Cinco películas para entender a Bigas Luna

Actualizado:

En cinco décadas de carrera, la evolución del cineasta barcelonés muestra a un autor personal y a un fotógrafo de su tiempo

12345
  1. «Bilbao»

    Detalle del cartel de la película
    Detalle del cartel de la película
    1978. Con Angel Jové, Isabel Pisano y María Martín.Apasionante película del primer Bigas Luna, posterior a «Tatuaje», que cuenta la obsesión de un psicópata por una prostituta del barrio chino de Barcelona, a la que todos llaman Bilbao. Al igual que «Átame», de Almodóvar, el realizador catalán se inspira en «El coleccionista», que luego lleva a su terreno. La inquietante historia es un perfecto anticipo de lo que será su cine, su fuerza visual y su capacidad para sorprender y extraer petróleo de los ambientes más sórdidos.
  2. «Angustia»

    La posesiva Zelda Rubinstein
    La posesiva Zelda Rubinstein
    1986. Con Michael Lerner, Zelda Rubinstein y Ángel JovéUna de las obras más personales de Bigas Luna (que ya es decir), sobre la enfermiza situación de dominio absoluto que se crea entre Zelda Rubinstein (la médium de «Poltergeist») y su hijo, un oftalmólogo que colecciona ojos. Difícil de ver, aunque resulte paradójico, tiene un incalculable valor.
  3. «Jamón, jamón»

    Penélope Cruz y Javier Bardem
    Penélope Cruz y Javier Bardem
    Con Penélope Cruz, Javier Bardem, Jordi Mollà, Anna Galiena, Juan Diego y Stefania Sandrelli.En el año olímpico, Luna inicia su «triatlón» ibérico, que luego pinchó en hueso con «Huevos de oro» y remontó el vuelo con «La teta y la luna». El director se destapa como gran descubridor de estrellas, como Penélope Cruz, Javier Bardem y Jordi Mollà, los tres de una tacada. Su olfato se completa con la brillante recuperación de dos mujeres que han poblado los sueños de varias generaciones, Anna Galiena y Stefania Sandrelli. La cinta no pierde además el gusto del director por la simbología ni su habilidad para crear imágenes, no siempre eróticas, capaces de sobrevivir a su propia obra.
  4. «La camarera del Titanic»

    Olivier Martínez y Aitana Sánchez-Gijón
    Olivier Martínez y Aitana Sánchez-Gijón
    1997. Con Aitana Sánchez-Gijón, Olivier Martínez, Romane Bohringer y Salvador Madrid.De repente, el cronista del presente viaja al pasado y se cuela en el Titanic, en primera clase, pero sin afán de imitar las superproducciones de Hollywood. Sin despreciar la brillantez formal, como en la carrera que abre la película, rodada con virtuosismo, su fuerza reside en la pasión por narrar. Olivier Martínez, empujado por su babeante auditorio, reinventa su relato a cada instante, lo enriquece con una habilidad fabuladora que sólo otro maestro del cuento es capaz de mostrar en su apogeo.
  5. «Yo soy la Juani»

    Laya Martí y Verónica Echegui
    Laya Martí y Verónica Echegui
    2006. Con Verónica Echegui, Laya Martí, Dani Martín.No es preferible a «Son de mar», la elegante adaptación de la novela de Manuel Vicent, pero esta vuelta al lumpen dice más de la última etapa del autor, una vuelta actualizada a sus orígenes y una nueva demostración de su capacidad de encontrar jóvenes intérpretes con talento, en este caso Verónica Echegui. Su descarnado retrato puede hacer daño a la vista, pero la capacidad de observación social y de análisis sociológico de extrarradio sigue intacta.