La colección, hallada en una casa en Braga, se exhibe en el Museo Pío XII de la ciudad portuguesa
La colección, hallada en una casa en Braga, se exhibe en el Museo Pío XII de la ciudad portuguesa - ABC

La casa de Braga que escondía un tesoro de monedas de cobre

La valiosa colección ha sido descubierta, durante unas excavaciones, en una de las antiguas viviendas de la aristocracia de la que fuera «Bracara Augusta»

Guarda (Portugal)Actualizado:

Una de las antiguas casas de la aristocracia de la «Bracara Augusta», hoy Braga, ciudad ubicada en el norte de Portugal, escondía entre sus muros un tesoro de 481 monedas de entre los siglos III y V que revela la importancia del comercio mediterráneo de aquella época.

La colección, que está custodiada por la diócesis de Braga, se exhibe de forma permanente en el Museo Pio XII de Braga. El director del museo, José Paulo Abreu, explicó que las monedas fueron halladas durante las excavaciones que se estaban haciendo en un casa próxima al Seminario Mayor de la diócesis.

La importancia de esta colección única radica en que las monedas fueron acuñadas en Turquía, Croacia, Egipto, Francia, Alemania o Italia, lo que «refleja el flujo comercial que había en el mediterráneo», donde Braga jugaba un papel relevante como capital romana, explicó Abreu.

Algunas de las piezas, todas acuñadas en cobre, hacen referencia a dos emperatrices de la época, la popular Theodora, esposa de Justiniano I, y Flavia Julia Helena, también conocida como santa Helena o Helena de Constantinopla. Del total de monedas localizadas, 480 son de los siglos IV y V, y solo una del siglo III, que hace alusión a la fundación de Roma.

Abreu indicó que, quizás, la pieza más relevante de todas es «la que representa a Rómulo y Remo, relativa a la fundación de Roma». Incluso hay una, añadió, que «representa la conversión de Constantino al cristianismo». En los primeros años del cristianismo, Braga se consolidó como un «punto de unión muy fuerte», recordó el director del museo, antes de precisar que «esto se ve reflejado en las 481 monedas».

Más excavaciones

Junto a la casa donde fueron halladas, existen otras tres viviendas de la aristocracia romana y el objetivo de las diócesis de Braga es continuar con más prospecciones y excavaciones para que puedan aflorar los numerosos vestigios que allí se esconden.

El Museo Pío XII de Braga, abierto al público en el año 2000, tiene como una de sus piezas referentes un mosaico con motivos marinos perfectamente conservado, que fue creado para el estanque que había en la residencia denominada «Domus de Santiago», junto a la ubicación actual del propio museo.

Cuenta además con un «dolium romano», una vasija de alfarería de la antigua Roma, similar a una tinaja, muy preciada por los historiadores. El espacio se completa con obras de arte sacro que revelan la importancia de Braga como diócesis de especial relevancia estratégica a nivel internacional.