El selfie que Laura Ferrero dedica a ABC Cultural
El selfie que Laura Ferrero dedica a ABC Cultural - L. F.
«Darán Que Hablar»

Laura Ferrero: «Me interesa, sin querer ponerme intensa, lo que no puede decirse»

Actualizado:

- ¿Cuáles son sus intereses como escritora?

- Siempre me han gustado los temas que son difíciles de abordar con palabras: la soledad, los silencios, la pérdida, el desamor, el dolor. Me interesa, sin querer ponerme intensa, lo que no puede decirse. Pero también las pequeñas cosas de la vida, que son los detalles que marcan la diferencia y a los que muchas veces no prestamos atención.

-¿Y como lectora?

- Me interesa lo mismo que como escritora: lo que querría escribir. Me encanta dar con autores que se plantean los mismos interrogantes que yo para ver cómo los resuelven, para ver cómo abordan ellos todas estas cosas que no pueden decirse. Con respecto a los géneros, me encantan el relato corto y la autobiografía.

- ¿Sobre qué temas suele escribir?

- Querría decir que sobre todo pero, en realidad, nunca escribo sobre política, economía o, incluso, sobre actualidad. Me interesan las emociones, los sentimientos. Todo lo que damos por sentado y en lo que raramente nos paramos a pensar porque decimos que no tenemos tiempo. Me llama la atención, sobre todo, el mundo de las relaciones humanas y lo difícil que es, a veces, mantenerlas.

- ¿Con cuáles de sus «criaturas» se queda?

- Hay un relato llamado «Sofía» al que le tengo mucho cariño. O tal vez con la primera crítica literaria que escribí, con veintitrés años, era sobre un libro de Dai Sijie y tardé casi una semana en entregarla. Utilicé todas las palabras más complicadas que conocía para parecer más culta y mayor de lo que era. Cuando lo releo siempre me hace sonreír.

- Supo que se dedicaría a esto desde el momento que…

- Empecé a escribir de niña. De hecho, escribí mi primera novela con catorce años, pero la tengo en un cajón llenándose de polvo. Ese año había leído «El dios de las pequeñas cosas» y me impactó tanto que empecé a escribir. Pero claro, el resultado fue una mezcla extraña y, sobre todo, muy adolescente… Sin embargo, a partir de entonces ya nunca dejé de escribir.

- ¿Cómo se mueve en redes sociales?

- A trompicones: me gusta mucho más tomarme un café con alguien que escribir un tuit o poner un estado de Facebook. Pero al final, aunque me cueste reconocerlo, estoy más enganchada de lo que me gustaría.

-¿Qué perfiles tiene?

- Tengo Twitter (@Lau_Ferrero) aunque suelo usarlo poco, Facebook e Instagram.

- ¿Cuenta con un blog personal?

- Sí: se llama «Los nombres de las cosas», que es el nombre del primer diario que escribí: www.lauraferrero.com. En él, hablo de todo pero, principalmente, de los libros que voy leyendo e intento relacionarlos con las cosas que me (nos) ocurren todos los días, que son mucho más literarias de lo que creemos.

- ¿Qué otras actividades relacionadas con la literatura practica?

- Soy editora, lectora, he sido scout literaria, hago crítica cultural, llevo años ayudando en la promoción de la literatura en el País Vasco e incluso he hecho mis pinitos trabajando tiempo en el temido departamento de marketing… De todo un poco.

- ¿Forma parte de algún colectivo/asociación/club?

- Si ir al gimnasio de al lado de casa es formar parte de un club, entonces sí.

- ¿En qué está trabajando justamente ahora?

- Siempre suelo trabajar en varios proyectos a la vez. Ahora estoy editando una traducción, escribiendo una novela, tratando de tirar adelante una tesis medio muerta y durante los meses de verano estaré trabajando en una editorial.

- ¿Cuáles son sus referentes?

- Me gustan mucho Raymond Carver, Richard Ford, Joan Didion o Julian Barnes. Y en lengua española nunca me canso de leer «El olvido que seremos», de Héctor Abad Faciolince.

-¿Y qué otros colegas de generación (o no) destacaría?

- A todos aquellos que me hacen recordar aquello que decía Holden Caulfield: «Los libros que de verdad me gustan son esos que cuando acabas de leerlos piensas que ojalá el autor fuera muy amigo tuyo para poder llamarle por teléfono cuando quisieras». Y hay muchos…

- ¿Qué es lo que aporta de nuevo a un ámbito tan saturado como el literario?

- Me gusta pensar que tal vez pueda ayudar a ir un poco más allá. A no quedarnos en lo de siempre y poder hablar de todos esos temas que solo surgen a partir de la segunda copa de vino.

- ¿Qué es lo más raro que ha tenido que hacer como escritora para sobrevivir?

- Vender merchandising en un concierto de Farruquito, escribir artículos para prensa rosa…Pero quien algo quiere, algo le cuesta, ¿no?

Poema en un tuit