Antonio Mercero
Antonio Mercero - ABC

Antonio Mercero muere a los 82 años

El director de cine y guionista ha fallecido en Madrid tras una larga batalla contra el alzhéimer

MadridActualizado:

El director de cine, productor y guionista Antonio Mercero ha fallecido en Madrid a los 82 años tras una larga batalla contra el alzhéimer, según han comunicado a ABC fuentes cercanas a sus familiares. Mercero, que en 2010, recibió el Goya de Honor por su trayectoria profesional, pasará a la historia por series tan populares como «Farmacia de Guardia» o «Verano Azul» y la película «La cabina», protagonizada por José Luis López Vázquez y con la que consiguió un Emmy.

Antonio Mercero nació en Lasarte (País Vasco) el 7 de marzo de 1936. Se licenció en Derecho en Valladolid y después, en Madrid, ingresó en la Escuela de Cine. En la capital se diplomó como director con la práctica «Trotín troteras», premiada en la Bienal de Arte de París en 1962. Empezó como ayudante de dirección de Jorge Grau y Harald Reinl hasta su debut en solitario, con el cortometraje «Lección de arte» (1962), que obtuvo la Concha de Oro de San Sebastián y el Premio del Círculo de Escritores Cinematográficos.

Sin embargo, no corrió la misma suerte que la cinta anterior su primer largometraje, «Se necesita chico» (1963). Tras un tiempo dedicado a guiones y publicidad, rodó cortos como «La balada de los cuatro jinetes» (1969), que le brindó la Espiga de Oro del Festival de Valladolid, y entró a trabajar en Televisión Española, primero en documentales y después en conocidas series. Dirigió diversos programas especiales con motivo de certámenes internacionales, como el «Simposium para la paz».

Desde entonces, su talento y sencilla visión del mundo del cine y la televisión han llegado a la pequeña y gran pantalla con títulos como los filmes «La guerra de papá» (1977), basado en el libro de Miguel Delibes «El príncipe destronado», o «Buenas noches señor monstruo» (1983). A «La cabina» (1972), por la que recibió un amplio reconocimiento y numerosos galardones internacionales, la siguieron «Los pajaritos» (1974), «Don Juan» (1975) y «La Gioconda está triste» (1976).

Entre sus trabajos para TVE destacan las exitosas series «Crónicas de un pueblo» (1971) y «Verano azul» (1982), seguidas de «Turno de oficio» (1986) o «Farmacia de Guardia» (1991). Asimismo, figuran el telefilme «La habitación blanca» (2000), que supuso su regreso al medio tras 20 años de ausencia; la serie «Manolito Gafotas» (2003), adaptación del libro de Elvira Lindo; dos guiones para sendos episodios de la serie «Hospital central» (2004) y otros cuatro para «MIR» (2007).

Sello personal

Autor de un cine con un sello personal, cómico y a la vez tierno, la obra de Mercero se convirtió en patrimonio sentimental de muchos españoles. Buceó en la memoria histórica de España con películas como «Espérame en el cielo» o «La hora de los valientes». En sus últimos trabajos se enfrentó con coraje a enfermedades como el cáncer infantil (en la serie «Planta Cuarta») y el alzhéimer que él mismo padeció («¿Y tú quién eres?», en 2007, su última película).

En teatro llevó a escena «Isabel, reina de corazones» (1983), que estrenó en el Teatro madrileño de La Comedia, y dos décadas después dirigió en el Teatro María Guerrero «Los verdes campos del Edén» (2004) y presentó el monólogo «Los cojos no trotan» (2005), interpretado por el humorista Eloy Arenas.

A lo largo de su extensa trayectoria, Mercero recibió la Concha de Oro y la Perla del Cantábrico en el Festival de Cine de San Sebastián, el premio de la Crítica Internacional del Festival de Montecarlo o la Medalla de Oro de las Artes, entre otros galardones.