El Museo de Lérida, donde hoy acudirán los técnicos por orden del juez
El Museo de Lérida, donde hoy acudirán los técnicos por orden del juez - INÉS BAUCELLS
Polémica devolución

El día decisivo para Sijena llega en plena campaña electoral catalana

El plazo dado por el juez para que el Museo de Lérida devuelva las 44 obras del monasterio a Aragón finaliza hoy

BareclonaActualizado:

El conflicto por los bienes de Sijena pasará hoy, con el más que probable retorno de las obras a Aragón, a un nuevo capítulo. La riña por las piezas de la discordia llega a su día clave y lo hace, además, habiendo entrado más que nunca en política al coincidir con la campaña electoral en Cataluña. Además, pase lo que pase hoy, la Generalitat de Cataluña sigue recordando que no piensa quedarse de brazos cruzados y que ha presentado hasta cuatro recursos para evitar que las obras de arte, datadas entre los siglos XV y XVIII, se marchen de Lérida.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Huesca había fijado hoy como plazo para hacer efectiva la devolución de los valiosos 44 bienes del Real Monasterio de Villanueva de Sijena. De hecho, el juez que instruye el caso llegó a acordar una autorización judicial para facilitar, si fuera necesario, la presencia y actuación de la Guardia Civil y el uso de la fuerza para proceder a la devolución del tesoro artístico a partir de las 00.00 horas de este mismo lunes.

Desde Lérida, la medida se ha recibido con resignación y mucha indignación a la vez. Fuentes del Museo aseguraban ayer a ABC que, por su parte, no pondrían trabas a la ejecución de la orden judicial y que pensaban estar en las instalaciones museísticas del centro de Lérida sobre las ocho horas para ayudar en la medida de lo posible a los técnicos del Gobierno de Aragón que tienen que participar en la devolución de las obras. El museo estará hoy cerrado y los técnicos tendrán que catalogar y embalar las piezas con total cuidado para no perjudicarlas durante la vuelta a Aragón.

Precisamente, más allá de su disposición, los técnicos del museo han reprochado los inconvenientes que puede acarrear el cambio de ubicación para el buen estado de las obras. Desde el museo estiman que 12 de las 44 piezas presentan mucha fragilidad o están deterioradas y pueden verse afectadas por el traslado.

La aplicación del 155 ha ayudado a hacer efectiva esta devolución, dado que desde el pasado 27 de octubre el Gobierno ostenta las competencias de la Generalitat y el titular del Ministerio de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, es quien tiene que ordenar el cumplimiento de la sentencia. Esto, sumado a las próximas elecciones en Cataluña el 21-D, ha llevado el conflicto por el tesoro de Sijena a primera línea política.

Puigdemont virtual

El mismísimo Carles Puigdemont utilizó ayer mismo la polémica para hacer campaña. Lo hizo desde Bruselas y por conexión virtual, durante un mitin en Mollerussa (Lérida). Allí avisó de que no se creerá las «lágrimas de cocodrilo» del PSC si la Guardia Civil se lleva hoy las obras y señaló a los socialistas como cómplices de la aplicación del 155.

Puigdemont hizo las declaraciones a raíz de las últimas demandas del PSC. Su presidente y alcalde en Lérida, Àngel Ros, ha pasado todo el fin de semana incidiendo en su rechazo rotundo a la medida recordando que el «arte sacro no es objeto del artículo 155 de la Constitución». Ros se mostró esperanzado en que alguno de los recursos prospere e «in extremis» se pueda paralizar el traslado.

Por su parte, el candidato del PP el 21-D, Xavier García Albiol, se mostró convencido de que tanto el juez como el Gobierno «tomarán la mejor decisión y la más tranquila» ante la orden judicial. En su línea equidistante, Catalunya En Comú Podem exige una «gestión compartida» de las obras.

Por si los reproches de los candidatos no fueran suficientes, la organización juvenil Arran, vinculada a la CUP, organizó ayer en Lérida un acto reivindicativo -ellos convocaron para «hacer un café»- a las 07.30 horas. «¡Juntas somos imparables!», añadían en su cuenta de Twitter junto con una imagen de la fachada del Museo. El Círculo de Amigos del Museo de Lérida también abogó por la movilización para defender que las obras permanezcan en la capital de la Terra Ferma.

Mientras, alejada del rifirrafe político, Villanueva de Sijena espera con expectación los bienes y confía en que su llegada abra nuevas oportunidades para el turismo en la comarca, tras décadas de pleitos. La «Plataforma Sijena Sí» también ha hecho un llamamiento, en este caso para recibir a las puertas del monasterio su patrimonio en un día que se prevé histórico.