C. Valenciana

C. Valenciana / ENTREVISTAENTREVISTAFrancisco Murcia PuchadesPresidente de la patronal de promotores inmobiliarios Francisco Murcia PuchadesPresidente de la patronal de promotores inmobiliarios

«El turismo residencial es el más importante y la ley debe mimarlo»«El turismo residencial es el más importante y la ley debe mimarlo»

Día 09/12/2012
Temas relacionados

Según el informe difundido esta semana por el Ministerio de Fomento, Alicante fue durante los nueve primeros meses del año la provincia española con mayor número de operaciones de compraventa de vivienda por parte de extranjeros, con un total de 2.501, seguida a mucha distancia por Málaga (1.111), Barcelona (692), Baleares (605) o Gerona (586). Francisco Murcia Puchades, presidente de la Federación Regional de Promotores Inmobiliarios de la Comunidad Valenciana (Feprova) analiza para ABC lo que esto significa para el sector y su situación actual.

-¿Qué valoración hace de este dato?

-Son cifras muy reveladoras porque indican la importancia que tiene el turismo residencial en Alicante y en toda la Comunidad Valenciana. Además, por los datos que tenemos nosotros, en 2011 se facturaron un total 2.000 millones de euros en operaciones de compraventa a extranjeros. De estás, casi el 90% fueron en la provincia de Alicante.

-Un importante peso económico.

-Sí, y hay que tener en cuenta que esa cifra es sin impuestos, porque no contempla el IVA ni los efectos inducidos, a diferencia de otros bienes de exportación que se producen en la Comunidad Valenciana. El inmobiliario es un sector de arrastre de la economía, en el que la mayoría de los componentes se producen aquí. Además, cuando un extranjero compra una casa consume mucho más: muebles, electrodomésticos, va a los restaurantes. Y lo más importante: lo hace de manera permanente. Aunque no se contempla como bien de exportación, el de la vivienda es el tercero de la región. Por delante sólo están el del automóvil, con 3.300 millones de euros, y el de la fruta, con 2.500. Por detrás, otros de importancia como la cerámica, el calzado y el mueble, con 1.800, 950 y 390 millones de euros respectivamente.

-Y todo esto a pesar del contexto conómico actual.

-Estoy convencido de que el turismo residencial es el principal de toda la Comunida Valenciana. No se tiene un mercado inmobiliario, sino muchos micromercados: no es lo mismo un piso en una ciudad que en residenciales cerca de la playa, por ejemplo. Hay productos que escapan de ese «stock» del que tanto se habla, por eso hay que diferenciar. Según nuestros últimos datos, en la provincia de Alicante el 5o por ciento de las viviendas se vendían fuera de la provincia; el otro 25, al turismo extranjero. Y eso que no se les mima mucho en materia legislativa.

-¿A qué se refiere?

-Pues a conceptos de materia legislativa que generan absurdos. Como por ejemplo, la normativa contra ruido. Si un señor quisiera hacerse un gran ventanal en su casa frente a la playa no podría hacérselo según la aprobación del último código técnico. ¿Por qué no va a poder ese propietario renunciar a más supuesta insonorización para tener unas vistas que son lo que le han traído hasta aquí? U otras medidas como la no inclusión de barandillas con barrotes horizontales para que los niños no puedan escalar, o la obligatoriedad de instalar un bidé. ¿Se han parado a pensar en que el matrimonio puede no tener niños o que en muchos países no usan bidé porque ni siquiera saben lo que es?

-¿La aprobación de la propuesta de de conceder el permiso de residencia a los propietarios ayudaría?

-Esa medida llevamos pidiéndola desde hace tiempo. Es cierto que hay muchas cosas que matizar en torno a ella, sobre todo en lo relacionado con la seguridad y prestación de servicios, pero también es verdad que hay muchas familias con capacidad económica que nunca van a comprar su vivienda aquí si no pueden disfrutar de esa casa cuando le interese y durante el tiempo que quieran, sin necesidad de estar pendientes de salir cada dos o tres meses por motivos de visado. En este aspecto, otros países nos llevan ventaja, como Portugal o Chipre, por ejemplo. Competidores que ya se han puesto manos a la obra en esta materia, por lo que si nosotros no lo solucionamos pronto serán mercados que nos saquen ventaja.

-¿Qué otras medidas podrían impulsar el mercado?

-Pues en relación a lo anterior, también es importante que los aviones puedan aterrizar en nuestros aeropuertos. Que no se vayan compañías por determinadas cuestiones [en referencia al conflicto entre Ryanair y Aena en El Altet]. El permiso de residencia es importante, pero también que haya vuelos directos para que el propietario que vive en otro país pueda venir a su casa cuando le apetezca sin necesidad de andar dando tumbos. Ya que tenemos la suerte de tener una zona con unas características envidiables en cuando a clima e infraestructuras, tenemos que esforzarnos para que sean eficientes. Más en un momento de debilidad económica como el actual.

Según el informe difundido esta semana por el Ministerio de Fomento, Alicante fue durante los nueve primeros meses del año la provincia española con mayor número de operaciones de compraventa de vivienda por parte de extranjeros, con un total de 2.501, seguida a mucha distancia por Málaga (1.111), Barcelona (692), Baleares (605) o Gerona (586). Francisco Murcia Puchades, presidente de la Federación Regional de Promotores Inmobiliarios de la Comunidad Valenciana (Feprova) analiza para ABC lo que esto significa para el sector y su situación actual.

-¿Qué valoración hace de este dato?

-Son cifras muy reveladoras porque indican la importancia que tiene el turismo residencial en Alicante y en toda la Comunidad Valenciana. Además, por los datos que tenemos nosotros, en 2011 se facturaron un total 2.000 millones de euros en operaciones de compraventa a extranjeros. De estás, casi el 90% fueron en la provincia de Alicante.

-Un importante peso económico.

-Sí, y hay que tener en cuenta que esa cifra es sin impuestos, porque no contempla el IVA ni los efectos inducidos, a diferencia de otros bienes de exportación que se producen en la Comunidad Valenciana. El inmobiliario es un sector de arrastre de la economía, en el que la mayoría de los componentes se producen aquí. Además, cuando un extranjero compra una casa consume mucho más: muebles, electrodomésticos, va a los restaurantes. Y lo más importante: lo hace de manera permanente. Aunque no se contempla como bien de exportación, el de la vivienda es el tercero de la región. Por delante sólo están el del automóvil, con 3.300 millones de euros, y el de la fruta, con 2.500. Por detrás, otros de importancia como la cerámica, el calzado y el mueble, con 1.800, 950 y 390 millones de euros respectivamente.

-Y todo esto a pesar del contexto conómico actual.

-Estoy convencido de que el turismo residencial es el principal de toda la Comunida Valenciana. No se tiene un mercado inmobiliario, sino muchos micromercados: no es lo mismo un piso en una ciudad que en residenciales cerca de la playa, por ejemplo. Hay productos que escapan de ese «stock» del que tanto se habla, por eso hay que diferenciar. Según nuestros últimos datos, en la provincia de Alicante el 5o por ciento de las viviendas se vendían fuera de la provincia; el otro 25, al turismo extranjero. Y eso que no se les mima mucho en materia legislativa.

-¿A qué se refiere?

-Pues a conceptos de materia legislativa que generan absurdos. Como por ejemplo, la normativa contra ruido. Si un señor quisiera hacerse un gran ventanal en su casa frente a la playa no podría hacérselo según la aprobación del último código técnico. ¿Por qué no va a poder ese propietario renunciar a más supuesta insonorización para tener unas vistas que son lo que le han traído hasta aquí? U otras medidas como la no inclusión de barandillas con barrotes horizontales para que los niños no puedan escalar, o la obligatoriedad de instalar un bidé. ¿Se han parado a pensar en que el matrimonio puede no tener niños o que en muchos países no usan bidé porque ni siquiera saben lo que es?

-¿La aprobación de la propuesta de de conceder el permiso de residencia a los propietarios ayudaría?

-Esa medida llevamos pidiéndola desde hace tiempo. Es cierto que hay muchas cosas que matizar en torno a ella, sobre todo en lo relacionado con la seguridad y prestación de servicios, pero también es verdad que hay muchas familias con capacidad económica que nunca van a comprar su vivienda aquí si no pueden disfrutar de esa casa cuando le interese y durante el tiempo que quieran, sin necesidad de estar pendientes de salir cada dos o tres meses por motivos de visado. En este aspecto, otros países nos llevan ventaja, como Portugal o Chipre, por ejemplo. Competidores que ya se han puesto manos a la obra en esta materia, por lo que si nosotros no lo solucionamos pronto serán mercados que nos saquen ventaja.

-¿Qué otras medidas podrían impulsar el mercado?

-Pues en relación a lo anterior, también es importante que los aviones puedan aterrizar en nuestros aeropuertos. Que no se vayan compañías por determinadas cuestiones [en referencia al conflicto entre Ryanair y Aena en El Altet]. El permiso de residencia es importante, pero también que haya vuelos directos para que el propietario que vive en otro país pueda venir a su casa cuando le apetezca sin necesidad de andar dando tumbos. Ya que tenemos la suerte de tener una zona con unas características envidiables en cuando a clima e infraestructuras, tenemos que esforzarnos para que sean eficientes. Más en un momento de debilidad económica como el actual.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:
Lo último...

Hemeroteca

La portada de...

Un día en tu vida:

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.