«La Adoración de los Reyes Magos»
«La Adoración de los Reyes Magos» - ABC

Sijena advierte al museo de Dallas que compró el retablo del monasterio: «Está repintado»

El representante legal del ayuntamiento de la localidad ha explicado que la obra está muy retocada y que su precio sería bastante inferior a los supuestos 500.000 euros desembolsados por la institución estadounidense

Actualizado:

El representante legal del Ayuntamiento de Villanueva de Sijena, Jorge Español, ha advertido al Meadows Museum de Dallas que el valor del retablo de «La Adoración de los Reyes Magos» del Monasterio de Sijena podría ser «muy inferior» al precio que habrían pagado por su compra.

El letrado ha hecho esta advertencia a través de un correo electrónico remitido a la dirección del museo norteamericano en el que plantea que la tabla podría haber sido repintada en la primera mitad del siglo XX y que la pintura original del Maestro de Sijena estaría «seguramente» oculta por los repintes.

En declaraciones a Efe, Español ha expresado su convencimiento de que el centro museístico ordenará radiografiar el retablo para verificar que realmente se trata de la pintura que formaba parte del antiguo retablo mayor del Monasterio de Sijena.

Tras conocer a través de los medios que la galería donde se ha formalizado la venta, Caylus, habría adquirido en Ginebra hace más de un año la pieza por unos 150.000 euros y que el museo podría haber pagado medio millón, el abogado ha advertido en su carta al museo que el «verdadero» valor de la obra podría no superar los 25.000 dólares, «si se demuestra que la mayor parte es un repinte».

Jorge Español se muestra convencido de que esta tabla, al igual que la que sacó a la venta la Galería Balclis a subasta en noviembre del año pasado bajo el título «Presentación de Jesús en el templo», fue repintada por la misma mano tras salir «ilegalmente» tras la Guerra Civil del Monasterio de Sijena, monumento nacional desde 1923.

«Las monjas de Sijena –ha explicado el letrado– documentaban todo lo que vendían, y siempre pedían permiso antes a la Santa Sede y al Obispado de Lérida, pero esta tabla subastada no consta que fuera vendida y, por tanto, debe descartarse su venta legal».

Apunta a la posibilidad de que la tabla fuera repintada para «disimular» su procedencia, porque su salida del cenobio fue ilegal, e, incluso, para aumentar su valor dándole la apariencia de una tabla de estilo flamenco o italiano.

Respecto a la tabla que iba a ser subastada por Balclis, cuya venta fue suspendida a raíz de una denuncia penal del Ayuntamiento de Sijena, ha destacado que el juez de Barcelona encargado del caso decidió archivar la causa y ordenar su devolución a la familia que lo había puesto en venta si en el plazo de un mes el Gobierno de Aragón no interponía una demanda.

El archivo fue recurrido por la parte aragonesa ante la Audiencia de Barcelona al considerar que la pieza salió ilegalmente del Monasterio de Sijena tras la Guerra Civil y debe volver al cenobio, y al entender, según Español, que «quien tendría que reclamar al Gobierno aragonés o a la orden de Sijena son los que se dicen propietarios y no al revés».