La Gioconda, de Leonardo da vinci
La Gioconda, de Leonardo da vinci - ABC

La Gioconda esconde retratos ocultos

El científico francés Pascal Cotte afirma haber descubierto la imagen de una mujer debajo de la obra más famosa de Leonardo da Vinci mediante una tecnología de luz reflexiva

LONDRESActualizado:

El científico francés Pascal Cotte afirma haber descubierto la imagen de un retrato debajo de la superficie de la Gioconda de Leonardo da Vinci mediante una tecnología de luz reflexiva. El experto, que expondrá su hallazgo en un programa especial de la BBC, asegura que ha dedicado más de diez años a analizar la mítica obra.

La reconstrucción muestra otra imagen de una modelo mirando hacia un lado, que permanece oculta debajo de la que es la obra de arte más célebre de Da Vinci. El Museo del Louvre, donde se encuentra expuesta la Gioconda, se ha negado a comentar estas declaraciones, según informa el canal británico.

El autor del descubrimiento es cofundador de la Lumière Technology y en 2004 obtuvo permiso del Louvre para acceder a la pintura. Cotte fue pionero en el uso de una técnica llamada Método de Amplificación de Capas (LAM, en sus siglas en inglés), que empleó para analizar la obra.

El proceso consiste en la proyección de una serie de luces intensas sobre la pintura. Una cámara toma las mediciones de las reflexiones de las luces, a partir de las cuales se puede reconstruir qué hay entre las capas coloreadas. Durante más de medio siglo, la Mona Lisa ha sido sometida a diversos análisis científicos, con técnicas como las inspecciones infrarrojas y o el escaneo multiespectral.

Sin embargo, Cotte aseguró que su técnica puede penetrar con mayor profundidad en la pintura. «Ahora podemos analizar lo que pasa dentro de las capas de pintura y podemos pelar como una cebolla todas las capas del cuadro», recalca el científico, quien precisa que este tratamiento permite «reconstruir toda la cronología» del proceso de creación.

La identidad de la Gioconda

Se cree que Leonardo da Vinci trabajó en esta obra entre 1503 y 1517, primero en Florencia y luego en Francia. Pese al largo debate sobre la identidad de la Mona Lisa, durante siglos se ha creído que se trata de Lisa Gherardini, la mujer de un comerciante de seda florentino. Aunque, según Cotte, su hallazgo desafía esta teoría, ya que la imagen reconstruida bajo la superficie del cuadro es la Lisa original de Leonardo y el retrato conocido como Mona Lisa durante más de quinientos años es otra mujer.

«Cuando terminé la reconstrucción de Lisa Gherardini, estaba enfrente del retrato y ella era totalmente diferente a la Mona Lisa de la actualidad. Esta no es la misma mujer», defiende. El científico también sostiene que ha encontrado dos imágenes más bajo la superficie de la pintura: un boceto impreciso de un retrato con una cabeza y una nariz más grandes, pero labios más pequeños, y otra imagen al estilo de la Madonna con grabados de Leonardo de un tocado de perlas.

Estas afirmaciones de Cotte han causado controversia y han dividido la opinión entre los expertos de Da Vinci. El profesor emérito de Historia del Arte en la Universidad de Oxford, Martin Kemp, considera que la idea de una imagen oculta debajo de la superficie es «insostenible». «No creo que haya fases mesuradas que representen distintos retratos. Lo veo más o menos como un proceso de evolución continuo. Estoy absolutamente convencido de que Mona Lisa es Lisa», afirma.