Cine

Cine

Michelle Williams: «A veces un mercado es la mejor escuela de interpretación»

Día 22/02/2013 - 13.10h
Temas relacionados

La actriz cuaja uno de sus mejores trabajos en «Blue Valentine», sutil y sugerente retrato de una crisis de pareja

Una merecidísima nominación al Oscar (la tercera, tras «Brokeback Mountain» y «Mi semana con Marilyn») se llevó hace un par de años la viuda de Heath Ledger por este drama romántico en el que encarna a Cindy, una mujer que, después de seis años y una hija en común con su pareja, Dean (Ryan Gosling), comprueba cómo su amor se desmorona.

-¿Cómo se involucró en un proyecto como este, rara avis en el actual Hollywood?

-Fue hace unos años. Conocí a Derek (Cianfrance, director del filme) en Manhattan. Quedamos para comer, y eso se convirtió en cena, y la cena se convirtió en un largo paseo, y se nos hizo de noche. Y, desde entonces, desde aquel día, no paré de desear hacer esta película.

-¿Qué fue lo que le sedujo: la pasión de Derek, la historia, su personaje?

-Fue una mezcla varias cosas, porque todos los factores actuaron simultáneamente para empujarme hacia el proyecto. Y lo que me gustaba al principio fue cambiando. Porque ha habido muchos momentos en los últimos ocho años en los que hemos estado a punto de hacer la película, y cada una de estas veces iba y releía el guión. Y descubrí que es muy arriesgado confiar en tus gustos a los 21 años (risas).

-¿Cómo abordó una interpretación tan naturalista alabada por todos?

-Fue algo único, porque nunca antes había pasado tanto tiempo con un actor, ni había tenido tanta complicidad con un director como aquí. En la primera parte de la película, cuando Cindy y Dean se enamoran, Ryan y yo teníamos muy poca experiencia en trabajar el uno con el otro, y de hecho Derek quería que así fuera, de tal manera que verdaderamente estuviéramos conociéndonos en ese momento en lugar de únicamente interpretar. Así que ni siquiera hubo ensayos ni sesiones preparatorias. Pero Derek escribió más de sesenta borradores del guión.

-Se ha destacado el tono europeo, incluso propio de la «nouvelle vague», de la película. ¿Está de acuerdo en que las calles son el mejor escenario, y la espontaneidad de la gente el mejor método interpretativo?

-Puede ser, sí. Recuerdo que, mientras trabajábamos en la película, iba al mercado, a la carnicería, todo ese tipo de ejercicios de creación de un personaje. A veces, un mercado es la mejor escuela de interpretación. También fui a visitar a las enfermeras de la zona y observé a las mujeres del pueblo. Y poco a poco fue surgiendo Cindy como algo diferente a lo que es una mujer de Nueva York, al prototipo que la televisión ha diseñado para el público. No todo son lujos, tratamientos faciales, zapatos carísimos y niñeras.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Buscador de eventos
Búsqueda sencilla

abc.esloff.it

lo bello,
lo útil.

Descubre esto y más en loff.it »
Lo último...

Hoy en TV

Programación Televisión

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.