Fragmento de una de las ilustraciones de Gorka Olmo
Fragmento de una de las ilustraciones de Gorka Olmo - gorka olmo
arte

Gorka Olmo: «Con lo que más disfruto es diseñando carátulas de discos»

Ha sido capaz de generar un universo particular a través del lápiz de color y el papel. Y, de vez en cuando, se da un capricho con la música o los recortables. El ilustrador Gorka Olmo es de los que «darán que hablar»

Actualizado:

Nombre:Gorka Olmo. Lugar y año de nacimiento: Vizcaya, 1986. En la actulidad reside en La Arboleda (Vizcaya). Estudios: Preimpresión de artes gráficas e ilustración

Qué le interesa. Siempre me ha llamado la atención la cultura popular, y eso supongo que al final se acaba notando en lo que dibujo. Además últimamente me interesan mucho los espacios cerrados –puede tener algo que ver que yo sea bastante casero–. De hecho, mi última exposición gira en torno a ello. De todas formas, sí que me gustaría dejar claro que aunque siempre me he sentido influído por el pop, mi discurso va evolucionando conmigo. No es algo fijo en absoluto, soy cambiante.

De dónde viene. Empecé a exponer en Madrid. Yo vivía en Antón Martín y justo debajo de casa había un bar precioso (La Piola) en el que tuve la ocasión de exponer hace cinco años. Repetí al año siguiente, cogí carrerilla y empecé a recorrer mis cafeterías favoritas de la ciudad: El Café de la luz, La ida, El circo… Pasé de exponer en bares a entrar más en materia en lugares como Tipos Infames o el Matadero de Madrid (esta última, una colectiva, ¿eh?).

Ahora mismo podéis visitar Abrigo, cobijo y fuego”, mi última exposición, en la capital. Se encuentra en el Espacio Labruc de Malasaña hasta el 2 de noviembre. Esta expo se ha podido ver durante el verano en Charada (Bilbao), un espacio en el que lo mismo te venden una camiseta, como le montan una exposición de foto a Nacho Canut. También he participé en Getxoarte'11. Solicité para el de este año, pero no me han cogido, así que nada.

Y entre todos mis proyectos también hay favoritos. Uno de ellos es Gintonic Baby, un libro de poesía de Gonzalo Cortizo al que tengo especial cariño por ser el primero. Aunque con lo que realmente disfruto es con los diseños de discos. Hasta ahora he realizado carátulas para diferentes grupos, el último ha sido el disco Instrucciones para silbar bajo el agua, de Capitán Sunrise. Que por cierto, ha quedado genial, por dentro y por fuera.

Supo que se dedicaría al arte desde el mismo momento que… Llevo dibujando desde que era pequeño, aunque empecé a tomármelo en serio una vez que me instalé en Madrid en 2008. En el fondo, siempre he sabido que me iba a dedicar a esto. Además, es lo único que sé hacer.

¿Qué es lo más extraño que ha tenido que hacer en el mundo del arte para «sobrevivir»? Creo que las cosas más raras que haces son las que al final no ven la luz. Suelen ser pruebas para revistas o publicidad. Una vez tuve que hacer unos gatos feísimos para una agencia, pero creo que lo más raro que he tenido que hacer hasta la fecha ha sido un retrato de Emilio Botín. Me pidieron que le dibujase para una prueba para la revista Forbes. Así que sí, tengo un retrato de Botín en casa. Puede que ahora se haya revalorizado. ¿O para eso el que tiene que morir soy yo?

Su «yo virtual». Las redes sociales me gustan, tengo perfil en Facebook, Instagram, Pinterest... Aunque las que más utilizo son las dos primeras, que las empleo por diversión pero siempre acabo metiendo bocetos, así que terminan conviertiéndose en otro medio de difusión del trabajo que hago. Es una suerte que algo que haces para divertirte acabe llegando a gente que ni conoces y empiecen a seguir tu labor. Es muy gratificante. Ahora mismo estoy de estreno: acabo de hacerme un portfolio donde enseño mi trabajo de la manera más elegante que he podido hacer, en un wordpress con aspecto de web: gorkaolmo.com.

Dónde está cuando no hace arte.

A parte del dibujo, me gusta jugar con el cartón, suelo «reciclar» cajas de medicamentos que luego acaban formando parte de algo que roza el modelismo. No sabría calificarlo; al final, todo acaba en unas fotos. En cuanto al tema de los colectivos, me cuesta mucho trabajar en grupo. Me encantaría poder trabajar a gusto con otra gente, pero me desenvuelvo mejor yo solo. Cuando me junto con otros, dejo que ellos tiren, y al final no se trata de eso… Como sé que no voy a poder hacer lo que yo realmente quiero, no me implico y simplemente me dejo llevar.

Qué se trae ahora mismo entre manos. El último proyecto que tengo a la vista es una colaboración con la discográfica Discos de Kirlian; tiene que ver con unos pósters. Todavía no puedo dar demasiados detalles, pero promete.

Además de contar con encargos puntuales, tengo desde hace más de un año una cita mensual con la revista Icon, y mientras, a nivel personal, estoy preparando una nueva expo, que, si todo va bien, verá la luz antes de la primavera.

Le gustará si conoce a... Pues en cuanto a ilustración, uno de mis mayores referentes ha sido Javier Aramburu. Él ha diseñado gran parte de mis discos favoritos… También me gusta mucho el cómic, especialmente el europeo: me encantan los de Camille Jourdy, Paco Roca o David Sanchez… Y de mi generación destacaría: Jean Jullien, Theo Firmo, Andrea Canepa, Alfonso Casas, David de las Heras, Amaia Arrazola, David Martin Angulo, Eider Aguero, Nieves Córdoba… No sé. Hay mucho talento por ahí suelto…

¿Por qué tenemos que confiar en él? Creo que esta es la típica pregunta que deberían contestar los demás. Que terceras personas confíen o no es una cuestión ajena a mí. Yo, sinceramente, creo que sólo puedo aportar mi particular visión del dibujo.Cuando me pongo a trabajar, no pienso en si la gente va a valorar o no lo que estoy haciendo; sólo pienso en que me funcione a mí, ya que, por mucho que le guste a los demás, si a mí no me tira, no hay nada que hacer.