La sede social del Banco Santander en el Paseo Pereda
La sede social del Banco Santander en el Paseo Pereda - Andrés Fernández

El Banco Santander trasladará su colección de arte a su sede del Paseo de Pereda

Dentro de los fondos privados de la entidad hay obras de Rubens, Picasso, Sorolla o Miró

Actualizado:

El Santander trasladará su colección de arte a su sede social en la capital cántabra, el emblemático edificio del Paseo de Pereda, que será rehabilitado como un espacio abierto a los ciudadanos, y también albergará una casa museo del banco y su «oficina del futuro». La presidenta de la entidad, Ana Botín, ha presentado hoy este proyecto, con el que el banco quiere que este histórico edificio, que adquirió en 1919, se convierta en «un espacio abierto al público», para que los ciudadanos «lo conozcan por dentro, lo vivan y lo disfruten».

Botín ha realizado este anuncio en un acto en el que también han intervenido el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y la alcaldesa de Santander, Gema Igual. El arquitecto británico David Chipperfield ha ganado el concurso de ideas convocado para rehabilitar el edificio que desde 1923 es sede social del banco.

La actividad de la dirección territorial se trasladará al edificio de Banesto en Hernán Cortés, antigua sede de Viesgo, que también será transformado y contará con salas de uso polivalente para clientes y no clientes y un mirador con un azotea abierto al público. Ana Botín ha anunciado, además, una inversión de 40 millones para la rehabilitación de estos dos edificios, un proyecto con el que cree que la ciudad va a atraer a más visitantes, que se suma como atractivo al Centro Botín y que, a su juicio, potenciará el eje cultural Santander-Bilbao.

Los fondos privados de arte del banco, que ahora se exponen en la Sala de Arte de la Ciudad Financiera de Boadilla del Monte (Madrid), están formados por más de mil obras desde el siglo XVI hasta la actualidad, que incluyen piezas firmadas por Rubens, Van Dyck, Picasso, Sorolla o Miró, entre otros.

El Santander cuenta también con la «mayor y mejor colección privada» de obras José Gutiérrez Solana, artista vinculado a Cantabria, que está formada por 32 cuadros, y con una colección «única» de monedas y billetes, acuñados y emitidos en la Península Ibérica desde el siglo III antes de Cristo, ha destacado Ana Botín, que ha anunciado también que en torno a la colección se pondrán en marcha actividades culturales y formativas para todos los públicos.

El edificio albergará la Casa Museo del Banco, que permitirá hacer un recorrido por la historia común de la entidad y la ciudad. Así, se podrá visitar la sala de consejos o el despacho que ocupaba el abuelo de la actual presidenta del banco, Emilio Botín. En la primera planta abrirá sus puertas la oficina «flagship» del banco, el buque insignia de sus oficinas del futuro, un espacio de vanguardia que, según el Santander, integrará lo más avanzado de la tecnología con la cercanía y fomentará la interacción y la colaboración de sus clientes.

El banco está estudiando, además, instalar en el edificio un centro de análisis y finanzas en colaboración con la Universidad de Cantabria, y trasladar allí su archivo digitalizado. Ana Botín ha subrayado que este proyecto «compaginará la tradición y el futuro» y será «el reflejo de los valores, la visión y la misión del banco», que fue fundado en Santander hace 165 años.

«Quiero que este Proyecto Pereda sea el símbolo de nuestro compromiso con Cantabria y con la ciudad de Santander, en un momento de transformación y grandes retos para todos», ha subrayado Botín, quien ha pedido la «complicidad» del presidente de Cantabria y de la alcaldesa de Santander para que este sea «un proyecto de todos y para todos».

Revilla ha calificado de «notición» el anuncio de la presidenta del Santander, y le ha trasladado su agradecimiento en nombre de la comunidad autónoma y de todos los ciudadanos. Para el presidente es «impagable» no solo que el banco lleve el nombre de Santander y mantenga en la ciudad su domicilio social, sino también «su implicación y su integración en Cantabria».