ENTREVISTAJosé Luis Navas Presidente del Sindicato Médico

«Los paros son porque la Junta no crea empleo para facultativos»

Actualizado:

El Sindicato Médico promueve a partir del próximo miércoles una ofensiva de protestas que se prolongará hasta junio y que, tal y como han explicado ya, se centrará cada dos semanas en cada una de las tres zonas sanitarias en las que ha dividido la provincia (Reina Sofía y capital; el Infanta Margarita de Cabra y el sur de Córdoba; y el área norte incluyendo al hospital Valle de los Pedroches de Pozoblanco). «La idea es mantener la protesta y compaginarla con el cuidado a la asistencia a los ciudadanos, que no queremos que se deteriore: al fin y al cabo nosotros no estamos pidiendo nada más que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) se siente a negociar para paliar nuestra situación de precariedad económica», afirma el responsable de la entidad sindical en Córdoba, José Luis Navas.

-La última protesta de médicos, organizada el 23 de octubre del año pasado, tuvo un respaldo bastante desigual. Las cifras que ustedes dieron eran del 60 por ciento de seguimiento. ¿Es ése un buen punto de partida?

-En aquella ocasión, en los hospitales había en torno a un tercio de la plantilla de médicos de permiso, algunos aún de vacaciones o salientes de huelga. Además hay que contar con los servicios mínimos, que fueron considerables. Estamos satisfechos de la participación que hubo, porque nosotros, por las peculiaridades que tenemos, nunca vamos a poder ofrecer unas cifras muy altas de seguimiento. Es cierto que en otras provincias hubo más médicos que se sumaron a la protesta. Pero alcanzamos nuestro objetivo, que era dar una llamada de atención al Servicio Andaluz de Salud (SAS) y a la Junta de Andalucía en un momento en el que aún se estaba negociando en la mesa sectorial la ampliación de la jornada y los recortes salariales. Demostramos que los compañeros estaban muy enfadados y preocupados por las formas con las que se estaban tomando medidas, que afectaban de un modo fundamental y discriminatorio al personal facultativo respecto a otros empleados públicos.

-Se ve que esa llamada de atención no surtió efecto, porque vuelven ustedes a la carga.

-Bueno, no del todo. Un día después del paro la Junta emitió un documento sobre los recortes y la ampliación de la jornada donde ya se contemplaban algunas modificaciones sobre el texto que veníamos negociando desde hacía meses. En ese escrito aparecían algunas concesiones de la Junta, como que el periodo de formación podía considerarse tiempo de trabajo o que el tiempo de solape entre un turno y otro podía tenerse en consideración. Ese documento, al final, tampoco llegó a ningún sitio.

-¿Puede resumir los motivos de la protesta que ahora inician?

-Por una parte me preocupa el deterioro de la calidad asistencial. Y como sindicalista que soy me interesan los aspectos laborales. Nosotros no nos oponemos a que se amplíe la jornada laboral, de lo que sí estamos en contra es de que se haga de un modo discriminatorio con los médicos.

-¿Por qué discriminatoria?

-Porque al resto de los empleados públicos de Andalucía el incremento de las dos horas y media de jornada se les ha aplicado aumentando en media hora más su horario de lunes a viernes y no lleva aparejado un recorte en su sueldo más allá del que establecen las normas. Pero en el caso del personal facultativo esas dos horas y media se nos descuentan de nuestra jornada complementaria, fundamentalmente de las guardias. Con lo cual, mientras que en el resto de los empleados públicos el recorte de la nómina es del 7,5 por ciento, nosotros nos vamos hasta al 16 por ciento. Eso es discriminatorio. Además, nuestra protesta viene al caso porque no se está creando empleo. Los puestos de trabajo que se quedan libres bien por jubilación o por bien excedencia no se están cubriendo, de tal manera que esas labores las tienen que asumir los compañeros del resto de la plantilla, una plantilla que ya estaba bajo mínimos. También nos preocupa la situación en la que se encuentra el personal eventual, al que se le está contratando a veces del 75, 60 incluso del 10 por ciento de la jornada.

-¿En qué situación se encuentra la protesta de los Médicos Residentes (MIR)?

-Ellos están llamados también a los paros que hemos organizado ahora. La solución que le ha dado la Junta a su problema ha sido parcial, se ha cerrado en falso su problema.

-¿Cuáles son las relaciones de su sindicato con los servicios centrales del SAS en Sevilla y con la Delegación en Córdoba?

-Con el Servicio Andaluz de Salud las relaciones son correctas, dentro de las diferencias. Aquí, con la Delegación de Córdoba, igual, y sabemos que muchas declaraciones que hacen sus responsables vienen dirigidas por Sevilla. Si nosotros somos críticos con alguien es con la consejera de Salud, María Jesús Montero, que creemos que hace demasiada política con la salud pública.