Willem de Kooning
Willem de Kooning - ABC

Recuperan una pintura de Willem de Kooning robada hace 31 años en Arizona

La obra, «Mujer ocre», se encontraba en una tienda de antigüedades y está valorada en más de cien millones de dólares

PHOENIX (EE.UU.)Actualizado:

Un cuadro del desaparecido pintor de origen holandésWillem de Kooning fue recuperada al cabo de 31 años de ser robada del Museo de Arte de la Universidad de Arizona, ha informado la institución.

Los especialistas señalaron que esta semana culminaron la corroboración de la autenticidad de la pintura «Woman-Ochre» (Mujer ocre), un cuadro abstracto del pintor nacido en Rotterdam (Holanda) y que fue robado del museo de la universidad el 29 de noviembre de 1985, el mismo que hasta hace poco se exhibía en una tienda de antigüedades en Silver City, en Nuevo México.

«Mujer ocre»
«Mujer ocre»

De acuerdo al centro de estudios, el dueño de la tienda de antigüedades que adquirió la pintura robada, David Van Auker, desconocía el valor, posiblemente más de 100 millones de dólares, la legitimidad de la obra y el hecho de que había sido hurtada la noche del festivo del Día de Acción de Gracias.

Tras adquirirla en una venta de muebles y cuadros de una casa en venta, el anticuario empezó a escuchar comentarios entre los visitantes a su tienda, quienes preguntaban si se trataba de un Kooking original e incluso uno de ellos le ofreció 200.000 dólares.

Al investigar por internet, encontró que aquella obra de una mujer desnuda que se exhibía en su local era muy parecida al cuadro que fue robado hace más de tres décadas del museo de la Universidad de Arizona (UA).

Una pintura similar

Se percató también que una pintura similar de Kooning y que pertenecía a la misma serie se había vendido hace una década por 137,5 millones de dólares.

«Solo quise regresarla al museo, no quiero dinero», declaró Van Auker, según recoge un comunicado del centro de estudios. El anticuario desconocía que Kooning es considerado uno de los máximos representantes del expresionismo abstracto y de la Escuela de Nueva York, ciudad a la que se trasladó en su juventud y en la que falleció en 1997.

«Es un gran día para la Universidad de Arizona y una gran noticia para el mundo del arte y para las personas que se preocupan por el arte público», señaló en la nota el presidente de la UA, Robert Robbins.

El presidente agradeció a Van Auker, al que calificó de «héroe», y resaltó que haya permitido que «la pintura fue devuelta a su legítimo hogar».

El Museo de Arte de la Universidad de Arizona, ubicado en Tucson, resguarda la obra, mientras que el FBI investiga el devenir que pudo haber tenido el cuadro desde que fue robado.