Global Spain Cube es un innovador espacio tecnológico impulsado por la UPV
Global Spain Cube es un innovador espacio tecnológico impulsado por la UPV - abc
ECONOMÍA

Valencia, un hervidero de emprendedores tecnológicos

Actualizado:

Innovar tecnológicamente y emprender. Ese es el objetivo que parece haberse marcado la Universidad Politécnica de Valencia, que se suma a otros proyectos como el programa para emprendedores impulsado por el empresario valenciano Juan Roig –Lanzadera– o el App Trade Centre, que esta semana ha convertido a la capital del Turia en el centro de negocio de las apps en España.

«Printable», ideas que vale la pena imprimir, es un proyecto emergente para impresoras 3D puesto en marcha por alumnos de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Edificación. «Treze Motorbike», transformaciones eléctricas, «zero» emisiones es la empresa de automoción formada por cuatro estudiantes de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería del Diseño. El estudio Silly Walks nace de la iniciativa de cuatro titulados de la Facultad de Bellas Artes especializados en animaciones 2D.

Y estos son solo tres ejemplos de las iniciativas surgidas al calor de los espacios Emprende que la Universidad Politécnica de Valencia ha ido desplegando a lo largo de este último año en cada una de sus escuelas y facultades.

La pasada semana se inauguraron los dos últimos de este ciclo: el de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y del Medio Natural, y el de la Facultad de Bellas Artes. Los espacios Emprende son salas habilitadas para «el trabajo en equipo donde los alumnos con iniciativas pueden encontrarse con otros compañeros con ideas y entusiasmo como ellos», explica el rector Francisco Mora. Hay una en cada centro de la UPV, y están abiertas a la participación de todos los estudiantes del campus, independientemente de su titulación. «De hecho, queremos que sean muy trasversales y que permitan entrar en contacto a alumnos con perfiles muy diferentes».

La Universidad Politécnica de Valencia se ha inspirado para ello en el modelo del MIT (Massachusetts Institute of Technology), que ofrece a sus alumnos multitud de espacios y facilidades para crear sus oficinas, asesoría de expertos, ayudas y premios. «El de la UPV es un proyecto único en España. No conozco en la universidad española un despliegue tan importante en actividades de emprendimiento», apunta Francisco Mora.

Algo que sí ha llevado a cabo el empresario valenciano Juan Roig con Lanzadera, que ya en su segunda edición ha ampliado a 20 el número de emprendedores seleccionados que percibirán hasta 200.000 euros para que puedan desarrollar sus proyectos, además de formación continua, un equipo de mentores adecuados a cada proyecto y, sobre todo, una amplia red de contactos entre todos los actores de la plataforma Lanzadera. Y la intención es seguir ampliando el número de proyectos en las próximas ediciones.

Desarrollo de habilidades

Para la UPV, el objetivo final no tiene por qué ser exclusivamente la creación de empresas. En palabras de José Millet, director delegado de Emprendimiento y Empleo, «hay que ser emprendedor siempre, tanto si trabajamos por cuenta propia como si trabajamos por cuenta ajena. A veces se nos olvida que, dentro de la empresa, también debemos ser creativos, innovadores y proactivos, buscar oportunidades, tomar decisiones y asumir riesgos, que son las cualidades que se atribuyen a un emprendedor».