Anders Olsson
Anders Olsson - NP

La Academia Sueca nombra un nuevo secretario permanente interino tras el escándalo sexual

El director de la institución, Anders Olsson, asume el cargo de forma provisional en sustitución de Sara Danius, que renunció junto con Katarina Frostenson, mujer de Jean-Claude Arnault, implicado en el caso de vejaciones y filtraciones que ha provocado la crisis

Actualizado:

La Academia Sueca acaba de nombrar un nuevo secretario permanente en funciones tras la dimisión de Sara Danius, que hasta ayer ostentaba el cargo. La institución ha tomado esta con el objetivo de salir de la crisis de confianza originada por las dimisiones en cascada tras el escándalo sexual protagonizado por Jean-Claude Arnault, marido de Katarina Frostenson, que también renunciaba a su cargo.

El director de la Academia, Anders Olsson, se convierte «de manera provisional» en secretario permanente, según ha anunciado él mismo en la radio sueca SR. Este escritor y profesor de literatura de 69 años sustituye así a Sara Danius, que renunciaba a esta secretaría.

Danius, la primera mujer en ocupar el puesto desde la creación de la Academia en 1786, anunciaba su renuncia a causa de las divisiones internas causadas por el caso de abusos sexuales que saltó a los medios como parte de la campaña del #Metoo.

La académica salpicada por el escándalo, Katarina Frostenson, daba a conocer su renuncia tras la tensa reunión que se produjo en el seno de la institución.

En noviembre del pasado año, el diario sueco Dagens Nyheter publicaba los testimonios de 18 mujeres que afirmaban haber sido víctimas de abusos sexuales de Jean-Claude Arnault, esposo de Frostenson.

La Academia rompió entonces todos los vínculos que le relacionaban con Arnault, como las subvenciones para las exposiciones y actuaciones que tienen lugar en el centro cultural que dirige el esposo de Frostenson en Estocolmo.

Sin embargo, surgieron muchas voces en el seno de la institición afirmando que aquello no era suficiente. A conscuencia de esas discrepancias, tres académicos, Peter Englund, quien fuera secretario permanente entre 2009 y 2015, Klas Östergren y Kjell Espmark, daban a conocer el pasado jueves su dimisión.

La institución también abrió en aquel momento una investigación interna y contrató los servicios de un bufete de abogados. Pero sus conclusiones no han trascendido y los académicos están obligados a guardar secreto.

«El Premio Nobel de Literatura, el premio literario más grande del mundo, es otorgado por una Academia que ha demostrado todo menos el juicio y la integridad», ha afirmado a AFP Mattias Berg, un periodista cultural de la radio SR.