Picasso, rodeado de polémica - ABC

El lado oscuro del genio Pablo Picasso

Las biografías del artista le pintan como un hombre controvertido y polémico

Actualizado:

Las biografías de Pablo Ruiz Picassosuelen destacar por encima de todo a un genio de la pintura capaz de crear el cubismo. Un talento sobrenatural encerrado en un estudio hasta altas horas de la madrugada. Fernande Olivier relata que no se le podía molestar durante la mañana, ya que las dedicaba a descansar tras toda una noche entre lienzos y pinturas. La que fuese su amante, cuyos escritos son uno de los mejores retratos de los primeros años del pintor en París, cuenta cómo Pablo Picasso despachaba habitualmente a las visitas con malos humos cuando llegaban a su domicilio de Montmartre e interrumpían su descanso.

Era una época en la que la miseria solía campar a sus anchas por la vida del pintor malagueño. «Permanezco en la cama para que no me atenace el frío. Ni carbón, ni fuego, ni dinero», relataba Olivier en «Relatos Íntimos». Una mujer que habla de los celos de Picasso, pese a que habían comenzado una relación mientras ella estaba casada. Olivier relata cómo teme que su marido discuta con el pintor por la inmediatez con la que éste habla de «sacar el revólver».

Fue la época del Picasso más bohemio. Las noches, cuando tiene dinero, las pasa inmerso en la fiesta. Entre cabarets, cines, alcohol y tertulias se acerca por curiosidad al opio. Pero se acaba comprando una lamparilla, según Olivier, y fuma dos o tres veces por semana para olvidarse «de sí mismo». Es la época más oscura y a la que intentará volver durante las etapas más asentadas y tranquilas de su vida.

Arianna Stassinopoulos va más allá en su polémica biografía «Sobrevivir a Picasso». Retrata, a través de las experiencias de Françoise Gilot, a un hombre sádico, bisexual, ególatra, psicótico, manipulador, oportunista, cínico y maltratador. Una figura que, según la escritora, hacía lo que quería y cuando le daba la gana. Culpaba a Dios de la muerte de su hermana Conchita y no le importaba traicionar a sus amigos para cumplir sus deseos.