Una escena de «Addio del passato»
Una escena de «Addio del passato»
TEATRO

«Addio del passato», la ópera o la vida

Julio Bravo se ha inspirado en «La Traviata» y en «La dama de las camelias» para dar un original sesgo contemporáneo a la historia

Actualizado:

Margarita Gauthier es una soprano aclamada por su interpretación del papel de Violetta Valery en «La Traviata» de Verdi, ópera para cuyo libreto Francesco Maria Piave adaptó libremente «La dama de las camelias», novela de Alejandro Dumas hijo, cuya protagonista se llama precisamente Margarita Gauthier. Estableciendo una deliciosa tracería de reflejos, devociones y correspondencias, Julio Bravo se ha inspirado en ambas creaciones para elaborar «Addio del passato», emocionante y bien construida pieza teatral que toma como título el de la gran aria final de Violetta y ensambla, con tanto respeto como maestría, elementos del texto narrativo y del libreto operístico en una ágil estructura escénica que logra dar un original sesgo contemporáneo a esa historia de amor desgraciado.

Los años 60

La Margarita de Bravo no es una cortesana decimonónica y tuberculosa, sino una diva operística de los años 60 del pasado siglo -segunda edad dorada del género tras la II Guerra Mundial-, en la que el autor esboza intencionadamente algún detalle de la personalidad arrolladora y magnética de María Callas. Una mujer libre y famosa, de desahogado panorama sentimental, que sabe que una enfermedad terminal ha marcado el comienzo de la cuenta atrás de su reloj vital. Un admirador devoto -significativamente llamado Armando Duval, como en el texto de Dumas- hace que el amor irrumpa en su corazón y abra un paréntesis de felicidad en su vida.

La trama, desarrollada por medio de estupendos diálogos, combina de manera admirable sentimientos como la pasión, el desgarro, el desamor, la entrega y el sacrificio. Margarita asume la renuncia definitiva en un final que roza delicada y contenidamente las aguas del melodrama y tiene, a mi juicio, mayor fuerza y sentido dramático que el de la ópera y la novela.