Los restos del caballero excavados en Hereford
Los restos del caballero excavados en Hereford - (Headland Archaeology Limited)

Excavan en Inglaterra el esqueleto «machacado» de un caballero medieval

Actualizado:

Para ser caballero había que ser un tipo muy duro. El estado de los restos arqueológicos hallados recientemente en la localidad de Hereford, Inglaterra, así lo demuestra. En el esqueleto de quien fue un caballero han encontrado de todo. Los arqueólogos y los forenses que les ayudan en el estudio de los restos humanos están acostumbrados a muchas cosas, pero a veces sus conclusiones son llamativas para el común de los aficionados a la historia.

Ahora, los expertos de Headland Archaeology Limited han logrado estudiar restos de cientos de individuos desde la invasión normanda hasta el siglo XIX y de su trabajo se desprende un conocimiento preciso de la vida, las enfermedades, los accidentes y la violencia en el pequeño mundo de esta zona de Inglaterra. Y para muestra un botón.

El caballero «demediado»

Tenía más lesiones que el famoso «caballero demediado» de Italo Calvino. Se trata de un varón de 45 años con múltiples fracturas en las costillas que, curiosamente, se localizan en el costado derecho, lado cuyo hombro también está descoyuntado. Para colmo una lesión muy dolorosa en la parte baja de la pierna izquierda... ¿Qué le pudo pasar?

La mayor probabilidad es para una lucha en un torneo. El caballero monta veloz por el campo de justas con las riendas en la izuerda y la lanza en la diestra. Es golpeado por la lanza del contrario con gran fuerza y el impacto le desmonta violentamente mientras su pie izquierdo queda prendido del estribo. ¿Sucedió así?

Andy Boucher, el director de la excavación, afirma que «no podemos estar seguros, pero en este caso hay una enorme cantidad de evidencias que sugieren que este hombre practicaba algún tipo de actividad violenta y la locaclización de sus heridas cuadra a la perfección con lo que se podría esperar de un participante en torneos. El hecho de que a los 45 años que tenía aún practicase esta actividad nos da una idea de lo duro que debió de ser».

Sus dientes hablan de un origen normando, de un emigrante en Hereford. El tipo de enterramiento, con una fila de piedras alineadas, es típico de los siglos XII-XIV.