El nuevo diccionario de la lengua modificará dos de cada tres entradas
José Manuel Blecua, en la sede de la Real Academia Española - jaime garcía
rae

El nuevo diccionario de la lengua modificará dos de cada tres entradas

Términos técnicos, americanismos y directivas de la Unión Europea sobre pesos y medidas se incorporan en 2014

Actualizado:

El nuevo diccionario de la lengua española estará disponible en Internet en octubre de 2014 y contendrá unas 90.000 entradas, de las que dos tercios son modificaciones de la anterior edición, según avanzó ayer el director de la Real Academia Española (RAE), José Manuel Blecua.

El director declaró en Soria que el primer desafío de la RAE es la próxima edición del nuevo diccionario de la lengua, la vigésimo tercera, que se publicará en octubre de 2014 y contendrá unas 60.000 modificaciones, referidas a descripciones, elementos que han quedado obsoletos o voces que simplemente se han eliminado.

El nuevo diccionario se ha completado con voces de Filipinas y de Guinea Ecuatorial, por primera vez, de nanotecnología, de técnica, de americanismos y de directivas de la Unión Europea sobre pesos y medidas.

Además, recogerá palabras de uso normal en la actualidad con significados que no estaban recogidos hasta ahora, como tableta para referirse a las computadoras portátiles con tecnología táctil. La lengua de la técnica y de la ciencia quizá sea donde se registran más innovaciones», resaltó.

Desafío online

La RAE, que tiene unos 350.000 seguidores en la red social Twitter y cerca de 500 millones de consultas al año a través de Internet, trabaja en una plataforma que permita acceder a todo el conjunto de elementos que hasta ahora no eran accesibles.

«La accesibilidad es importante y tanto es así, que el Diccionario Histórico nuevo solo va a estar en Internet», ha resaltado Blecua, para quien el mundo ha roto definitivamente con el pasado con las nuevas tecnologías.

«El español tiene una dimensión internacional económica sumamente extraordinaria y es algo de lo que debemos ser conscientes», destacó también el director.

Los problemas de las nuevas tecnologías, la asociación de academias en América, el futuro de las publicaciones, por la disyuntiva entre el papel y los sistemas digitales, y la investigación sobre el léxico y la informática son otros de los desafíos que la RAE quiere afrontar en los próximos años.