Cultura

Hallan junto al Muro de Adriano el más antiguo inodoro con tapa de madera

El curioso hallazgo de unos arqueólogos se encuentra en el fuerte romano de Vindolanda, en el condado británico de Northumberland

El hallazgo romano encontrado en Vindolanda
El hallazgo romano encontrado en Vindolanda - Sonya Galloway
abc.es - Actualizado: Guardado en: Cultura

Los arqueólogos que trabajan en la fortaleza romana de Vindolanda (ubicada en el condado inglés de Northumberland), se han topado con un curioso hallazgo que permitirá conocer más detalles sobre uno de los momentos más íntimos de todo romano -y mortal-. Se trata de una letrina pequeña, un asiento de madera que podría ser de la época pre-adriánica y ha sido encontrado entre los escombros de un espacio de la fortaleza por el director de las excavaciones, el Dr. Andrew Birley, según informa Archaeology News Network.

No es la primera vez que en esta fortaleza romana se hace un descubrimiento arqueológico relacionado con la época en la que Adriano reinaba en el Imperio Romano. De hecho, es algo bastante común en su día a día: zapatos, cartas personales, peines, joyas, herramientas, textiles... permiten conocer cómo era este pequeño fuerte que custodiaba el Muro de Adriano, convertida hoy en día en Museo. En él fueron hallados los documentos escritos más antiguos de la historia de las Islas Británicas: las tabletas de Vindolanda.

Aunque hay muchos ejemplos de asientos de piedra y bancos de mármol del Imperio Romano, se cree que este podría ser el único de madera, rescatado casi en perfecto estado y de proporciones más pequeñas que normalmente. «Está hecho de un pedazo de madera muy bien trabajado y parece cómodo», declaró el Dr. Birley para explicar que en las condiciones frías de lo que entonces fueron los límites septentrionales del Imperio, un asiento de madera habría sido preferible al de piedra.

«Ahora tenemos que encontrar el inodoro que iba con ella porque conducen a lugares fascinantes para excavar y a menudo contienen artefactos asombrosos». En algunos de los descubrimientos de letrinas en Vindolanda han rescatado botas de bebés, monedas, medallones y hasta una lámpara de bronce.

Otro de los retos que se presenta a los arqueólogos ahora es encontrar la «spongia», una esponja natural en un palo que los romanos utilizaban en lugar de papel higiénico. Aunque con las condiciones de conservación que se requerirían para que hubiese llegado hasta nuestros días, tal vez esto no sea posible.

El asiento de madera será sometido a una serie de trabajos de restauración y conservación durante cerca de 18 meses y una vez completo será exhibido en el Museo del Ejército Romano (Roman Army Museum).

Toda la actualidad en portada

comentarios