Cultura

Cultural / ARTE

Lara Almarcegui y Paloma Polo en la Bienal de Venecia

Día 04/06/2013 - 19.55h
Temas relacionados

Lara Almarcegui (en el Pabellón de España) y Paloma Polo (en la sección oficial) son nuestras representantes en la Bienal de Venecia. Así la afrontan

Lara Almarcegui y Paloma Polo en la Bienal de Venecia
Según Paloma Polo (en la imagen), «la exposición de la bienal no ha de cumplir con cuotas»

Hoy se inaugura la 55º Bienal de Venecia, y España estará representada en sus secciones oficiales por dos artistas. Paloma Polo (Madrid, 1983) forma parte del «palacio enciclopédico» del Arsenale en el que su comisario, Massimiliano Gioni, ha convertido la muestra de tesis. Lara Almarcegui (Zaragoza, 1972) ocupa el pabellón español. Se da la circunstancia de que ambas creadoras son mujeres, de generaciones cercanas, que trabajan en Holanda y que coincidieron en algún momento de sus carreras («Conocí a Lara cuando era estudiante –cuenta Polo–, durante un taller de verano que ella impartía. Guardo un recuerdo claro de ideas que allí expresó. Me impresionó su determinación, tenacidad y capacidad crítica». «Yo de Paloma destaco su seriedad», resume Almarcegui).

La aragonesa ha preparado un doble proyecto: «Materiales de construcción del Pabellón de España» mete dentro del edificio, construido en 1922 por Javier de Luque, montañas con las mismas cantidades de materiales empleados para edificarlo. Su segunda aportación será una guía y una proyección sobre la Sacca San Mattia, una isla que fue vertedero de la industria del cristal en Murano y escombrera de la renovación de Venecia en los setenta, «donde se planean ahora las mayores alucinaciones para el futuro de la ciudad».

Paloma Polo acude a «The Path of Totality», obra de 2010 que encaja con los supuestos del comisario. En ella investiga sobre las expediciones de las potencias occidentales para observar eclipses en el siglo XIX y principios del XX, que la artista vincula con la expansión colonialista. La localización de los lugares idóneos para observarlos suponía largos viajes. Las autoridades coloniales facilitaban a los expedicionarios recursos para construir precarios observatorios temporales. Su apariencia –que la madrileña analiza en las 79 imágenes propuestas–, adquiría un carácter escultural y monumental e instrumentalizaba la Ciencia como poder colonial.

¿Cómo entroncan estos proyectos con sus carreras?

Lara Almarcegui: Es la primera vez que coloco el equivalente de un edificio entero dentro del mismo, lo que por definición es casi imposible. Como en Venecia se recicla poco, los escombros están muy mezclados. La instalación comunica un caos atractivo, que conecta de forma poco definida con mis subterráneos. La proyección se realizará en un altillo escondido del pabellón que no se ha usado nunca. Trabajo mucho con espacios secretos, pero nunca había acondicionado uno así.

Paloma Polo: Esta es una pieza muy importante para mí. Inauguró unos métodos distintos de actuación con los que me sentí más identificada y sentó las bases del trabajo que desarrollaría posteriormente.

En su caso, Lara, Octavio Zaya ha actuado como comisario. ¿Cómo ha sido la experiencia?

Octavio me ha apoyado en todo. Él además ha hecho un buen trabajo de documentación de mi trabajo para el catálogo.

¿Qué podemos decir de M. Gioni, Paloma?

Gioni ha atendido todos los detalles de la exhibición de mi trabajo y mi presencia en la bienal, incluyendo asuntos que excedían sus obligaciones. No obstante, ha expresado determinación, manifestando una clara idea de su proyecto.

El título de su bienal es «El palacio enciclopédico». ¿Qué les evoca este título?

L. A.: A mí, una ambición de totalidad que pensé que ya no existía. Como punto de partida me provoca desconfianza, pero quizá habría que entenderlo como «el deseo de conocer». Así, sí que es un concepto que engloba a artistas interesantes.

P. P.: «Palacio Enciclopédico» es el nombre del diseño patentado en 1955 por Marino Auriti. Su idea era proyectar una arquitectura capaz de acoger todo el conocimiento humano. La tarea requería no sólo una mirada transcultural y multidisciplinar: también estudiar la diversidad de métodos de archivo y compilación de conocimiento; los cambios históricos de sus valores; las transformaciones en la práctica historiográfica; los discursos sobre su producción; la elaboración de imaginarios políticos y sociales… Cuestiones que me interesan.

¿Y qué opinión tienen de un evento como Venecia en un mundo globalizado y con inflación de este tipo de citas?

L. A.: La cuestión es tan trasnochada que es mejor olvidarla para hacer un proyecto interesante. Esto es lo que hace la mayor parte de artistas en esta ciudad. Dejemos lo de los pabellones nacionales a los políticos.

P. P.: Siempre apoyaré que haya más exposiciones, centros, instituciones y programas artísticos. Desafortunadamente, su proliferación responde a su inserción en la industria del entretenimiento. El arte se ha convertido en un producto que se consume rápidamente. Muchas formas se homogeneizan, de manera que un evento comercial en ocasiones no dista tanto de otro que persigue la creación de espacios de pensamiento. Aun así, todavía restan ejemplos que funcionan bajo premisas diferentes.

¿Qué lugar ocupa esta cita en sus carreras?

Lara Almarcegui y Paloma Polo en la Bienal de Venecia
Intervención de Almarcegui

L. A.: Exponer donde pasó gente de la calidad de Dora García o Santiago Sierra es significativo, aunque es difícil saber qué supondrá. Debido al ascenso del populismo, y al uso de los políticos –con apoyo de los medios– de la crisis para volver a la clase media contra el arte, en Europa este es más odiado que nunca. Como lo fue el inmigrante, el artista es el nuevo chivo expiatorio. El ataque se celebra. Estar en una cita como Venecia no es fácil, pero sí interesante.

P. P.: Esta habrá sido la exposición que más visibilidad otorgue a mi trabajo. Agradezco la oportunidad y espero que facilite la comunicación de mis intereses y planteamientos, así como el diálogo con otros públicos o productores culturales.

Solo serán dos los artistas españoles en el programa oficial. ¿Es un buen número?

L. A.: La pregunta es más bien si los otros artistas son interesantes o si aportan algo. El recuento de nacionalidades en una exposición es lo último que se me pasa por la cabeza.

P. P.: La exposición de la bienal no ha de cumplir con cuotas. Gioni habrá realizado una selección de piezas afines a los temas que aborde. Que más o menos artistas españoles realicen un trabajo acorde a su discurso no ha de interpretarse negativa o positivamente.

A Gioni le llovieron las críticas cuando hizo oficial su lista de convocados. Se le acusó de que «faltaban países» (España, por ejemplo) y terminó ampliando esa nómina.

L. A.: Seguro que los artistas están en la exposición debido a la calidad de su trabajo.

P. P.: Cuando Gioni dio a conocer los artistas anunció que esta no era una decisión definitiva y que estaría sujeto a cambios y revisiones. No entiendo, entonces, cual es la polémica.

Aún así, ¿sufren de escasa visibilidad nuestros artistas?

L. A.: No lo creo. Y un ejemplo que da la vuelta al argumento es que Alicia Framis representó a Holanda hace unos años.

Lara Almarcegui y Paloma Polo en la Bienal de Venecia
Trabajo de P. Polo

P. P.: En España hay muy buenos artistas, pero en relación a otros países europeos, la práctica profesional es menor. Nuestro pasado reciente no ha facilitado la comunicación de la creación artística. Su educación ha contado con mínimos recursos y proporcionado una formación generalmente pobre. Hoy las circunstancias son mejores, pero ahora es la crisis la que interviene negativamente.

Ambas no trabajan en España. ¿Es a lo que están abocados nuestros artistas?

L. A.: Todos nos movemos por todas partes, y más los españoles. Espero estar en la bienal porque mis proyectos son interesantes, no por mi nacionalidad.

P. P.: Artistas de mi generación optamos por completar nuestra formación fuera. También porque sus instituciones financiaban estudios inexistentes en España. Viajar es parte de la cotidianeidad del artista, pero ello no exige vivir en el extranjero.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
NATIVIDAD PULIDO Es uno de los artistas más singulares del Renacimiento español. Se dedicó exclusivamente a la pintura religiosa, pero fue tremendamente original
Cortos más vistos FIBABC 2014
«Mi momento»
«Mi momento»

Sigue ABC.es en...

Hoy en TV

Programación Televisión

Buscador de eventos
Búsqueda sencilla
Lo último...
Lo bello
lo útil

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.