El Rey, en presencia de la Reina, entrega la Medalla de Oro de las Bellas Artes al guitarrista Vicente Amigo
El Rey, en presencia de la Reina, entrega la Medalla de Oro de las Bellas Artes al guitarrista Vicente Amigo - Efe

El Rey: «La cultura nos enseña a respetar al otro, a cultivar el valor de la solidaridad»

Don Felipe y Doña Letizia presidieron el acto de entrega de las Medallas de Oro al Mérito en las Bellas Artes

San San SebastiánActualizado:

Su Majestad el Rey ha defendido la cultura como «un derecho y una riqueza que hace que las personas sean más libres y más críticas, también más felices». Lo ha hecho en el acto de entrega de las Medallas de Oro de las Bellas Artes, celebrado en el Teatro Victoria Eugenia de San Sebastián, y donde han sido reconocidas 29 personalidades del mundo artístico español.

Las medallas han sido entregadas en San Sebastián este año con motivo de la celebración de la Capitalidad Cultural Europea 2016, tal y como ha comentado Don Felipe, a quien acompañaba la Reina, y que ha ensalzado la belleza de la capital guipuzcoana y sus vínculos históricos con la casa real.

La escultora donostiarra Cristina Iglesias y el rockero catalán Loquillo, afincado en San Sebastián, han actuado como portavoces de los veintinueve premiados en una ceremonia presidida también por el ministro de Educación, Cultura y Deportes, Íñigo Méndez de Vigo. El cantante José María Sanz, «Loquillo», ha aprovechado su discurso ante un auditorio repleto de artistas y autoridades para urgir al Gobierno a rebajar el IVA cultural, entre otras reivindicaciones.

El Rey ha cerrado el acto con un discurso en el que ha destacado que San Sebastián, una de las «ciudades más hermosas del mundo», «llena de arte y cultura», ha ejercido este año «la dignidad y el orgullo de ser Capital Europea de la Cultura».

El Monarca ha señalado que «es muy cierto que la cultura, en este tiempo de aceleración y conexión de casi todo, por un lado nos identifica, nos da sentido de pertenencia y autoafirmación y, por otro, nos permite una conexión mucho más humanista y valiente con las demás culturas del mundo».

«Todos debemos contribuir con nuestra actitud y nuestro respeto a administrar el patrimonio cultural único que nos legaron quienes nos precedieron, que siempre es indispensable cuidar y ensalzar, y a utilizarlo también como una riqueza compartida para la humanidad», ha agregado.

Don Felipe ha apuntado que desde la cultura se debe aprender a «respetar al otro, a cultivar el valor de la solidaridad» y que, por ello, «artistas, intelectuales, escritores y creadores en general» son «esenciales para el devenir de los pueblos» no sólo desde el punto de vista del disfrute y del deseo de sentir y conocer, sino además por el aporte económico que también supone para la sociedad.

Don Felipe ha recalcado que las Medallas de Oro al Mérito en las Bellas Artes suponen un claro reconocimiento al trabajo y al talento de todos los galardonados. «Enhorabuena de corazón por todos vuestros éxitos, por estas medallas que tanto merecéis», ha dicho el Rey a los premiados, a los que ha transmitido también sus «inmensas gracias» porque su obra, vocación y entrega nos hace «grandes y mejores como sociedad».

El ministro de Educación, Cultura y Deportes ha asegurado que estos galardones reconocen «la generosidad y valentía» con la que cada uno de los premiados «se ha enfrentado a la actividad intelectual o creativa» y son el «testimonio de una multitud de maneras de hacer y de sentir que tienen en común la maestría y el talento de sus autores».

Méndez de Vigo, quien ha intervenido antes que Loquillo, ha tenido también palabras para la Capitalidad Cultural de San Sebastián, un proyecto que, según ha recordado, «desarrolla el sentimiento de pertenencia a un espacio cultural común, el cimiento más sólido de la identidad de Europa y la prueba más elocuente de su diversidad».

Los Reyes han entregado a continuación las medallas a los veintinueve galardonados, entre ellas el guitarrista flamenco Vicente Amigo, la soprano Ainhoa Arteta, la escritora María Victoria Atencia, la bailarina Blanca del Rey, el experto en patrimonio José María Ballester; el director del Mercat de les Flors, Francesc Casadesús, y el musicólogo Emilio Francisco Casares.

El cantante Alberto Cortez, el diseñador Emilio Gil Cerracín, la diseñadora de vestuario Sonia Grande, el actor Emilio Gutiérrez Caba, el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza, el científico Michael Hoskin; la artista Cristina Iglesias, el músico de jazz Enrique Llácer Soler y el presidente del Patronato del Teatro Real, Gregorio Marañón, integran también la lista de premiados.

El resto de los galardonados son el actor Jean Reno, la violinista Anne Sophie Mutter, el barítono Leo Nucci, el director del Festival de Cine de San Sebastián, José Luis Rebordinos, la bailarina María José Ribot, el escritor Francisco Rico Manrique, el también escritor Maurice Wiesenthal, el restaurante El Celler de Can Roca y el grupo musical Los Secretos.

También se entregaron tres medallas a título póstumo al arqueólogo Javier Cortes Álvarez de Miranda, el payaso Monty y el filósofo José Vidal-Beneyto.

El alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, ha sido el encargado de abrir el acto, desarrollado con una escenografía sobria, en un escenario sobre el que estaban sentados los premiados o sus representantes y en el que había colocadas cuatro banderas, junto a un atril y un cartel de grandes dimensiones que anunciaba el motivo de la ceremonia.