Los girasoles de Van Gogh
Los girasoles de Van Gogh - EPA

¿Se están marchitando los girasoles de Van Gogh?

Un escaneo de la obra del creador holandés ha revelado que la pintura amarilla se está degradando

Actualizado:

Los girasoles de Vincent Van Gogh se está marchitando. Así lo ha demostrado un escáner de rayos X que se le ha hecho a esta obra en el Museo Van Gogh. Según esta prueba, el creador holandés usó dos tipos diferentes de pintura de cromo amarillo, una de las cuales es más propensa a degradarse bajo la luz.

A pesar de que la degradación de la pintura todavía no es visible para el ojo humano, con el tiempo las flores perderan progresivamente su vivo color amarillo. A pesar de ello, es poco probable que las partes anaranjadas se degraden de manera significativa, ya que Van Gogh usó una pintura amarilla menos sensible, con un contenido de azufre más bajo.

«Es muy difícil decir cuánto tardaría el cambio en ser obvio y dependería mucho de los factores externos», explicó al periódico británico The Guardian Frederik Vanmeert, un experto en ciencia de materiales de la Universidad de Amberes, que formó parte del equipo encargado de examinar la pintura. «Pudimos ver dónde usaba Van Gogh el amarillo cromo más sensible a la luz, las áreas que los restauradores deberían preservar de la decoloración... También pudimos ver que usaba verde esmeralda y una pintura roja con plomo en áreas muy pequeñas de la pintura que se volverán más blancas, más ligeras, con el tiempo», añadió.

El descubrimiento, después de dos años de análisis por un equipo de científicos holandeses y belgas, está siendo evaluado por el museo de Amsterdam, que alberga la colección de obras de Van Gogh más grande del mundo. La pinacoteca ya había tomado la decisión de reducir la iluminación de sus habitaciones hace cinco años con el fin de preservar las obras que pueblan sus paredes.