¡Atención! ¡La galería más grande y la más pequeña del mundo coinciden en Madrid!
Detalle de las «instalaciones» de la Instagramers Gallery Madrid en Fundación Telefónica - abc
arte

¡Atención! ¡La galería más grande y la más pequeña del mundo coinciden en Madrid!

Actualizado:

Es sin duda la sala de exposiciones más pequeña que existe. Su nombre, La Salita Ambulante. Porque, y aunque tiene capacidad para exponer hasta 52 obras, estas no pueden superar los 6x9 centímetros de tamaño. El resultado es una estructura móvil y blanca con menos de un metro de altura y menos de un metro de ancho (90 x 90 centímetros, para ser más exactos), con una personalidad tal que marca el discurso de lo en ella se expone. Lo dicho: una galería transportable; una verdadera «salita ambulante».

Su promotor, Ceferino López (Mérida, 1954), un fotógrafo que, por esas vicisitudes del destino, acabó en el mundo del diseño; un amante de lo diminuto, creador de la marca Chucherías de Arte: «Todo comenzó con una colección de chapas de autor, con creadores que me interesaban. Estamos hablando de gente como Fernando Vicente, Enrique Flores, Sr. García, Ana Juan, Paula Bonet o Pep Carrió, el diseñador con el que ahora lanzo La Salita Ambulante. Por entonces, a esos objetos los llamaba "Círculos Viciosos". Lo de Las Chucherías de Arte llegó poco después, hará ahora un año, cuando el formato de la chapa se me queda corto y quiero dar más contenido de los artistas».

Diminutos «librinos» que enganchan

Es entonces cuando nacen los «Librinos con chapa», minúsculas publicaciones con un tamaño de 63 x 98 milímetros, que recuperan las chapas para decorar sus portadas y que se presentan embasadas en cajas. «En un deseo de incrementar la difusión de unos autores que tanto me interesan es como llego a La Salita Ambulante. Esta es mi galería portátil para poder mostrar lo que hacen. Ahora, los librinos se convierten en los catálogos de las exposiciones».

La Salita Ambulante celebrará su primera exposición este fin de semana en Matadero-Madrid, dentro del Mercado Central del Diseño que se celebra los días 5 y 6 de abril. El artista que hará los honores será el mencionado Pep Carrió «ilustrador paciente», como lo define López, y diseñador gráfico, del que se recupera el libro Sólo el que ama está solo, reedición del que ya publicara la editorial In Pectore en 2012, adaptado ahora a las dimensiones de los librinos , para convertirse en catálogo, y con textos de Fernando Beltrán.

«Lo del tamaño es una deformación profesional, pero también algo lógico cuando se buscan producciones económicas. Sin embargo, a mí me gusta hacer referencia al encanto de las casas de muñecas, de los fuertes de indios y vaqueros o las maquetas de cuando éramos pequeños, ese aspecto lúdico que nos atrapa y que no evita poder desarrollar una experiencia comunicativa interesante en un formato sugerente». La Salita Ambulante se estrena en Madrid y, aunque no dispone con una programación fija –«irá apareciendo y desapareciendo según se dé la ocasión»– sí que cuenta ya con un elevado número de artistas que quieren exponer en sus reducidas instalaciones. Las mismas, se usarán para desplegar todo tipo de merchandising, como los imanes que acompañan al proyecto de Carrió.

Seleccionar entre 20 mil millones

Todo lo contrario a la Instagramers Gallery Madrid, que hoy se ha presentado en el espacio de Fundación Telefónica. Ahora estamos hablando de más de 12.000 fotógrafos en su cartera. Obviamente, su medio natural es la red, de donde bebe, a partir de los más de 200 millones de usuarios que tiene la red social Instagram, que, desde su origen en 2010, ha recogido más de 20.000 millones de imágenes. Un equipo de expertos se ha encargado de compilar las mejores, que del móvil pasan a la red y de ahí, ahora, a las estructuras móviles construirdas para tal efecto y que alberga el edificio de Telefónica en Madrid.

El proyecto está coordinado por Philippe González y Jorge Martínez, los promotores de la primera Instagramers Gallery europea, con un antecedente en una sede anterior en Miami, que abrió sus puertas en diciembre de 2013. Ellos explican su iniciativa «no como un simple volcado de lo que hay en la red social», sino como una selección de lo mejor: «No todo vale», matizan. A estos agentes les movía «crear la mayor galería virtual de fotografía hecha con móviles y ser un potencial espacio de exposición de referencia para miles de fotógrafos con talento». Fundación Telefónica les permite ahora contar con un espacio físico en la capital de España donde mostrar parte de sus contenidos.

Instagramers Gallery Madrid se estrena con una exposición que contempla 500 fotografías repartidas en tres secciones: la primera reúne la mitad de las obras, realizadas por 27 fotógrafos de 18 países de todo el mundo; el segundo apartado es un homenaje a la ciudad, pero con una condición: no incluye fotografías turísticas de Madrid, sino aquellas que plasmen cierto contenido social. Por último, una última selección de 66 imágenes corresponden a los ganadores de la primera edición del Instagramers Photo Prize, otorgado por la empresa Picglaze y cuyo único ganador anual recibe un premio de 100.000 dólares.

En las próximas semanas y a través de concursos mensuales, los usuarios de Instagram tendrán la posibilidad de exponer sus imágenes en esta nueva galería. Así mismo, esta programa ya debates, conferencias y encuentros en torno al fenómeno de la fotografía realizada con el móvil, del que fue un aperitivo en el espacio de Cano Estudio la presentación el año pasado de parte de la colección de Ascensión Amaro, enigmática coleccionista que solicitaba a artistas de renombre portafolios específicos para su cuenta de Instagram. Hace unas semanas ponía fin a la iniciativa.