El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Ínigo Méndez de Vigo, en su entrevista con EFE
El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Ínigo Méndez de Vigo, en su entrevista con EFE - Efe

Méndez de Vigo: «Estamos pensando en un acuerdo de 10 años con Carmen Thyssen»

El ministro asegura que está «trabajando con buena armonía» sobre las nuevas condiciones de cesión de la colección privada de la baronesa al Estado

MadridActualizado:

El Gobierno tiene pensado un acuerdo de 10 años con Carmen Thyssen sobre la cesión de su colección personal al Museo Thyssen Bornemisza, una negociación que, como ha asegurado el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Ínigo Méndez de Vigo, en una entrevista con EFE «no es fácil».

El ministro asegura que están «trabajando con buena armonía» sobre las nuevas condiciones de cesión de la colección privada de la baronesa al Estado, que tanto el ministerio como los abogados de Carmen Thyssen prorrogaron el pasado 12 de julio hasta el 31 de diciembre. «Nos limitamos a llegar a un acuerdo que sea positiva para ambas partes. Para ella (la baronesa) también es bueno que sus obras estén en un museo que lleva su nombre, pero entendemos que pueda querer disponer de sus cuadros y vamos a ver cómo lo hacemos», ha dicho.

Ambas partes, ha precisado el ministro, están «trabajando en buena armonía» y, mientras tanto, para el Gobierno «la situación continua estable», porque los cuadros «siguen donde estaban hace 15 años». «Nosotros no tenemos prisa, queremos resolverlo. El tiempo no juega en contra nuestra», ha matizado.

Sin canon de alquiler

La colección permanente del Museo Thyssen-Bornemisza propiedad del Estado -800 obras de arte adquiridas en 1993- está al margen de este proceso de negociación y al ser «del Estado y de todos los españoles», ha puntualizado, «se van a quedar ahí para siempre». Respecto a los cuadros de la colección privada de Carmen Thyssen objeto de la negociación, Méndez de Vigo ha recordado que la baronesa «no cobra nada» y que no hay «un canon de alquiler».

«La baronesa no ha pedido dinero» ha subrayado Méndez de Vigo que ha precisado que «lo que querrá» son «dos cosas, fundamentalmente»: la disponibilidad sobre alguna de esas obras y que, «como cosa normal de un coleccionista», pueda llevarlas a exposiciones «en todo el mundo».

El pasado 16 de febrero, Carmen Thyssen aseguraba en un comunicado que su deseo es que su colección siga en España «siempre y cuando tenga un marco legal» que la «respete y proteja», «garantice su accesibilidad y movilidad» para llevarla a exhibiciones «en todo el mundo» para darle «mayor visibilidad».

Mayor disponibilidad

El estatus jurídico de las obras, según Méndez de Vigo, es que están en el museo «pero (ella) las puede sacar en cualquier momento. Quiere poder disponer de ellas y no puede porque hay un mecanismo jurídico complicado por el cual si el valor de la obra que quiere vender supera un 10 % del total hay que contar con el acuerdo del Patronato y lo que quiere es tener mayor disponibilidad».

«Pero llevamos así bastante tiempo y los cuadros siguen donde están. Yo intento con toda mi voluntad llegar a un acuerdo que sea razonable y que a ella le venga bien, pero mientras tanto y no haya acuerdo la colección no sufre perjuicio, y España tampoco porque los cuadros están donde están», apunta Méndez de Vigo.

Carmen Thyssen aseguraba en el citado comunicado que su colección vale «más de 1000 millones de euros» y «genera unas ganancias para Madrid de entre 7 y 8 millones de euros anuales». La colección de la baronesa, según los datos que se han manejado hasta ahora oficialmente, se compone de 429 obras, de las que 250 están expuestas, y está valorada en unos 750 millones de euros.