Última Hora May llega a un acuerdo con los unionistas del DUP para gobernar en minoría

alicante

La planta desaladora más grande de Europa solo tendrá un uso puntual

Acuamed limitará el uso de la desaladora de Torrevieja para no encarecer el agua

D. MARTÍNEZ - Actualizado: Guardado en: Actualidad

La sociedad estatal Acuamed, creada por el Ministerio de Medio Ambiente para promover el Plan AGUA -basado eminentemente en la desalación- tiene previsto postergar al máximo la puesta en marcha de la planta de Torrevieja, que será la más grande de Europa cuando entre en funcionamiento. A pesar de que la planta está terminada desde hace meses, y que la construcción de las canalizaciones hasta el mar avanza a buen ritmo, todo hace prever que la desalinizadora no será operativa en el corto plazo.

Según fuentes próximas a la sociedad estatal consultadas por ABC, la producción de agua desalada de la planta -está previsto que pueda generar hasta 80 hectómetros al año a pleno rendimiento- no es estrictamente necesaria en estos momentos. Así, si bien la desaladora podría arrancar antes del próximo verano (una vez que ha obtenido todas las autorizaciones preceptivas de la Generalitat), es poco probable que Acuamed empiece a utilizarla para abastecer a la Mancomunidad de Canales del Taibilla.

El motivo es puramente económico: el coste del agua desalada multiplica por cinco el del caudal proveniente del Tajo-Segura. Así, si el metro cúbico de agua superficial se paga a 0,2 euros, el del agua desalada alcanzaría, como mínimo, el de 1,1 euros. Dado que la mayor parte del agua desalada se destina a regadío, ésta encarecerá sensiblemente el recibo que pagan los agricultores de la zona.

Coste energético

Al coste energético que ya suponía la obtención de agua desalada, hay que añadir ahora el aumento de la tarifa eléctrica. Acuamed ya ha vivido una experiencia reciente en la que el aumento de estos costes se ha tenido que repercutir en el precio del agua: fue este verano, cuando la rotura del Tajo-Segura obligó a poner a pleno rendimiento las desaladoras de Águilas, en Murcia, y las dos que funcionan en la capital alicantina. Tal como adelantó ABC el pasado mes de octubre, ese recurso excesivo a la desalación motivó un aumento de más del 10% en la tarifa del agua, que se acaba de repercutir a los recibos que pagan los hogares del sur de Alicante y Murcia.

En el caso de la desaladora torrevejense, los estudios de Acuamed indican que para generar los 80 hectómetros anuales se precisaría un consumo eléctrico superior a los 50 megavatios (MW) al día, o lo que es lo mismo: cincuenta millones de vatios. Una cifra que equivale al consumo energético de toda la ciudad de Torrevieja en un día del mes de agosto, cuando en la ciudad salinera residen más de 500.000 personas.

Aportaciones puntuales

De esta forma, para evitar que el consumo eléctrico dispare el precio del agua, Acuamed tiene previsto utilizar la desaladora solo en momentos puntuales en los que la Mancomunidad de Canales del Taibilla necesite aportes extra de agua. Por ejemplo, en situaciones prolongadas de sequía que impidan realizar transferencias desde el Tajo o en los meses de verano -sin olvidar las contingencias como la reciente rotura del trasvase-.

Lo que sí parece obvio es que, una vez terminada, la desaladora se activará para realizar pruebas y valorar su funcionamiento. Cabe recordar que solo la planta supuso una inversión de 300 millones de euros y tres años de trabajos.

Toda la actualidad en portada

comentarios