Así se reparte el precio de las entradas de cine

Así se reparte el precio de las entradas de cine

Actualizado:

¿Cuánto vale una entrada de cine en España y quién fija su precio?

El precio de venta lo establece cada cine y el coste medio en España se sitúa en 6,70 euros, aunque en muchas ciudades puede subir (sin contar el 3D) hasta los 8 o 9 euros por sesión.

¿Cómo se reparte lo que se paga por cada entrada?

El Gobierno se lleva el 21% del pastel a través del IVA, mientras que a las entidades de gestión de derechos de autor se les asigna otro 3%. El resto se divide entre el propietario del cine (34,2%) y la empresa distribuidora (41,8%), aunque estos porcentajes varían.

¿Cuánto llega a los productores de cine?

Las empresas que invierten en hacer una película y que tiene como asalariados a actores y directores acaba recibiendo cerca de un 30% del precio neto de la entrada.

¿Cómo han conseguido rebajar el precio a 2,90 € durante la Fiesta del cine?

Fuentes del sector explican que cada parte (productores, distribuidores y exhibidores) han negociado asumir una parte del coste de la rebaja de precios para poder organizar esta quinta Fiesta del cine y «como homenaje al espectador».

¿Cuántos españoles han ido a la Fiesta del cine?

Hasta que no finalice el evento no se conocerán datos definitivos, pero el primer día de la promoción -el lunes- acudieron a los cines 293.000 espectadores más. En 2012 llegaron a participar de la iniciativa 760.000 personas con una mecánica más complicada.

¿Cómo se pueden obtener las entradas a 2,90 euros?

Entrando en internet, en la página www.fiestadelcine.com y apuntando allí los datos personales. El nombre y los apellidos aparecen en un cupón imprimible que se ha de presentar en taquilla junto al DNI. El martes ya habían cumplido ese trámite 1,5 millones de personas.

¿Se volverá a repetir esta bajada de precios?

Los organizadores dan por supuesto que la Fiesta del cine volverá el año que viene, y algunos proponen celebrar un evento similar antes para revitalizar la taquilla. Pero no contemplan una bajada generalizada a diario.