• Última Hora Alfonso Grau, imputado por la financiación irregular continuada del PP de Valencia
  • Última Hora El Gobierno retrasa la aprobación de los Presupuestos de 2018 una semana

premio mingote

Pinto&Chingo: «Intentamos pintar la luz al final del túnel que la gente espera»

David Pintor y Carlos López (Pinto&Chingo) son los padres de una tira que encandiló al jurado

patricia abet - Actualizado: Guardado en: Cultura Arte

David Pintor y Carlos López forman un tándem que celebrará su vigésimo aniversario en prensa con uno de los premios más prestigiosos de humor gráfico bajo el brazo. Sus viñetas encabezan a diario la sección de opinión del diario «La Voz de Galicia».

-Una tira que plasmaba a Ángela Merkel a los mandos de un potro de tortura les ha valido este reconocimiento. ¿La actualidad es para Pinto&Chinto una suerte de huerto en el que todos los días hay algo que recoger?

-(Carlos) Sí, es el lugar en el que trabajamos y del que extraemos la tira que hacemos a diario. Nosotros nos basamos en la actualidad porque nos consideramos humoristas editorialistas, que siguen el día a día y que intenta reflejarlo a su manera.

-Ese campo es, últimamente, bastante fértil...

-(C)La verdad es que desgraciadamente estamos teniendo muchos temas para hacer la viñeta, sobre todo desde que empezó la crisis y con todos los casos de corrupción que están apareciendo. En ocasiones tenemos hasta , tres o cuatro titulares que podríamos elegir para hacer la tira.

-David dibuja, Carlos es el guionista, pero ¿cómo es el proceso creativo?

-(C) Desde por la mañana escucho la radio y veo los debates televisivos. También me meto en internet para saber qué es lo que se está cociendo. Siempre tengo lápiz y papel a mano y antes del mediodía tengo hechas valoraciones con posibles notas de por dónde puede ir la tira. A primera hora de la tarde entramos a redacción y decidimos cuáles son los temas principales.

Una vez elegido uno, ya no hay secretos y es cuando tengo que concentrarme e hincar los codos como cuando estudiaba. Y el guión sale, unas veces más tarde y otras más pronto. Cuando tengo la idea, hago un boceto y ahí empieza un proceso de resolución gráfica, en el que los dos vamos opinando hasta el dibujo final.

-(David) Lo que siempre tuvimos claro es que tanto Carlos como yo tenemos que poner en común la idea y el dibujo. Los dos tenemos que estar de acuerdo y aportar nuestras sugerencias. Con eso conseguimos pasar la viñeta por dos filtros, aunque a veces tengamos que ceder.

-¿Se lleva bien la presión de tener que pensar y diseñar una viñeta cada día?

-(C) Es lo peor. Ahora ya te quitas un poco esa presión de los hombros, pero tenemos claro que el periódico no espera por ti. No todos los días las noticias se prestan de la misma manera ni uno está igual de lúcido. Es imposible. A veces nos dan las nueve y las diez y el cierre se acerca y no sólo la tira no está dibujada sino que no está decidida. Afortunadamente (risas) eso sucede cada vez con menor frecuencia pero es una angustia terrible.

-¿Qué debe de tener una viñeta para ser redonda?

-(D)Es una pregunta difícil porque las viñetas que hacemos las lee mucha gente y son sensibilidades muy distintas. De hecho, nos has pasado que publicamos una viñeta que a priori no pensamos que vaya a tener repercusión y al final sí la tiene.

-Prensa escrita y viñetistas son un viejo tándem que, pese al paso del tiempo, sigue convenciendo a los lectores. ¿Cuál es el secreto?

-(C). Lo primero es que nos congratulamos de ello porque no siempre fue así. Hoy cualquier periódico que se precie tiene a gala contar en sus filas con un humorista gráfico. Yo creo que damos la sal, ese punto diferente, sobre todo en la época tan turbia y de tempestad económica que vivimos. Pintamos esa luz al final de túnel que la gente quiere ver.

-El galardón que reconoce su trabajo como humoristas gráfico lleva el nombre de un dibujante legendario. ¿Alguna de sus tiras se les quedó grabada en la memoria?

-(D)Recuerdo con cariño una tira fantástica en la que se veía a Noé con el arca repleta de animales y muy enfadado porque llegaba alguien con una pecera en la mano. Mingote es uno de los grandes, por eso al premio en sí se suma su nombre.

Toda la actualidad en portada

comentarios