Claude Monet, fotografiado en Giverny por Sacha Guitry en 1915. Detalle
Claude Monet, fotografiado en Giverny por Sacha Guitry en 1915. Detalle - CHRISTIE'S

Monet, íntimo e inédito

Hoy salen a subasta en Hong Kong obras y objetos personales del pintor, que pertenecieron a una hija ilegítima de Michel, hijo del artista

MadridActualizado:

Cuando en 1966 murió Michel Monet, uno de los dos hijos que tuvo el pintor francés Claude Monet con su primera esposa, Camille (el otro es Jean), donó casi todo el legado de su padre a la Academia de Bellas Artes de Francia y el Museo Marmottan-Monet de París. Al parecer, tuvo una hija ilegítima, a la que no reconoció formalmente, Rolande Verneiges (1914-2008), a la que le hizo algunos regalos de la colección familiar, que ahora salen a subasta en la sala Christie’s de Hong Kong.

«Tres árboles en Giverny», de Monet, estrella de la subasta
«Tres árboles en Giverny», de Monet, estrella de la subasta-CHRISTIE'S

Bajo el título «Querido Sr. Monet», se ofrecen obras tanto del padrino del impresionismo como de algunos de sus colegas y amigos. Una visión íntima y familiar del artista, de quien salen a la venta dibujos y pasteles del comienzo de su carrera (croquis de niños, una cabeza de adolescente, barcos, una vaca, un paisaje nocturno de Yport...), así como el lienzo «Tres árboles en Giverny» (1887), cuyo precio estimado es de 2-3 millones de dólares.

Carta manuscrita e ilustrada que Signac envía a Monet el 21 de julio de 1920 desde La Rochelle
Carta manuscrita e ilustrada que Signac envía a Monet el 21 de julio de 1920 desde La Rochelle-CHRISTIE'S

En 1883 Monet alquiló una casa en Giverny (Normandía), que acabó adquiriendo en 1890. Allí se instaló con su segunda mujer, Alice Hoschedé, los seis hijos de ésta (viuda de su mecenas Ernest Hoschedé) y los dos que el pintor tuvo con su primera esposa. Tres años después compró el terreno anexo a la vivienda para crear su propio paraíso: un idílico jardín de 15 hectáreas plagado de un centenar de especies de flores y árboles exóticos, con un estanque de nenúfares. «Mi más bella obra maestra es mi jardín», decía.

Gafas de Claude Monet
Gafas de Claude Monet-CHRISTIE'S

Creó un edén con la única intención de pintarlo: la obra de arte total. Pasó los últimos cuarenta años de su vida retratando ese estanque obsesivamente. En algunas de las fotografías que salen a subasta posa el artista en Giverny en solitario, con su mujer, con Georges Clemenceau... El que fuera primer ministro francés fue un gran amigo suyo. Negoció con el pintor la donación al Estado francés de ocho paneles de nenúfares para L’Orangerie, en las Tullerías parisinas. Algo así como la Capilla Sixtina del Impresionismo.

«Salomé», acuarela de Rodin
«Salomé», acuarela de Rodin - CHRISTIE'S

Monet también mantuvo amistad con muchos artistas, que peregrinaban a Giverny buscando los sabios consejos del maestro. Entre ellos, Eugène Boudin, de quien se ofrecen dibujos, acuarelas y pasteles. Se conocieron en Le Havre y pronto se hicieron amigos. También se incluyen en la subasta obras de Manet («Polichinela»), Rodin (una preciosa acuarela, «Salomé», que regaló a Monet en 1897 junto con algunos bronces y pinturas) y Signac (hay varios lotes, entre ellos una carta autógrafa e ilustrada que envía a Monet el 21 de julio de 1920 desde La Rochelle). En la selección que sale a la venta hay dos obras de Blanche Hoschedé-Monet, una de sus hijastras, modelo y discípula, que permaneció al lado del maestro en Giverny hasta su muerte. La mayoría de estas obras solo se conocían por reproducciones en libros y catálogos. Los precios oscilan entre los 500 y los 3 millones de dólares.

Preciosas estampas japonesas realizadas por Kitawaga Utamaro y Kitagawa Utamaro II
Preciosas estampas japonesas realizadas por Kitawaga Utamaro y Kitagawa Utamaro II-CHRISTIE'S

Es bien sabida la pasión de Claude Monet por la cultura japonesa. Tanto es así que mandó construir en su jardín de Giverny un puente japonés que plasmó en muchos de sus lienzos. Atesoró además una importante colección de grabados japoneses (231 obras de 36 artistas). Entre ellos, trabajos de los grandes maestros: Hokusai, Hiroshige y Utamaro. Bellas estampas de todos ellos se incluyen en la subasta, que, por cierto, se celebra en Hong Kong, aunque podrá seguirse en tiempo real desde la sala de Christie’s en París. Será la primera subasta impresionista celebrada en Asia. La venta incluye algunos objetos personales de Monet, como un cuchillo de plata francesa y una gafas del artista (1.000-1.500 dólares).