

Ya están pensando en formas de enlazar el encargo con sus áreas de interés. Para Salim Malla (habitual de la Twin Gallery en Madrid y de Javier Silva en Valladolid) es un reto especial, dado que sus obras no suelen ceñirse a las dos dimensiones, pero le interesa «el alfabeto, el doblez, el papel... El doble sentido, también, de las noticias». Edurne Herrán se centrará en la felicitación del aniversario: «Porque encaja muy bien también con el tipo de trabajo que estoy haciendo ahora. Me baso igualmente en la letra, pero trayéndomelo a mi terreno». Alejandro Calderón suele trabajar con la galería Utopía Parkway. Él se fija en el periódico, «pero también para traérmelo a lo que es mi imaginario: lo real, lo irreal, la fantasía... ahora dentro de un diario, que nos cuenta la realidad y la irrealidad que no queremos ver».

Apoyo mutuo

Algo notable es el sentimiento de compañerismo que se respira en el grupo. Les une pertenecer a una misma generación (el mayor, Salim, nació en 1976; la más joven, Blanca, es de 1989) y tienen puntos de vista cercanos sobre muchas cuestiones: la necesidad de generar en España una cultura del coleccionismo, empezando por la educación básica sobre arte para que deje de ser de una vez por todas un mundo elitista; la también necesidad de una mayor profesionalización («no se acaba de asumir que el arte puede ser una profesión en este país», dice Clara Sánchez. «A vista de los demás sigue siendo un poco un hobby», coincide Herrán); los problemas del actual sistema de distribución («el modelo de galería yo creo que va a pinchar, que se va a acabar y, además, en breve», opina Julia Llerena)... Y, ante todo, disfrutan con un proyecto en el que no tienen necesidad de competir entre sí y pueden apoyarse mutuamente: «Del grupo que hemos formado nos quedaremos lo positivo de estar juntos. Cada uno tenemos nuestras ideas, y somos de nuestro padre y nuestra madre, y cuando nos pongamos a trabajar lo haremos de un modo diferente, pero todo lo demás lo podremos compartir», señala Alejandro Calderón.

Y aunque están encantados de haber llegado a ARCO –«Todos los años que he ido como visitante he pensado “¿cuándo voy a estar yo aquí? ¿Cuándo me va a llegar el momento?”», cuenta Herrán–, saben que el camino que les queda es largo, y el futuro incierto. ¿Se ven siendo estrellas de ARCO en 2041? «No sé ni en qué país voy a estar dentro de un año», confiesa Blanca Gracia. «En realidad, si lo que haces te gusta, aunque estemos en nuestra casa olvidadísimos, seguiremos haciendo lo que nos motiva. Que estés es una facilidad para vivir, significa que te va bien», concluye Salim Malla.

De momento, serán protagonistas de ARCO en 2016. Ya están dando mucho que hablar.