Papiros de la exposición «Los papiros de Jofu de Wadi al Yarf»
Papiros de la exposición «Los papiros de Jofu de Wadi al Yarf» - ABC

La Pirámide de Keops, a través de los papiros de sus trabajadores

Los escritos egipcios «más antigüos jamás descubiertos» arrojan luz sobre la vida de los obreros de las pirámides

- El CairoActualizado:

A mitad del reinado del faraón Keops, día a día, una cuadrilla de unos cuarenta trabajadores organizaba un nuevo cargamento de piedra caliza que sería enviado desde el puerto de Wadi al Gurf frente al Mar Rojo hasta Giza, donde cientos de personas se afanaban en la construcción de uno de los monumentos más importantes de la Antigüedad: la pirámide de Keops.

Bajo la atenta mirada de un inspector de la Administración central llamado Merer, los trabajadores recibían su escueta ración diaria de cereales, dátiles o cebada, pan y cerveza, que era apuntada con minuciosa regularidad en un largo papiro. Desde esta semana, los primeros fragmentos recuperados de ese «Registro de Merer» se exponen en el Museo del Cairo como «los papiros escritos más antiguos jamás descubiertos en Egipto», según anunció el ministro de Antigüedades egipcio, Jaled El Enany.

«Los papiros escritos más antiguos jamás descubiertos en Egipto»

Estos papiros, que tienen una antigüedad de más de 4.500 años, fueron descubiertos en 2013 por un equipo francoegipcio de las Universidades de la Sorbonne y el Asiut en el puerto de Wadi al Gurf, a 119 kilómetros de la actual ciudad de Suez y frente al Mar Rojo.

En ellos se pueden leer, a través de largas y detalladas columnas de contabilidad escritas en rojo y negro, detalles de la vida diaria de los trabajadores del puerto que participaron en la construcción de la Gran Pirámide de Guiza, ordenada por el faraón Keops en la primera mitad del siglo XXVI a. C., hacia el 2550.

Papiros de la exposición «Los papiros de Jofu de Wadi al Yarf»
Papiros de la exposición «Los papiros de Jofu de Wadi al Yarf»- XINHUA

Sabah Abdel Razek, curador del museo, ajustó a ABC aún más la fecha del papiro: «Está fechado en el decimotercer censo del gobierno de Khufu, lo que probablemente corresponde con el año 26 de su reinado». La estimación cronológica se apoya en que en tiempos del faraón Khufu, también conocido como Keops, sus administrativos organizaban un censo poblacional cada dos años.

Merer, un oficial de rango medio, era el encargado de un equipo de «no más de 40 marineros», según explica el director de publicaciones científicas del Ministerio de Antigüedades egipcio, Hussein Abdel Bassir. Desde las canteras de Torá, en la orilla este del Nilo, sus barcos planos trasladaban a través del río y sus canales material necesario para la construcción de la pirámide de Keops, que se estaba levantando en la meseta de Giza, donde hoy día se alza junto a sus dos hermanas, las de Kefrén y Micerinos.

Pocos detalles se conocen todavía sobre la construcción de estas inmensas moles de piedra, pero los papiros de Merer arrojan luz sobre el sistema administrativo egipcio durante el reinado del segundo faraón de la cuarta dinastía, que, según el Ministerio de Antigüedades egipcio «era altamente eficiente».

Papiros de la exposición «Los papiros de Jofu de Wadi al Yarf»
Papiros de la exposición «Los papiros de Jofu de Wadi al Yarf»- XINHUA

Futuras investigaciones

Las investigaciones del material continuarán en los próximos años, pues en los talleres adyacentes al puerto utilizado durante la construcción de la pirámide el equipo liderado por los egiptólogos Pierre Tallet y Sayed Mahfouz encontró de «miles» de fragmentos de papiro, que tendrán que ser recuperados y ensamblados para su posterior estudio.

«Podemos ver proyectos gigantes del Antiguo Egipto, pero sin evidencias escritas no sabemos los detalles de la construcción de la pirámide, así que los papiros arrojan luz sobre el estilo de la administración», apuntó Mahfouz en declaraciones recogidas por Efe.

El director del Instituto francés de Arqueología Oriental, Laurent Bavay, aseguró que estos papiros, de unos dos metros de largo, son «los papiros escritos más antiguos jamás descubiertos en Egipto», para añadir que «son excepcionales».

Hasta el descubrimiento del diario de a bordo del inspector Merer, los papiros de «El Gebelein» y de «Abusir», que datan de finales de la 4ª y 5ª dinastías faraónicas respectivamente, eran los más antiguos que se habían encontrado en Egipto.