El cineasta Woody Allen
El cineasta Woody Allen - AP

Woody Allen, sobre el escándalo Weinstein: «No quiero que conduzca a un ambiente de caza de brujas»

El cineasta ha dicho sentir «tristeza» por «todos los implicados» en las acusaciones de agresión sexual surgidas en los últimos días contra el productor, que ha sido expulsado de la Academia de Hollywood

LondresActualizado:

El cineasta Woody Allen ha dicho sentir «tristeza» por «todos los implicados» en las acusaciones de agresión sexual contra el productor de Hollywood Harvey Weinstein, en declaraciones recogidas por la BBC. «Todo el asunto es muy triste, para todos los implicados», declara el director estadounidense.

«Es trágico para las pobres mujeres que se vieron afectadas, y triste para Harvey, cuya vida está tan arruinada. No hay ganadores, simplemente es muy, muy triste y trágico para esas pobres mujeres que tuvieron que pasar por eso», apostilla.

Allen, quien fue acusado de abusos sexuales por su hija adoptiva, Dylan Farrow, asegura que nunca en su carrera le llegaron denuncias contra Weinstein, pese a que trabajó con él en numerosas películas, entre ellas «Poderosa Afrodita». «Nunca me vino nadie ni me contaron historias de terror de forma verdaderamente seria», afirma. «Ni lo hubieran hecho, porque a ti no te interesa. Lo que te interesa es hacer tu película», explica a la cadena pública británica.

El cineasta reconoce que se oyen rumores «todo el tiempo», y apunta que algunos «resultan ser verdad y otros -muchos- son solo historias sobre tal actriz o tal actor». El cineasta dijo a la BBC que espera que las revelaciones contra Weinstein sirvan para conseguir «alguna mejora», pero confió en que no desemboquen en un ambiente enrarecido.

Ambiente Salem

«Lo que no quieres es que esto conduzca a un ambiente de caza de brujas, un ambiente Salem, donde cada tipo en una oficina que le guiñe el ojo a una mujer de repente tenga que llamar a su abogado para defenderse. Eso tampoco estaría bien», sostiene. «Pero por supuesto, esperas que algo así pueda transformarse en algo beneficioso para la gente, en lugar de ser solo una situación triste o trágica», puntualiza.

Entre quienes investigaron a Weinstein se encuentra el propio hijo de Allen, Ronan Farrow, quien habló con varias de las mujeres que denunciaron el acoso del productor, en un artículo para «The New Yorker». La Academia de Hollywood ha expulsado a Harvey Weinstein, y precisó en un comunicado que quiere enviar el mensaje de que «la era de la ignorancia deliberada y la complicidad vergonzosa» con los delitos sexuales ha terminado.