«La mayor parte de Luxor permanece bajo la arena del desierto»
Myriam Seco al frente de las excavaciones - efe

«La mayor parte de Luxor permanece bajo la arena del desierto»

Actualizado:

El director de Antigüedades de Luxor y representante del Ministerio de Antigüedades de Egipto, Mansour Bouraik, ha manifestado este lunes en una rueda de prensa en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), que cree que el 60 por ciento de la antigua ciudad de Luxor está aún por descubrir, informa Ep, así como el 80 por ciento de los monumentos del paí «la ciudad entera todavía está ahí abajo, enterrada bajo la arena del desierto».

Bouraik participa en el curso «Las excavaciones arqueológicas en el templo de Millones de Años de Tutmosis III; Luxor, Egipto» junto a la directora de la investigación, Myriam Seco, que ha coincidido con él en señalar que Luxor es «más de lo que parecía en un principio» y ha destacado la participación de seis misiones españolas en las excavaciones de la zona financiadas en parte por la Fundación Botín, quien ha garantizado su apoyo desde 2010 hasta 2017.

En Egipto hay un total de 360 misiones extranjeras trabajando en excavaciones de yacimientos, entre ellas nueve españolas: seis que desarrollan su labor en Luxor, dos en Egipto Medio y una en Asuán. Bouraik ha ensalzado en este sentido que la cooperación internacional es «primordial» en estos trabajos, ya que deben ser desarrollados por expertos.

«Lo que le ha dado un empuje increíble, que en el futuro será muy importante y otorgará muchísima visibilidad a la musealización de estos yacimientos», lo que Seco ha estimado que tendrá lugar dentro de entre 10 y 15 años.

En 1906 fueron halladas más de 2.000 piezas que fueron depositadas en un almacén posteriormente abandonado y cubierto de arena. «Cuando empezamos a excavar encontramos el almacén con todas esas piezas, que encima no estaban publicadas», ha exclamado Seco. Además, en 2010 descubrieron que el Templo de Tutmosis III estaba construido encima de una necrópolis, por lo que desde aquel momento el proyecto tiene dos escenarios.

Yacimientos en peligro

Por otro lado, Bouraik ha abordado la situación actual que atraviesa Egipto destacando que 35 millones de personas se manifestaron el pasado 30 de junio porque, tras la derrota del expresidente Hosni Mubarak, se dio «una oportunidad a los Hermanos Musulmanes en las elecciones pero durante un años no han hecho nada de lo que se les pedía» en palabras de Bouraik. «Habíamos pasado de una dictadura a un régimen fascista» con esta frase ha apoyado el golpe de estado del 3 de julio y ha calificado lo que ha vivido en el último año el país con el paso de Mubarak al ahora presidente depuesto por el Ejército.

Además, ha criticado que los Hermanos Musulmanes nombraron como gobernador de Luxor a un hombre que «en lugar de hacer renacer el turismo lo que ha hecho ha sido apagarlo más» por lo que «Luxor está sufriendo muchísimo». Cuestionado cómo lleva en el cargo desde 2005 después de los cambios de poder en Egipto, ha detallado que trabaja en el departamento de Antigüedades desde 1984, aunque «nunca viví un año tan terrible en mi puesto de trabajo como durante 2012».

«He tenido que ser muy paciente y no mostrar los sentimientos ante ellos porque era una época muy crítica». «He hecho todo lo necesario para proteger los yacimientos».