Cultura

A la caza del código genético de Leonardo da Vinci

Un proyecto internacional reúne a genetistas, historiadores, arqueólogos, arquitectos y otros científicos para desvelar los últimos misterios de la vida de Leonardo en su centenario en 2019

Se busca a Leonardo de Vinci
Se busca a Leonardo de Vinci - ABC
ÁNGEL GÓMEZ FUENTES - Actualizado: Guardado en: Cultura

Leonardo da Vinci (Vinci, 1452–Amboise, Francia, 1519) es uno de los artistas más amados y estudiados de todos los tiempos. La vida y la obra del maestro del Renacimiento sigue fascinando porque hay todavía un halo de misterio en la complejidad de Leonardo, artista polifacético, científico, inventor, uno de los genios más influyentes de la historia. Se explica así que ahora un equipo internacional de científicos haya puesto en marcha un ambicioso plan para dar con su ADN, con el fin de desvelar, a cinco siglos de distancia, muchos de sus secretos: Identificando con certeza sus restos mortales, se podrá hacer luz sobre sus aspecto físico, las condiciones de salud, sus costumbres alimentarias e incluso las habilidades visuales que lo han conducido en la realización de sus obras.

Están convencidos de ello los expertos del «Leonardo da Vinci Project», presentado en Florencia y descrito en un número especial de la revista «Human Evolution». Forman parte de la misión «Leonard Project» antropólogos, historiadores del arte, genetistas, microbiólogos e historiadores de Italia, Francia, Estados Unidos, Canadá y España. En el empeño por conocer la verdadera historia de Leonardo se encuentran también los especialistas del J. Craig Venter Institute (La Jolla, California), pioneros en descifrar la secuencia del genoma humano.

En 2013 se buscaron en la tumba de la familia florentina Giocondo pistas sobre la identidad de la Gioconda
En 2013 se buscaron en la tumba de la familia florentina Giocondo pistas sobre la identidad de la Gioconda- REUTERS

Huellas en sus cuadros

Uno de los objetivos es verificar si las huellas dactilares que eventualmente han permanecido en las obras de Leonardo han podido producir ADN para confrontarlo con el que se extraiga de los restos del genio italiano. Ya al inicio del pasado año, un grupo de expertos florentinos que participan en el proyecto estableció contacto con el taller en el que se restauró durante dos años «La adoración de los Magos», con el fin de explorar la posibilidad de analizar el polvo de la pintura para buscar eventuales huellas de ADN. Los expertos explican en «Human Evolution» que una cuestión crucial es precisamente verificar si esas huellas permanecen con el pasar del tiempo o se cancelan. Para preparar estos análisis, científicos del J. Craig Venter Institute y de la universidad de Florencia están examinando cuadros de propiedad privada de una edad comparable a la época de Leonardo, para desarrollar técnicas que permitan la extracción del ADN y su análisis.

Las investigaciones del «Proyecto Leonardo» son muy amplias y sofisticadas. Por ejemplo, los expertos han llegado a pasar por rayos X el pavimento de una antigua iglesia italiana, intentando localizar de forma exacta la tumba del padre de Leonardo y de otros parientes. En realidad, los investigadores a la caza del ADN de Leonardo se mueven un poco como Indiana Jones o detectives del CSI, procediendo sobre diversas fuentes: tumba del padre y diversos parientes de la familia Vinci en Florencia; presuntos restos de Leonardo sepultados en el capilla del castillo de Amboise (Francia), cuya tumba es visitada cada año por miles de personas; y en Milán, donde podrían estar los restos de la madre Caterina.

La tumba de Leonardo en el castillo de Amboise en la rivera del Loira
La tumba de Leonardo en el castillo de Amboise en la rivera del Loira- ABC

Árbol genealógico

Otra parte fundamental para conocer la historia de Leonardo ha sido la reconstrucción de su árbol genealógico. La investigación ha durado más de 40 años y se presentó en abril en el teatro de Vinci, el pueblo de Leonardo de 14.000 habitantes. Se creía que la familia del artista de la Gioconda se habría extinguido, pero hay 35 descendientes vivos en línea directa del padre de Leonardo, después de 15 generaciones. Entre ellos está el director de cine Franco Zefirelli, seudónimo de Gianfranco Corsi.

Leonardo Da Vinci no se llegó a casar y algunos biógrafos apuntan que era homosexual. Fue hijo natural de un rico notario, Piero da Vinci , y de una joven campesina, Caterina, que falleció poco después. Cuatro veces se casó el padre de Leonardo y tuvo 12 hijos, una prolífica descendencia que ha llegado hasta nuestros días. «Reconstruir el árbol genealógico ha sido fundamental. Nos ha permitido descubrir cosas inéditas de la familia que han condicionado su formación, como el hecho de que el abuelo no fuera un simple campesino, sino un personaje que aún se debe descubrir, que tenía contactos con Avignone, Barcelona, Valencia e incluso Mallorca. El árbol genealógico nos ha permitido crear las condiciones necesarias para investigar el ADN, porque se han identificado “yacimientos biológicos”, es decir, parientes y descendientes, de los que será posible extraer ADN y confrontarlo con el de Leonardo», explica Alessandro Vezzosi, director del Museo Ideal de Leonardo da Vinci, que ha dedicado su vida al estudio de la obra y del mito de Leonardo.

Se espera tener el perfil genético de Leonardo en 2019, año del 500 aniversario de su muerte. La posición exacta de la tumba se ha perdido porque la capilla de San Huberto en el castillo de Amboise sufrió diversas modificaciones. Si el ADN y otros análisis llevan a una identificación definitiva, se podría reconstruir el rostro de Leonardo, su aspecto físico y, sobre todo, se comprendería mejor el genio y la habilidad de un genio que sigue fascinando al mundo.

Toda la actualidad en portada

comentarios