Actualidad

Un paciente agrede a una médico y a un guardia de seguridad

Un enfermo golpeó a un facultativo y a un agente en el centro de salud del Sector Sur

ABC - Actualizado: Guardado en: Actualidad

Una médico de guardia del centro de salud del Sector Sur de Córdoba resultó herida el pasado fin de semana cuando atendía a un paciente, quien supuestamente reaccionó de manera violenta, «profiriendo gritos e insultos e intentando abalanzarse contra ella», ante lo cual actuó un profesional del servicio de seguridad del centro, que al intentar calmar a este usuario recibió dos golpes que le causaron diversas contusiones. Posteriormente, efectivos de la Policía Nacional se personaron en el centro para reducir a este usuario.

Tras el suceso, ambos profesionales recibieron asistencia sanitaria e interpusieron la correspondiente denuncia. En la misma tarde del sábado se celebró el juicio rápido sobre la causa, en la que esta persona resultó condenada, si bien ante su disconformidad con el resultado se ha fijado un nuevo juicio para el próximo 14 de junio, según informó ayer la Junta en una nota. Al respecto, la Dirección del Distrito Sanitario Córdoba-Guadalquivir y la Delegación Territorial de Salud en Córdoba han condenado el «lamentable e injustificable» episodio de violencia física y verbal que se produjo en el Dispositivo de Cuidados Críticos y Urgencias de Sector Sur sobre las 15.11 horas.

Ante estos hechos, el director gerente del Distrito Sanitario de Córdoba-Guadalquivir, José Manuel Cosano, puso en marcha el Plan de Prevención de las Agresiones del Servicio Andaluz de Salud (SAS). Este protocolo incluye asistencia jurídica y apoyo psicológico a los profesionales afectados.

Además, el SAS informó de que ante este tipo de situaciones pone a disposición de sus trabajadores un plan de prevención con el objetivo prioritario de reducir las posibles agresiones incorporando, además de un protocolo de actuación con asistencia jurídica y apoyo psicológico, que conlleva una serie de herramientas tales como cursos de formación en manejo de situaciones conflictivas, adaptaciones de locales y ubicación de profesionales y análisis de las incidencias que se producen, entre otros.

Según destacó la delegada territorial de Salud y Bienestar Social, María Isabel Baena, «cualquier tipo de violencia es inaceptable». Por ello, desea mostrar su solidaridad y apoyo a los profesionales del Distrito Sanitario que sufrieron, en el ejercicio de su labor, un episodio de agresión física y verbal por parte de un ciudadano.

Toda la actualidad en portada

comentarios