política

El éxito de una campaña

Varios consultores políticos exponen las claves que deberían de marcar las estrategias de los partidos valencianos: cercanía, confianza y soluciones reales

Imagen de archivo de Alberto Fabra durante la campaña del PP a las elecciones europeas celebradas este año
Imagen de archivo de Alberto Fabra durante la campaña del PP a las elecciones europeas celebradas este año - rober solsona
ROSANA B. CRESPO - Actualizado: Guardado en: Actualidad

Una larga campaña electoral se avecina en la Comunidad Valenciana. Para muchos ya ha comenzado, aun a falta de confirmar los candidatos, sabiendo que los comicios de 2015 se convierten en un «todo por el todo». El escenario se prevé complicado, y en las estrategias para captar votantes entra en juego cualquier detalle para transmitir credibilidad y confianza. Varios consultores políticos analizan para ABC las claves para una campaña de éxito, coincidiendo todos ellos en la importancia de salir de las sedes para pisar la calle, dejar de un lado las siglas y apostar por la escucha con el fomento de la participación ciudadana. Pero, ¿qué deberían hacer los partidos valencianos desde el punto de vista de la imagen y el discurso?

PP

Contundencia y regeneración

El modelo del mitin se mantiene como algo simbólico, aunque cada vez resulta más desfasado. Para Alejandro Comes, Edgar Moscardó y Jorge Lorente, de SPQ Consulting, se trata de «un formato caducado que necesita evolucionar y convertirse en una experiencia con los militantes y simpatizantes, recogiendo propuestas en pequeños grupos y personalizando el mensaje». Además, consideran que se tiene que realizar una mayor apuesta por las redes sociales y la tecnología combinada con los medios tradicionales.

Aparte de la renovación a nivel de marketing, la cuestión del discurso resulta más complicada para este partido, al igual que para el PSOE, por los casos de corrupción. «Tienen que ser contundentes contra este problema, nombrarlo sin miedo y tomar medidas. Le puede salir rentable si cumple con lo que dice y si articula medidas reales por la regeneración y la transparencia, comunicando sus valores y sus ideas sin centrarse en el hecho de que puede gobernar un tripartito», destaca Fran Carrillo, director de La Fábrica de Discursos.

PSPV

Oposición seria y autosuficiente

Al igual que el PP, saben que los programas no pueden hacerse en los despachos, sino que han de «escuchar, comprender, elaborar y devolver a la sociedad, dando al ciudadano las respuestas que necesita», explica Joan Gonçales, de SN&T Consultores. El primer paso de los socialistas tendría que ser, según apunta, establecer su propia definición. Una asignatura pendiente en la que coindicen los miembros de SPQ: «Tienen que dejar de ser la sombra del PP, erigirse como la fuerza de oposición principal y desmarcarse de la imagen anticuada, siendo más transgresores». En este sentido, comenta Fran Carrillo, han de concretar una estrategia «como partido serio que no depende de otras formaciones para gobernar, alejada del populismo de la extrema izquierda y focalizada un segmento de la población más amplio».

Esquerra Unida

Actualización del discurso

Pese a que Podemos erosiona su potencial –al igual que le puede ocurrir a Compromís–, los tres expertos coinciden en que EU tiene que preocuparse por encontrar una fórmula más novedosa y crecer de forma independiente sin depender de los pactos con el PSPV para darle mayorías. «El votante de este partido es fiel porque está polarizado, pero esa energía tienen que saber canalizarla, aportando una solución real a las situaciones de los ciudadanos. El discurso antisistema, del proletariado y contra el empresario ya no conecta con la gente porque está anclado en el siglo XIX», destacan desde SPQ. Para Fran Carrillo, la única alternativa que les queda es «integrarse en candidaturas únicas para tener protagonismo», dado que la división del voto de la izquierda beneficia al PP.

Compromís

Seriedad y respuestas

Dar paso a la seriedad y dejar la política de las camisetas. Así consideran los miembros de SPQ que deberían enfocar la campaña. «Tiene que asumir que son grandes y dar respuestas, no sólo denuciar los desfases de la Comunidad Valenciana. Es un grupo de personas más allá de Mónica Oltra. Se saben comunicar muy bien con los jóvenes, sobre todo a través de redes sociales, pero están dejando de lado al votante más maduro», señalan. Su discurso, opina Fran Carrillo, ha de pasar a un segundo plano la lengua y el territorio, «argumentos sin peso en una sociedad que demanda otra cosa».

UPyD

Posicionarse con claridad

Junto con Ciutadans, remarca Carrillo, adquieren «un papel fundamental en contraposición con la izquierda». Sin embargo, tanto Joan Gonçales como los encargados de SPQ consideran que deberían de posicionarse claramente –al igual que han hecho con el asunto de Cataluña– y asentar unos pilares «para que los ciudadanos sepan qué están votando». En el caso de la formación magenta, entienden que «lo han confiado todo a caras conocidas que al final se queman»: «Han de ofrecer cosas nuevas. Toni Cantó es muy mediático, pero habría que ver el grado de confianza que tendría en él un ciudadano. Es importante desvincular el partido a Rosa Díez, delegar y hacer una transferencia de liderazgo aquí. En estas elecciones se juegan todo su futuro».

Toda la actualidad en portada

comentarios