Premios Princesa de Asturias 2016El Rey defiende «una España de brazos abiertos, alejada del desencanto»

Don Felipe y Doña Letizia presidieron la entrega de unos galardones que nacieron como «afirmación cívica de la cultura frente a la ignorancia»

MadridActualizado:

El Rey ha defendido esta noche «una España de brazos abiertos, en la que nadie pueda sentirse solo en el dolor o la adversidad; una España alejada del pesimismo, del desencanto o del desaliento». Don Felipe recurrió a Unamuno para describir esa España a la que aspira: una nación «fiel a su irrenunciable afán de vivir y orgullosa de lo que somos, de lo que juntos hemos conseguido, que ha sido mucho y admirable»

Estas han sido algunas de las reflexiones que el Rey ha transmitido en la ceremonia de entrega de los premios Princesa de Asturias, que se ha celebrado en el Teatro Campoamor de Oviedo.

En un momento político especialmente delicado -faltan nueve días para que venza el plazo constitucional para formar gobierno o convocar unas terceras elecciones-, Don Felipe aprovechó el que suele ser uno de los discursos más importantes del año para transmitir un mensaje de optimismo y esperanza, y muy especialmente, para reivindicar el valor de la cultura como fuente de inspiración. Sus palabras fueron cuidadosamente escogidas para evitar cualquier interpretación relacionada con la complicada coyuntura política.

Minutos antes de las seis y media de la tarde, los Reyes llegaron a la plaza del Teatro acompañados por la Reina Doña Sofía, tras atravesar en coche, a velocidad lenta, las calles abarrotadas de público y de gaiteros que separan el Hotel La Reconquista del Teatro Campoamor. Como viene siendo habitual en los últimos años, junto a los miles de ciudadanos que se congregan para aplaudir y vitorear a los Reyes, otros colectivos aprovechan la plataforma mediática de los premios para hacer oír sus protestas e, incluso, para protestar contra los galardones.

Aunque el día ha lucido espléndido y parecía primaveral, la temperatura máxima ha sido de 17 grados en Oviedo. Aún así, igual que la noche anterior, Doña Letizia ha vuelto a elegir un vestido sin mangas, también diseñado por Felipe Varela, en esta ocasión menos escotado que el de la víspera, de color nude bordado a mano sobre tul invisible con hilo de metal negro y lágrimas de cristal Swarovsky. Don Felipe optó por un traje gris que combinó con corbata rosa, y Doña Sofía escogió un elegante traje de chaqueta de seda shantung brocado en color gris, diseño de Margarita Nuez.

De nuevo con Fernández

A su llegada al Campoamor, los Reyes fueron recibidos por la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor; el presidente del Principado de Asturias, Javier Fernández, que ahora también es presidente de la gestora del PSOE tras la salida de Pedro Sánchez; por el ministro de Educación y Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, y por la directora de la Fundación Princesa de Asturias, Teresa Sanjurjo. Mientras tanto, Doña Sofía se dirigió al palco de honor y, en cuanto el público la vio aparecer, la recibió con un sonoro aplauso.

Don Felipe y Doña Letizia accedieron al escenario por el pasillo central y cuando llegaron a la presidencia, un grupo de gaiteros de la Banda Ciudad de Oviedo interpretó el Himno Nacional que abrió el acto. A continuación, se anunció la entrada de los premiados, que accedieron al son de la pieza musical «Ayres for cornetts & sagbuts», de John Adson. Entre ellos, el ingeniero Hugh Herr (Investigación Científica y Técnica), que acudió con pantalones cortos para mostrar las sofisticadas prótesis que él mismo se diseñó tras sufrir la amputación de ambas piernas cuando tenía 17 años.

El primero en tomar la palabra fue el presidente de la Fundación Princesa de Asturias, Matías Rodríguez Inciarte, a quien siguieron las intervenciones de dos de los premiados, Richard Ford (Letras), que empezó en español y siguió en inglés, y Nùria Espert (Artes), que recitó de forma muy emotiva un acto de «Rosita la soltera» de Lorca.

Tras la entrega los premios a los galardonados, intervino Mary Beard (Ciencias Sociales) y, aunque su discurso lo pronunció en inglés, sus primeras palabras de agradecimiento las transmitió en español. La última galardonada en intervenir fue Patricia Espinosa, secretaria ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y el Acuerdo de París (Cooperación Internacional), quien quiso compartir el galardón con la Princesa Leonor y los demás niños del mundo, como «un regalo de esperanza».

Amor profundo a España

Ante un teatro lleno de invitados -el Campoamor tiene 1.313 butacas y para asistir a esa ceremonia hay lista de espera-, Don Felipe tomó la palabra y explicó que los premios Princesa de Asturias -antes Príncipe de Asturias- nacieron por un sentimiento de «amor profundo a Asturias y a toda España» y también «como un sentido acto de afirmación cívica de la cultura frente a la ignorancia» porque «la cultura enriquece siempre la convivencia». Y porque «un pueblo que quiera, respete y ampare la cultura nunca le temerá a su futuro». Un año más, el Rey glosó a cada uno de los premiados y les puso como ejemplo porque representan el afán «por hacernos mejores personas» y por hacer «un mundo mejor donde prevalezcan la concordia, el respeto y la solidaridad»

«Nos habéis enseñado -les dijo- que los grandes progresos se alcanzan cuando se unen los saberes y conocimientos; cuando las ciencias dialogan con las humanidades; cuando las artes y las letras se funden con la concordia; cuando la cooperación se entrelaza con la ejemplaridad o el deporte se da la mano con la solidaridad».

Después de 35 ediciones -esta es la 36-, el Rey reconoció «con humildad pero con satisfacción» que a lo largo de los años los premios «nunca nos han defraudado». Una afirmación que muy pocas organizaciones, ni siquiera la que entrega el premio Nobel, pueden sostener después de décadas concediendo reconocimientos. «Nuestros premiados habéis sido la representación más alta y brillante de ese afán por hacernos mejores personas», les dijo el Rey. Y, sobre todo, les puso como ejemplo de lo que se puede conseguir cuando se unen los esfuerzos y se aparcan las diferencias: «Gracias a todos y a cada uno de vosotros somos más conscientes de que el progreso es siempre fruto de muchos esfuerzos compartidos entre personas de orígenes diversos, entre culturas y creencias distintas, entre naciones diferentes».

De todos los premiados, el Rey destacó sus aportaciones extraordinarias, pero cuando se refirió a la historiadora Mary Beard, Don Felipe resaltó una enseñanza muy valiosa en la España actual: «Ella -dijo de Beard- reconstruye el pasado para entregárnoslo explicado y comprensible, y para, de ese modo, enseñarnos a derribar para siempre prejuicios, tabúes y errores que han influido negativamente en la construcción de nuestras sociedades».

Recuerdo a las Infantas

Al principio de su intervención, Don Felipe hizo una referencia a sus hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, todavía demasiado jóvenes para asistir a esta ceremonia, ya que Leonor tiene diez años (cumple once el 31 de octubre) y Sofía, nueve. De hecho, su padre acudió por primera vez a entregar los premios cuando tenía trece años y medio. Pero el Rey quiso hacer presentes a sus hijas ausentes y subrayó que esta cita «viene acompañada por el recuerdo de nuestras hijas y por la esperanza en el futuro que representan».

Tras la ceremonia, los Reyes han regresado al Hotel La Reconquista, donde presiden la recepción que la Fundación Princesa de Asturias ofrece en honor de los galardonados. Este sábado tienen previsto desplazarse a la comarca de Los Oscos para entregar el premio al Pueblo Ejemplar.

MadridActualizado:Actualizar

El sonido de las gaitas asturianas, de mayor tamaño que las gallegas, cierran la 36 ceremonia de los Premios Princesa de Asturias 2016.

19.57Este es el artículo de John Banville que el Rey ha citado al elogiar a Richard Ford.

19.56Don Felipe: «Nuestros premios nacieron con la idea de reafirmar una España que tiene que ser, como decía Unamuno, con los brazos abiertos».

19.51Don Felipe: «Nuestros premiados nos han recordado que no hay ninguna gran obra, ya sea científica, política o social... que no haya sufrido por unos ideales sólidos». «Ahora que Cervantes está de aniversario, inspirémonos en la figura de El Quijote y sepamos que la cultura ennoblece los sentimientos de las personas y nos ayuda a vivir con dignidad», ha asegurado el Rey.

19.50Don Felipe: «Queridos premiados, durante estos días estoy seguro de que habréis podido disfrutar y valorar esta maravillosa tierra que es Asturias».

19.47Don Felipe dedica unas palabras ahora a Aldeas Infantiles.

19.42Don Felipe: «Noya es en definitiva un símbolo de los mejores valores del deporte y un orgullo para sus raíces gallegas y de toda España».

19.40Don Felipe: «En cada competición, Javier pone en juego los férreos principios del deporte, el afán constante de superación, el espíritu de lucha, el compañerismo y la humildad, que lo han convertido en un deportista de élite y un símbolo de lo que alcanzamos cuando nuestras sanas ambiciones se construyen con fortaleza».

19.39El Rey recuerda el ejemplo que supone Hugh Herr para la sociedad por su pretensión de terminar con la discapacidad en el mundo. «Representas la espertanza de que millones de personas con discapacidad en el mundo», ha asegurado.

19.38Don Felipe: «Mary Beard nos ha enseñado que siempre merece la pena luchar por lo que se cree (...) y dejó constancia de su pugna profunda por igualar las diferencias entre hombres y mujeres (...) para derribar prejuicios y tabúes de la historia».

19.33Don Felipe, a Mary Beard, mientras la compara con la intelectual española Emilia Pardo Bazán: «Su erudición y amor a la verdad (...) y la capacidad innata para transmitir el conocimiento (...) son algunos de los rasgos más sobresalientes de esta intelectual».

19.32El Rey dedica unas palabras a cada uno de los galardonados con los Premios Princesa de Asturias 2016, alabando las obras o hazañas que les han hecho acudir hoy al Teatro Campoamor de Oviedo.

19.29Don Felipe: «Para la Reina Letizia y para mí, el regreso a Asturias cada año se ha convertido en mucho más que una tradición emotiva y estimulante. Es una fecha muy especial y esperada con cariño porque amplía el horizonte del conocimiento y aún con las tragedias que suceden en el mundo cada día, refuerza nuestra confianza en el ser humano».

19.29Don Felipe: «El ejemplo de los premiados nos mueve a la reflexion».

19.27Don Felipe: «Cada año en cada edición de esta ceremonia y en presencia de los galardonados renacen en nosotros los sentimientos, emociones e ideas que irradian la luz de la esperanza».

19.25Espinosa: «Me siento afortunada de hacer avanzar el espítiru de solidaridad y cooperación en la siguiente etapa del proceso: la implementación».

19.23Espinosa: «Este premio hace realidad la visión que un desarrollo de bajo carbono no solo es posible sino necesario».

19.20Patricia Espinosa, secretaria ejecutiva de la convención del marco de Naciones Unidas sobre el cambio climático, que recuerda una retahíla de amigos y socios que hicieron posible este Premio Princesa de Asturias a la Cooperación Internacional.

19.16Beard: «No ser capaz de pesar de forma histórica hace que todos seamos ciudadanos empobrecidos. La historia no es solo sobre el pasado, como conversación entre el presente y el pasado tiene mucho que ver con nosotros. La historia no es un libro de respuestas a los problemas actuales pero sí nos enseña sobre nosotros mismos».

19.14Mary Beard: «Es un honor abrumador recibir un Premio Princesa de Asturias. Ese es todo mi español»

19.13La Convención de la ONU para el cambio climático y el acuerdo de París recibe el Premio Princesa de Asturias de Çooperación Internacional. Recogen el galardón Patricia Espinosa y Cristiana Figueres.

19.12Don Felipe estrecha la mano a Richard Ford, que recibe el Premio Princesa de Asturias 2016 a las Letras.

19.10Nuria Espert recoge su galardón por su dilatada carrera. Ahora le llega el turno a James Nachtwey, Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades, «por su compromiso profesional que le ha convertido en uno de los mejores reporteros de guerra». Uno de los más ovacionados ha sido, por su espíritu superación, Javier Gómez Noya, que recibe el Premio Princesa de Asturias del Deporte.

19.07Recoge ahora el Premio a la Princesa de Asturias a la Investigación Cientifica y Técnica al líder mundial de la biónica Hugh Herrpor el desarrollo de las primeras prótesis biónicas inteligentes.

19.05Aldeas Infantiles SOS recogen el Premio Princesa de Asturias de la Concordia.

19.01La Reina Letizia asiste al recital de Nuria Espert visiblemente emocionada. Culmina su intervención con una enorme ovación antes de proceder a lo propio con Shakespeare, con una breve intervención en catalán.

18.59Procede la galardonada a recitar de forma muy emotiva un acto de «Rosita la soltera» de Lorca.

18.58Espert: «Dice el jurado he construido mi carrera en mis dos lenguas amadas, el catalán y el español. Y para hacer algo más que dar las gracias me serviré de dos genios: Lorca y Shakespeare».

18.56Nuria Espert, Premio Princesa de Asturias de las Artes: «El teatro hizo que yo no pudiera ser yo misma más que en el escenario».

18.55Ford ha asegurado que este premio es un estímulo para entregar algo mejor para el mundo y ha comentado que «para lograrlo, les prometo que voy a dar lo mejor de mí mismo».

18.54Ford: «Hoy, aquí, soy alguien que representa algo, una representación de mis colegas del mundo que están haciendo mucho por la empatía de todos. Hoy no vuelvo a casa en Siria o Birmania, donde la tarea de la literatura es prácticamente imposible y sin embargo mis colegas lo consiguen».

18.52Richard Ford: «Otro día los gaiteros tocarán para otros y creo que esto es muy esperanzador. El día de hoy constituye una breve y alentadora unión, una muestra de la unión que el mundo se muere por lograr».

18.51Ford: «La política determina el destino de la humanidad».

18.49Ford: «Nada depende de lo que escribimos a no ser que sea gran por qué no tratamos como dijo Cervantes de imaginar más, aunque nos digan que imaginemos menos».

18.46Ford: «La vida se nos da vacía. Solo existir es una tarea poética, una forma de decir que todo puede suceder y la misión del escritor es que con ayuda de la imaginación puedan suceder muchas cosas. Para mí esa tarea poética convierte la tarea del escritor en gozosa»

18.45Ford: «Confío en que su Majestad Don Felipe y yo podamos seguir en contacto»

18.43Toma la palabra Richard Ford, Premio Princesa de Asturias de las Letras: «Disculpen que mi castellano no es tan perfectamente correcto», ha asegurado. Ahora continuará en inglés.

18.40Inciarte: «Richard Ford ha dejado dicho que "plantar semillas de optimismo y demostrar que la vida sigue adelante", que es una buena forma de definir nuestra fundación». «Nada nos satisface más que abrir la ventana al mundo para que nuestros galardonados muestren sus obras», ha asegurado.

18.39Inciarte recuerda la presencia una vez más de la Reina Sofía, con una gran ovación: «Su presencia es para nosotros muy emotiva».

18.37Tiene la palabra el presidente de la fundación Princesa de Asturias. Matías Rodríguez Inciarte: «Es para mí un privilegio y un honor dar la bienvenida a Asturias a nuestros galardonados».

Ver más