«Selfie» de Elena Lavellés para «Darán que Hablar» E. L.
«Selfie» de Elena Lavellés para «Darán que Hablar» E. L.
DARÁN QUE HABLAR

Elena Lavellés: «Es muy complicado separar arte y vida. Lo es incluso en unas cañas con colegas»

«Gracias a representaciones alternativas de ciertos relatos podemos crear lecturas y narrativas que cuestionen las dominantes». Así entiende el arte, mezclado con otras disciplinas, Elena Lavellés. Ella «dará que hablar»

MADRIDActualizado:

Nombre completo: Elena Lavellés. Lugar y fecha de nacimiento: Madrid, 16 de diciembre de 1981. Residencia actual: Nómada desde hace cinco años entre Los Ángeles, Nueva York y Ciudad de México. Regreso a Madrid en junio. Estudios: Licenciatura en Bellas Artes en el C.E.S. Felipe II de la Universidad Complutense de Madrid. Estudios superiores en CC. Geológicas (U.C.M.) y Filosofía (U.C.M.). Whitney Museum Independent Study Program. MFA, CalArts. Fotografía, Syracuse University. Máster Arte Contemporáneo. Ocupación actual: Artista visual e investigadora.

Qué le interesa. Debido a mi trayectoria académica, que oscila entre las ciencias, el arte y las humanidades, y mi interés por encontrar dinámicas de cambio a estructuras dominantes que perjudican a los sectores más vulnerables de la sociedad, mi trabajo comprende un amplio proceso de investigación que combina análisis de estrategias de resistencia cultural y social en diferentes contextos geográficos, economía, procesos demográficos, transformación del paisaje y evolución del capitalismo, abarcando diversas disciplinas de estudio, sectores académicos y profesionales. Mis principales medios de trabajo son el audiovisual, la instalación, el dibujo y la fotografía.

«Algunas situaciones han sido de “sobrevivir” literalmente y en modo película, como salir corriendo de mi coche en llamas en Hollywood Hills»

En el desarrollo de cada proyecto, involucro y considero necesario participar con otros artistas, profesionales, académicos y organizaciones sociales dedicadas a promover el emporaderamiento social y cultural y la optimización de recursos sociales y naturales como herramientas contra la exclusión social o las prácticas económico-políticas abusivas. De 2011 hasta 2016 estuve trabajando en Madrid con la PAH (Plataforma de Afectados por las Hipotecas); en 2014, con la universidad Lasalle en Singapur; durante 2015, en Ciudad de Méxic,o con 06600 Plataforma Vecinal y Observatorio de la Colonia Juarez y con el grupo de doctorandos en el proyecto «Gentrificación: Experiencia y teoría». En la actualidad, colaboro y mantengo una conversación activa con académicos, científicos, artistas y diversos profesionales tanto de España como de EE.UU., México y Brasil.

Siempre me dedico a la búsqueda de lugares de intercambio de nuevas estrategias culturales, creación de modelos alternativos de actuación en sociedad y un análisis de afinidades y analogías entre las diferentes geografías involucradas. Es esencial contar con el apoyo de otros colegas e instituciones, quienes creen y apuestan por la diversidad, la inclusión, la colaboración y la intersección entre prácticas.

«Dark Matter», en La Casa Encendida
«Dark Matter», en La Casa Encendida - E. L.

De dónde viene. Cuento con exposiciones individuales y colectivas en ciudades como Los Ángeles, Nueva York, Singapur, Buenos Aires, Ciudad de México y Madrid. He recibido diferentes premios, becas y residencias tales como «Generación 2018» (La Casa Encendida, Madrid); Becas «Multiverso» a la Creación en Videoarte 2017 (Fundación BBVA, Bilbao); Residencia Blueproject Foundation 2017 (Barcelona), I Convocatoria Programa de Residencias Matadero Madrid 2017; ayudas a la creación de las artes visuales de la Comunidad de Madrid 2017; beca NYSCA 2017 de la Electronic Media & Film Finishing Fundation (Nueva York); la beca PICE de Acción Cultural Española; y participación en XXV Edición de Circuitos de Artes Plásticas de la Comunidad de Madrid, Intransit 2014 o la residencia para artistas de la Casa de Velázquez, entre otras.

«Uno de los motivos por los que decidí dedicarme al mundo del arte es por los propios profesores y profesoras que me dieron clase en el CES Felipe II»

«Dark Matter» es un proyecto que ha sido presentado en febrero en La Casa Encendida, en «Generaciones». Como explica Blanca de la Torre, el proyecto explora cómo un simple material puede hablar sobre racismo ambiental, deuda ecológica, imperialismo corporativo y resiliencia. También sobre la importancia de descolonizar, no solo la Historia, sino nuestro concepto de naturaleza y la construcción que hemos hecho de ésta. El proyecto se desarrolla en torno a la expansión del capitalismo, a las políticas de extracción de recursos naturales ligados a sus lógicas de poder y explotación transnacional, a los movimientos de resistencia social y los desplazamientos asociados a ellos.

Por otro lado, considero muy importante en el desarrollo de mi práctica artística todo el proceso y la serie de trabajos que elaboré en relación a la burbuja inmobiliaria, los desahucios masivos y el impacto social y territorial en España entre los años 2011 y 2015, cuando realicé mi primer documental sobre este tema: «From Dust to Mud».

«Dark Matter. Formación de nuevos minerales producto de transformación de CO2 en sólido»
«Dark Matter. Formación de nuevos minerales producto de transformación de CO2 en sólido» - E. L.

Supo que se dedicaría al arte… Desde muy pequeña, y debido a ser hija única de padres separados, durante muchos años, mi madre siempre me mantuvo en contacto con otras niñas y niños en actividades culturales de todo tipo: conciertos de música clásica, visitas y talleres en museos, cine, clases de piano en el conservatorio... Ella me dice que siempre he sido muy creativa y que quería potenciar esa parte de mi aprendizaje. De todas formas, ¿qué va a decir una madre de su única hija, verdad?

«Aunque mi actividad debería de ser más dinámica en este mundo virtual, me gusta más el de los libros y las personas de carne y hueso»

Mi decisión de dedicarme profesionalmente al arte llegó más tarde, mientras estaba estudiando Ciencias Geológicas y a su vez Filosofía. De forma un tanto casual, empecé a tomar clases de dibujo y pintura en la academía Peña, donde me prepararon en un par de meses para la prueba de acceso a Bellas Artes con la excusa de mantener una dinámica similar al resto de mis compañeros. Ese verano aprobé el examen y, estando en Edimburgo, me replanteé mi carrera y decidí dejar en un paréntesis las ciencias y lanzarme al mundo desconocido del arte. El cual, académicamente, me resultó un shock en mis comienzos por el cambio de pasar días enteros en la universidad con miles de clases y laboratorios por las tardes, exámenes imposibles y academias de refuerzo, a un ritmo más anárquico en Bellas Artes.

A pesar del impacto inicial, que perduró un par de años, le fui cogiendo gusto y supe sacarle todo el jugo al hecho de gestionar, de forma mucho más creativa, una estructura más laxa en las clases y muy cercana a los profesores. Creo que uno de los motivos por los que decidí dedicarme al mundo del arte es por los propios profesores y profesoras que me dieron clase en el CES Felipe II (Aranjuez) y el entusiasmo y cercanía que nos transmitían, lo que generó una actividad mucho más productiva entre todos los compañeros, la cual se ha mantenido entre muchos de nosotros pasados estos años.

E. L.
E. L.

¿Qué es lo más extraño que ha tenido que hacer en el arte para «sobrevivir»? «Sobrevivir”, en mi caso, ha tenido altas dosis de aventura, tanto positiva como negativa. Hace seis años me animé a salir de España gracias a una beca que una universidad americana me otorgó. A partir de ese momento, mi vida se ha convertido en una carretera de experiencias intensas que he recorrido para dedicarme a una profesión que valoro y en la que no dejo de aprender y experimentar.

«He sido parte de un colectivo de comisarios, Calipsofacto Curators; he dado clases de arte y fotografía y he trabajado como directora artística y comisaria para un proyecto que aunaba arte y teatro»

Algunas situaciones han sido de «sobrevivir» literalmente en modo película, como salir corriendo de mi coche en llamas en Hollywood Hills, mientras me encontraba estudiando un máster durante dos años en Los Ángeles. Otro ejemplo ocurre en México, donde trabajando en uno de mis proyectos, un colega y yo casi perdemos un drone y tuvimos que buscarlo entre basureros, depósitos de agua y barrios conflictivos en la periferia de la ciudad. El último capítulo de supervivencia fue buscar trabajo como una «sin papeles» en Nueva York en pleno cambio de gobierno hacia la era Trump, mientras, al tiempo, estaba estudiando en un programa súper elitista (por cierto, «marxista»…) de uno de los museos de la ciudad.

Éstas son algunas de las anécdotas que decido contar con una nota de humor y bastante emoción, mientras me asoma una leve sonrisa en la boca. Sin embargo, para sobrevivir, lo más importante son las personas con las que convives y trabajas, conocer otras culturas, otras formas de hacer y vivir, y encontrarte por el camino con esa gente que cree y valora el trabajo realizado.

«Dark Matter. Muestras de carbón procedente de la mina de Black Thunder Mine»
«Dark Matter. Muestras de carbón procedente de la mina de Black Thunder Mine» - E. L.

Su yo «virtual». Dejemos este apartado como «progresa adecuadamente». Tengo mi página web, www.elenalavelles.com, y los perfiles más comunes de redes sociales. Aunque mi actividad debería de ser más dinámica en este mundo virtual, me gusta más el de los libros y las personas de carne y hueso. Tengo mis conflictos en este aspecto, ya que vivimos en una era digital y yo también me he adaptado a ella, pero creo que el contacto humano, muy necesario y esencial, se relega cada vez más a un segundo plano.

«Dark Matter. Periódicos intervenidos de los 44 países participantes en los acuerdos de Bretton Woods»
«Dark Matter. Periódicos intervenidos de los 44 países participantes en los acuerdos de Bretton Woods»

Dónde está cuando no hace arte. He sido parte de un colectivo de comisarios, Calipsofacto Curators; he dado clases de arte y fotografía tanto a niños en talleres como a adultos en la universidad y he trabajado como directora artística y comisaria para un proyecto que aunaba arte y teatro. Estos son sólo algunos de los ejemplos de otras actividades que he realizado no enfocadas a la producción de mi obra. Por lo general, todo lo que hago gira entorno al arte, incluso durante «mi tiempo libre», las 24 horas del día, los siete días de la semana. Es muy complicado separar, incluso en las cañas con colegas o las reuniones con amigas y amigos muy queridos, que se terminan convirtiendo en un proyecto para una nueva obra o exposición, o en una colaboración de trabajo.

«Pattern of Dissolution» (vídeo de 2017)
«Pattern of Dissolution» (vídeo de 2017) - E. L

Le gustará si conoce a... Algunos de mis referentes más importantes no han sido sólo artistas, y creo que hay una lista de nombres que se quedaría tan solo en eso, en lista, una mera clasificación más. Los que han surgido a lo largo de mi trayectoria han sido la posibilidad de crear conexiones entre personas de todo tipo, profesionales, disciplinas y campos de estudio. Eso es lo que consideraría como mi referente.

«Cedería el testigo de esta entrevista a cualquiera de mis colegas que consideren el arte una profesión seria como otra cualquiera y que la sufre y disfruta como cualquier trabajador que aprecia su trabajo»

Algunos de mis colegas de ámbito nacional, no sé si todos de generación pero que si destacaría, son Viviana Silva, quien siempre ha sido una compañera, una artista a la que admiro y un apoyo a la hora de pensar en narrativas descentralizadas. También, Somos Nosotros, un colectivo que mantiene muy presente un análisis de la precariedad en nuestra profesión. Jana Pacheco, que tanto como compañera del ya disuelto Calipsofacto Curators, amiga, directora de teatro y tímida pero potente «performer», tiene una mente sin barreras capaz de hacer estremecer de una forma afectiva y sensorial. Creo que podría mencionar a muchos otros compañeros como Pedro Luis Cembranos, por una visión más cercana a la mía en el arte, desde una aproximación más humana. O a Silvia Zayas, quien transgrede las escénicas en una afán por la investigación histórica y experiencial. Olaya Gómez, Dos Jotas, Andrés Pachón y un muy largo etcétera de nombres de compañeras y compañeros que admiro, y cuyo trabajo me resulta estimulante y necesario, también merecen ser recordados.

«Sin Título». Serie «Counter Sediments» (2016), de la muestra «Cuestionamiento II». Sala de Arte Joven de la Comunidad de Madrid»
«Sin Título». Serie «Counter Sediments» (2016), de la muestra «Cuestionamiento II». Sala de Arte Joven de la Comunidad de Madrid» - E. L.

Qué se trae ahora entre manos. Estoy preparando tres exposiciones individuales para este año. La primera se inaugura en la Blueproject Foundation, en Barcelona, el 13 de julio y estará hasta mediados de septiembre. La siguiente será a finales de noviembre en Matadero Madrid con motivo del final de mi residencia en el Centro de Residencias Artísticas. Y la última será en la Fundación BBVA, como presentación del ensayo audiovisual que estoy realizando gracias a las Becas Multiverso.

«Pattern of Dissolution» (2017). Museo Carrillo Gil (México) y Artium de Vitoria.
«Pattern of Dissolution» (2017). Museo Carrillo Gil (México) y Artium de Vitoria. - E. L.

Proyecto favorito hasta el momento. Antes hablé de «Dark Matter». Ahora mencionaría la instalación «Pattern of Dissolution», que realicé para la exposición «Cartografías líquidas», que se inauguró en el Museo Carrillo Gil de Ciudad de México e itineró al Artium de Vitoria y al Instituto de México en Madrid. Para esta exposición trabajé con Blanca de la Torre como comisaria española, quien me parece una profesional formidable y con una capacidad de investigación y trabajo brutal. A su vez, compartí espacio y proyectos con artistas mexicanos y españoles con los que disfruté muchísimo, tanto por su obras como por vivir esa experiencia con todas y todos ellos. Este tipo de iniciativas me parecen realmente importantes como fórmula para poner en conversación dos continentes, sus hisotorias y sus problemáticas.

Detalle de «Sin Título», de la serie «Counter Sediments» (2016)
Detalle de «Sin Título», de la serie «Counter Sediments» (2016) - E. L.

¿Por qué tenemos que confiar en ella? La confianza se deposita en una persona a base de conocerla y «convivir» con ella. Por lo que espero que estos párrafos me hayan acercado más a las personas que los hayan leído. Por otro lado, que despierte cierto grado de interés el hecho de conectar arte con una variedad de disciplinas, personas y, sobre todo, con el pensar, analizar y proyectar como testigo activo de un momento histórico actual. Creo que el arte, en definitiva, tiene esa función. Gracias a representaciones alternativas de ciertos relatos podemos crear lecturas y narrativas que cuestionen los dominantes hasta el momento.

«Home-Land Building Project». Monumento para Marina Bay Financial Centre
«Home-Land Building Project». Monumento para Marina Bay Financial Centre - E. L.

¿Dónde se ve de aquí a un año? Teniendo en cuenta que soy muy miope, lo dejo en que veo a distancias muy cortas. Por lo que, actualmente, disfruto de poder estar trabajando de una forma no precarizada y completamente dedicada a la producción artística y de investigación.

¿A quién cedería el testigo de esta entrevista? A cualquiera de mis colegas que consideren el arte una profesión seria como otra cualquiera y que la sufren y disfrutan como cualquier trabajador que aprecia su trabajo.

¿Cómo se definiría en un trazo? Este trazo lo considero un recorrido muy importante, ya que, como obra, tiene un gran significado a nivel personal y profesional. Por lo que, ahora aprovecho para dedicárselo con cariño a «Darán que hablar».

«Get Directions Series» (2013). Tinta sobre papel
«Get Directions Series» (2013). Tinta sobre papel - E. L.