IMPRESCINDIBLES

Citas culturales en las grandes capitales del mundo

Una exposición sobre 1968 en Roma, Shakespeare en Central Park, arte pop en Lisboa, el Museo Dalí de París reformado... Los corresponsales de ABC se lo cuentan

Actualizado:

12345
  1. Berlín: Naturaleza y modernidad

    Caspar David Friedrich, «Wanderer above the Sea of Fog» (1817)
    Caspar David Friedrich, «Wanderer above the Sea of Fog» (1817)

    Ralph Gleis dirige la Alte Nationalgalerie de Berlín desde hace un año y esta es su primera gran exposición: Wanderlust. De Caspar David Friedrich a Auguste Renoir. Fascinado por los fondos propios del siglo XIX y amparándose en su pasión por el senderismo y la naturaleza, hace un repaso por la colección del museo, destacando su pluralidad e internacionalidad. Como precursores de la modernidad, estos cuadros ofrecen un anticipo de las grandes líneas creativas del siglo XX en una muestra abierta hasta el 16 de septiembre. Por ROSALÍA SÁNCHEZ.

  2. Roma: Soñadores en el 68

    Dreamers 1968: Cómo éramos, cómo seremos. Este es el título de una exposición fotográfica, en el Museo de Roma en Trastevere, que conmemora el quincuagésimo aniversario de 1968, un año que hizo época. Con el archivo histórico de las agencias italianas e internacionales, se cuentan las revueltas estudiantiles, la guerra, las batallas contra las injusticias, la música y el cine italianos… La exposición pone el acento en el futuro que soñaba una generación que deseó un cambio con la esperanza de un mundo mejor. Permanecerá hasta el 2 de septiembre. Por ÁNGEL GÓMEZ FUENTES.

  3. Lisboa: Estética pop

    Artistas portugueses y británicos se dan la mano en Post-pop. Fuera del lugar común, una exposición que reúne en la Fundación Gulbenkian de Lisboa obras de arte pop en las que los creadores exhiben las influencias captadas en Londres entre 1965 y 1975. Ruy Leitao, Eduardo Batarda, Teresa Magalhaes o Joao Cutileiro se yuxtaponen a Tom Phillips, Jeremy Moon, Bernard Cohen o Allen Jones para recrear hasta el 10 de septiembre un panorama estético que ha marcado a las generaciones actuales en la escena artística de Lisboa y Oporto. Por FRANCISCO CHACÓN.

  4. París: Un Museo Dalí reformado

    Reabre el Museo Dalí parisinotras un largo año de reformas para presentar una colección de cierta importancia: más de 300 esculturas, pinturas, grabados de un artista muy fuera de lo común. En el corazón de Montmartre, ante una perspectiva única de la ciudad, el Museo Dalí quizá sea una visita obligada para quien desea descubrir la obra de un genio polifacético. Tras su reforma, ofrece nuevas visiones y un recorrido inédito de un legado que siempre tiene «rincones» mal explorados, facetas que siempre sorprenden, en la encrucijada de las grandes convulsiones del arte del siglo XX. Por JUAN PEDRO QUIÑONERO.

  5. NYC: Shakespeare en Central Park

    El ciclo dedicado cada verano al «Bardo de Avon» en Central Park es por sí mismo una razón para visitar Nueva York. Producciones de gran calidad, gratuitas, al anochecer, en un teatro al aire libre, al que los asistentes pueden llevar su cena y su bebida. Este año Shakespeare in the Park arranca el 29 de mayo con Otello, la célebre tragedia alrededor de los celos, la traición, la venganza y el racismo. La dirige Rubén Santiago-Hudson, que el año pasado destacó por su adaptación de la obra Jitney en Broadway. Como en los últimos años, la segunda producción del ciclo es una reinterpretación musical de una obra de Shakespeare. En esta ocasión se trata de la comedia La duodécima noche, que fue adaptada por Kwame Kwei-Armah -también director en las representaciones en el parque- y Shaina Taub, que forma además parte del elenco. El único inconveniente es conseguir entradas: hay que apuntarse a una lotería digital y que sonría la fortuna o ir en persona a hacer cola desde temprano en la mañana el día de la representación. Si el dinero no es un problema, se pueden pagar 500 dólares como donación al ciclo y asegurarse un asiento para una representación. Por JAVIER ANSORENA.